4 problemas comunes en los anturios y cómo cuidarlos

Los anturios, también conocidos como "flores del amor", son una popular planta ornamental. Aprende cómo cuidarla y sacarle el máximo provecho a su belleza.
4 problemas comunes en los anturios y cómo cuidarlos

Última actualización: 08 abril, 2022

Los anturios y sus diversas tonalidades expresan amabilidad, alegría, fortaleza y felicidad. Es una de las flores preferidas para regalar debido a su durabilidad en óptimas condiciones, que puede extenderse hasta por 6 semanas. Descubre en este artículo 4 problemas comunes en los anturios y cómo cuidarlos.

Este género de planta nativa sudamericana alberga a más de 600 especies, cuyos colores de flor van desde el rojo, el blanco, el púrpura, el rosa intenso y el verde manzana hasta el naranja, el negro y el amarillo. 

El nombre en griego significa flor de cola (anthos significa ‘flor’ y oura significa ‘cola’). También es llamada popularmente flor del amor, gracias a la forma de sus hojas acorazonadas. Una de sus mayores particularidades es que su floración es constante.

Problemas comunes en los anturios

Veamos, entonces, cuáles pueden ser los 4 problemas más comunes en los anturios. Si los sabemos reconocer a tiempo, cuidaremos mejor de la planta.

1. Las flores o espatas se caen o marchitan

Cuando un anturio es cuidado adecuadamente puede florecer durante todo el año y cada floración dura aproximadamente 3 meses. Si las flores empiezan a marchitarse, lo mejor es cortarlas por completo. Esto hace que la planta proporcione esa energía a una flor saludable y no la malgaste en una que ya se está muriendo. 

Dado que los anturios no volverán a florecer en el mismo tallo, puedes eliminar las flores que ya están marchitas desde la base de la planta con unas tijeras limpias y esterilizadas para evitar la propagación de enfermedades.

Hojas de anturio.
Las hojas con forma de corazón son tan llamativas como las flores de los anturios.

2. Hojas secas y marchitas

Los anturios son muy populares en el mundo de la decoración gracias a su durabilidad. Sin embargo, si empiezas a notar que las hojas y las espatas se secan y marchitan con rapidez, puede ser que no estés regando lo suficiente la planta. Es recomendable regarlas 2 veces a la semana en verano y 1 en invierno. 

Otros causantes pueden ser las excesivas corrientes de aire que, acompañadas de un mal riego, hacen que las hojas se sequen y pierdan humedad. Un buen consejo es evitar colocar las macetas con anturios cerca de ventanas abiertas u otras fuentes de ventilación.

3. Falta de espatas y hojas pequeñas

Cuando los anturios se estancan y dejan de florecer, produciendo solo hojas pequeñas, puede ser una señal de falta de abono. Consigue un abono orgánico de tu agrado y añádelo de a poco a la maceta hasta ver mejoría.

También se puede agregar abono líquido para plantas de interior al agua de riego. Haz esto cada 14 días para fomentar su crecimiento. 



4. Manchas en las hojas 

Si bien es cierto que los anturios necesitan de una constante humedad para sobrevivir y potenciar su vitalidad, cuando hay un riego excesivo se puede afectar la salud de la planta, hasta el punto de hacerla morir. El primer síntoma de esta problemática es que las hojas se tornan de un color amarillento.

Lo más aconsejable en este caso es llevar la maceta a un lugar más cálido y no excederse con los riegos semanales. 

Por su parte, si en las hojas del anturio empiezan a aparecer manchas de color marrón o blancuzco, puede ser una señal de que la planta está siendo atacada por un hongo o insectos como los pulgones. En estos casos hay que actuar con rapidez y procurar fumigar las hojas con un fungicida ecológico.



¿Cómo cuidar un anturio?

Todas las plantas tienen cuidados especiales para lograr sacar el mayor provecho de ellas; ya sea la luz, los niveles de humedad o los métodos de fertilización. Los anturios no son una excepción a la regla.

Aunque es una planta fácil de cuidar y mantener, como todos los seres vivos tiene sus particularidades para ayudar a favorecer su crecimiento y salud en general. Estas son algunas recomendaciones para evitar los problemas más comunes de los anturios.

La humedad es clave

Hay algunas plantas que, debido a su origen árido, solo necesitan ser regadas una vez por semana con el fin de mantener su salud y crecimiento. No obstante, ese no es el caso de los anturios, ya que al ser de climas tropicales, necesitan de un constante suministro de agua para mantener sus hojas firmes y de una tonalidad vibrante.

Regar 2 veces por semana, pulverizar agua un par de veces al día y propiciar un ambiente húmedo son claves para mantener intacta la exótica belleza de los anturios. No te preocupes. El agua no estropeará la espata.

Al contrario, es necesaria para que pueda crecer con firmeza y no se caiga al pasar los días. Solo asegúrate de que la maceta tenga un buen sistema de filtrado y no te excedas.

Necesitan luz solar

Los anturios son plantas con una gran sensibilidad al frío, por lo que requieren de constante luz solar indirecta para una correcta y saludable floración. Es recomendable situar la maceta en un lugar luminoso o sembrarlos directamente al aire libre en un jardín.

Si dejamos nuestros anturios en una parte del hogar donde siempre hay sombra, las espatas y las hojas empezarán a opacarse y a perder su vitalidad, haciendo que se caigan. Si te gusta mantenerlas dentro de la casa, una buena idea es sacarlas un rato en las tardes para que se carguen de energía y luego entrarlas.

Hay que trasplantarlos

Con el fin de que los anturios continúen su normal crecimiento y floración, es necesario trasplantarlos cuando notamos que las raíces se salen por el orificio de filtración o cuando percibimos que después de un tiempo se empieza a estancar. Busca una maceta de 3 a 5 centímetros más ancha y trasplanta con cuidado.

Es recomendable realizar este procedimiento en verano. Intenta utilizar una tierra lo más parecida posible a la de la maceta original.

El anturio requiere un medio muy ligero y suelto con un pH de alrededor de 6,5. Una vez trasplantado, el nivel de la tierra debe ser igual al de la original. Riega la planta para asentar el sustrato y si es necesario agrega un poco más.

Planta enferma que necesita trasplante.
Muchas veces, la falta de trasplante acelera los procesos de muerte de las plantas.

Cuida tus anturios y evita sus problemas más comunes

Los anturios son una de las plantas que más belleza les proporcionan a los hogares y oficinas de todo el mundo. Solo intenta suplir sus necesidades y deja que su colorida belleza te impregnen de alegría y vitalidad.

Ten en cuenta estos cuatro problemas que los atacan y anímate a seguir estas recomendaciones para hacer de tus espacios lugares acogedores y agradables.

Te podría interesar...

Aspectos a tener en cuenta para trasplantar las plantas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Aspectos a tener en cuenta para trasplantar las plantas

Cuando nos estemos planteando trasplantar las plantas que acabamos de comprar, es preciso que tengamos en cuenta estas pautas.