¿Por qué se produce la tos?

La tos es un mecanismo de defensa del organismo para deshacerse de partículas extrañas que entran al sistema respiratorio. En algunos casos obedece a problemas más complejos, como infecciones y otras patologías.
¿Por qué se produce la tos?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 21 mayo, 2024

¿Te has preguntado por qué se produce la tos? Este síntoma está presente en todos los mamíferos y, por supuesto, en el ser humano. Todos hemos tosido alguna vez. De hecho, es usual que las personas tengan episodios de tos, aunque no sean fumadoras o estén atravesando por un resfriado.

La tos es un acto reflejo que, a veces, obedece a una enfermedad, pero la mayoría de las veces no. En principio, puede que se trata de un mecanismo para expulsar las sustancias irritantes de las vías respiratorias. Solo en algunas ocasiones obedece a una patología.

¿Qué es la tos?

Lo primero que se debe aclarar es que la tos es un mecanismo de defensa del organismo, frente a agentes externos que pueden ser nocivos. Tosemos para despejar las vías respiratorias , expulsando hacia el exterior las partículas o cuerpos extraños.

El acto de toser se define como una  maniobra brusca y explosiva. Dicha maniobra se realiza en tres etapas. En la primera, se abre la glotis mediante la inspiración; en la segunda, hay una contracción de los músculos respiratorios; y en la tercera, se expulsa el aire retenido en los pulmones, con una apertura brusca de la glotis.

Los receptores de la tos se encuentran localizados principalmente en la vía aérea baja. Esta comprende laringe, tráquea y bronquios. También están ubicados en la nariz, los senos paranasales, el conducto auditivo, la pleura, el diafragma, e incluso en el pericardio y el estómago.

La tos es un mecanismo de defensa del cuerpo. La mayor parte de las veces no es indicio de una enfermedad o infección.

Tipos de tos

Existen varios tipos de tos y solo algunos de ellos deben ser motivo de consulta médica. En principio, esta se clasifica en productiva o improductiva. Se denomina productiva cuando se expulsan flemas  o mucosidades; el aspecto de las mismas es un dato clínico importante.

En la improductiva no hay esa mucosidad y es lo que se conoce como tos seca. Esta produce picor, irritación y, muchas veces, dolor de garganta. Hay una tercera modalidad que se conoce como «seca falsa». En esta, hay mucosidad, pero no logra expulsarse del todo.

Con base en la duración, la tos se clasifica en aguda o crónica. Se considera que es aguda cuando su duración no excede las tres semanas. Se denomina crónica cuando se extiende más allá de las 3 o 4 semanas. Esta última generalmente se acompaña de una irritación en la tráquea o la laringe.

Por último, están la tos ferina y la psicógena. La primera es violenta, muy contagiosa y bastante peligrosa en bebés menores de 6 meses. La segunda es una modalidad de tos psicosomática, que suele aparecer cuando una persona está muy nerviosa.



¿Por qué se produce la tos?

La tos es un síntoma común que puede obedecer a muchas causas. La mayoría de las veces no supone un problema grave y desaparece por sí sola. Sin embargo, si es severa o se acompaña con otros síntomas, lo mejor es acudir al médico para recibir un diagnóstico. A continuación, detallamos las principales razones por las cuales se produce la tos.

Por estímulos ambientales

Un ambiente con mucho humo o polvo por lo habitual provoca episodios puntuales. Los ácaros también los generan. Si es persistente, es posible que se trate de una alergia, bien sea permanente o estacional. Los cambios de temperatura súbitos también provocan tos.

Por procesos inflamatorios

Cuando las vías respiratorias se inflaman, dificultan el paso del aire y pueden llevar a toser y a experimentar dolor. Esto ocurre cuando hay enfermedades comunes como el resfriado o la gripe. La tos aguda se produce, la mayoría de las veces, por las infecciones del tracto respiratorio superior.

En el caso de la tos crónica, de acuerdo con una investigación en Ventilatory disorders, las causas podrían encontrarse en enfermedades como la bronquitis, asma, la enfermedad por reflujo gastroesofágico, el síndrome de tos de las vías respiratorias superiores, entre otros.

¿Por qué se produce la tos?

La bronquitis, el asma y otras enfermedades respiratorias son una causa principal de tos.

Otras enfermedades

Afecciones de la nariz, la garganta, oído y conducto auditivo pueden provocar tos. El reflujo gastroesofágico también. Una tos que empeora de forma considerable al acostarse puede ser señal de insuficiencia cardíaca congestiva.

Medicamentos

Algunas medicinas, como los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA), utilizados con frecuencia para el tratamiento de la hipertensión, tienen la tos como uno de sus efectos secundarios.



Tabaquismo

Es habitual que quienes consumen tabaco, u otras drogas similares, presenten tos crónica. Sin embargo, aunque sea habitual no quiere decir que sea normal. Si el problema es recurrente, lo mejor es mantener un seguimiento médico periódico.

Factores psicógenos

Finalmente, cabe mencionar que la tos se puede producir por factores psicógenos como la ansiedad y el nerviosismo. En todo caso, como ya lo mencionamos, cualquier señal de una complicación debe ser atendida por el médico. ¡Tenlo en cuenta!

Las tos: una reacción de múltiples causas

Como ya explicamos, la tos es un mecanismo del cuerpo para despejar las vías respiratorias y sus causas pueden originarse en diferentes condiciones, desde agentes externos a patologías que requieren de la atención de un médico. Si tienes una tos con mucosidad o persistente, te recomendamos hacer una cita para una consulta con el especialista.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.