¿Por qué es importante lavarse las manos?

Thais Guillén Otero·
14 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
01 Enero, 2019
Es importante no tocar las mucosas con las manos sucias. Además de utilizar jabón, es fundamental emplear al menos 20 segundos en frotar las manos para eliminar cualquier elemento contaminado.

Lavarse las manos es muy importante. A través del tacto incorporamos información y sustancias del medio ambiente. Dicha información puede ser tanto positiva (alimentos), como negativa (patógenos, sustancias tóxicas).

Por eso, debemos tener un especial cuidado con la higiene de nuestras manos. En este artículo te explicamos por qué es importante lavarse las manos y la mejor manera de hacerlo. ¡Toma nota!

¿Para que utilizamos las manos?

Gracias a las manos realizamos distintas actividades cotidianas a través de las cuales podemos captar o transmitir gérmenes, tales como:

  • Comprender el mundo que nos rodea.
  • Reconocer la textura de un objeto.
  • Acariciar a nuestros hijos.
  • Sostener una cartera.
  • Preparar los alimentos.
  • Comer.
  • Jugar, etc.

De esta forma, si descuidamos nuestra higiene podemos estar perjudicando no solo nuestra salud, sino la de la gente que nos rodea, incluso a seres queridos.

Sanitizar frutas y verduras

Higiene personal y la salud

Desde que el hombre nace entra en contacto con el ambiente. Comienza a relacionarse con elementos que le son totalmente ajenos. Por lo tanto, su sistema inmunitario se empieza a fortalecer, lo cual lo prepara para afrontar futuras agresiones.

Sin embargo no siempre es posible salir airoso de estos enfrentamientos. Como consecuencia, aparecen enfermedades causadas por virus y bacterias que logran entrar al organismo.

Por eso durante siglos se buscó la manera de evitar o disminuir la influencia desfavorable del exterior en la salud. Después de numerosos fallos encontraron la respuesta, la cual perdura en nuestros días y es la buena higiene.

Lavarse las manos ayuda a eliminar las impurezas que se adhieren a la piel de estas y logran enfermarnos. Además, existen otros tipos de higiene que debemos tener en cuenta:

  • La higiene de los alimentos: que garantiza el correcto estado de los productos que consumimos.
  • La higiene mental: que atiende el perfecto desarrollo y funcionamiento psicológico de la persona y su comunidad.

No obstante, la higiene que nos interesa en este artículo es aquella que depende de cada uno de nosotros de forma individual: la higiene personal.

Seguramente puedes pensar ¡pero yo soy limpia! ¡Me baño todos los días! Sin embargo, no basta solo con esto para hablar de una correcta higiene personal. Hay que tener en cuenta varios aspectos cuya importancia muchas veces no sabemos reconocer.

Te puede interesar: Cómo hacer un desinfectante de sábila y lavanda para las manos

Elementos de una buena higiene personal

Alimentación

¿Quién lo diría? Pues sí, una alimentación equilibrada y sana es la base de la buena salud. Así, una dieta saludable puede contribuir a potenciar el sistema inmunitario, el cual nos ayuda a protegernos de los gérmenes y los agentes externos.

Además, ten en cuenta que el cuerpo necesita suficientes carbohidratos, vitaminas, minerales, proteínas y fibras para realizar sus funciones vitales, incluso si estás intentando perder peso. También es importante que realices las seis comidas diarias:

  • Desayuno.
  • Merienda a media mañana.
  • Almuerzo.
  • Merienda a media tarde.
  • Comida.
  • Una cena ligera.

No te olvides de masticar bien los alimentos, es una regla esencial, de esa manera triturarás bien lo ingerido y también facilitarás su digestión. También es recomendable beber mucha agua, al menos dos litros al día.

Aire y ventilación

Evita el polvo y el humo, así como el aire contaminado. Estos 3 elementos perjudiciales pueden:

  • Causarte alergias.
  • Dañar el sistema respiratorio.
  • Provocar la acumulación de sustancias tóxicas en tus tejidos.

De hecho, algunos estudios muestran que la contaminación del aire podría ser responsable de unas 800 000 muertes prematuras cada año. Por eso, es importante mantener una higiene correcta en casa:

  • Utiliza la aspiradora para eliminar el polvo, los pelos y las caspas de mascotas, así como los ácaros que se acumulan en los rincones y las alfombras.
  • Evita el exceso de calor en las habitaciones y procura que estén siempre bien ventiladas.
  • Por último, un consejo muy sencillo: respira siempre por la nariz, puesto que el aire por las vías adecuadas es filtrado y calentado antes de llegar a los pulmones.

Aseo

¿Es verdad que si te lavas mucho el pelo se cae?

Los órganos externos del cuerpo cumplen funciones importantísimas, entre ellas la protección. Por lo tanto, se hallan mucho más expuestos que otros a las infecciones.

El correcto aseo personal puede ayudarnos a evitar el daño de la piel, los ojos, la boca, las manos. Aquí te van algunas medidas a tener en cuenta:

  • Limpieza corporal: los baños deben realizarse a diario, también son aconsejables los baños terapéuticos y sedantes.
  • Aseo del cabello: la limpieza del cabello y el cuero cabelludo debe hacerse por lo menos dos veces por semana. Debemos tener cuidado de enjuagarlo adecuadamente y secarlo bien.
  • Cuidado de los ojos: necesitas una buena iluminación para leer, escribir y realizar diversas actividades. Protege tus ojos de reflejos, accidentes e infecciones.
  • Limpieza del conducto auditivo: es aconsejable que la realice un médico para evitar lesiones del tímpano.
  • Lavarse las manos: constantemente tomamos objetos y seguidamente nos frotamos los ojos u otra parte del cuerpo. Su correcto aseo nos evitará la transmisión de infecciones.

Ya repasamos algunos puntos importantes del aseo personal. Ahora nos adentraremos en la importancia de lavarse las manos, ya que es el tema principal de este artículo.

Ver también: 7 recomendaciones para cuidar las manos del envejecimiento

¿Por qué es importante lavarse las manos? ¿Cómo debemos hacerlo?

Lavarse las manos es uno de los hábitos más importantes de higiene personal. Como explicábamos antes, por medio de ellas entramos en contacto no solo con el exterior sino con otras personas. Por lo tanto, son grandes transmisoras de enfermedades e infecciones parasitarias.

Tener las manos sucias o contaminadas y llevarlas a la boca, los ojos o manipular alimentos con ellas, es la vía más fácil para enfermarnos. ¿Y qué decir de las uñas donde se acumulan gran cantidad de microorganismos de las más diversas fuentes?

No lo dudes, la mejor manera de evitar infecciones de este tipo es tener buenos hábitos higiénicos. Lo ideal es lavarse las manos adecuadamente antes y después de:

  • Cocinar o comer.
  • Ir al baño a defecar u orinar.
  • Botar la basura.

En general, debemos asearlas al entrar en contacto con cualquier elemento contaminado. ¿Que cómo lo hacemos? Pues aquí te mostramos los pasos para lavarnos las manos de forma correcta.

Pasos para lavarnos las manos

Alternativas al gel desinfectante
Lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos ayuda a inactivar los virus. Por eso, es una de las mejores opciones preventivas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) siempre ha puesto de relieve la importancia de una buena higiene de las manos. Por eso, cuenta con numerosos documentos acerca de la mejor forma de lavarse las manos. Te animamos a consultar su web. Mientras, aquí te dejamos un resumen:

  • Humedece tus manos con suficiente agua limpia.
  • Frótalas con el jabón de forma tal que obtengas abundante espuma.
  • Frótate las manos enérgicamente durante 20 segundos, tanto el dorso como las palmas. Revisa también debajo de tus uñas y entre tus dedos.
  • Enjuágate con agua limpia.
  • Repite la operación si es necesario.
  • Enjuágate con abundante agua.
  • Por último, sécate bien las manos con una toalla limpia.

Ahora ya sabes por qué debes lavarte las manos y cómo hacerlo, esperamos que sigas los pasos y consejos aquí brindados. Mantén una excelente higiene y tu salud te lo agradecerá.