Problemas oculares diabéticos: lo que debes saber

Los problemas oculares diabéticos no suelen mostrar síntomas hasta que el daño es bastante avanzado. Comprometen la visión al punto de la ceguera. Te lo explicamos.
Problemas oculares diabéticos: lo que debes saber
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 27 noviembre, 2020.

Última actualización: 27 noviembre, 2020

La elevación de la glucemia constituye una condición que afecta a diversos sistemas y órganos. Y lo hace de manera silente. Uno de los aspectos más importantes relacionados con esta patología son los problemas oculares diabéticos.

A menudo se habla de la repercusión cardiovascular que tiene la diabetes, pero no se hace suficiente hincapié en el impacto que tiene sobre la visión. Los problemas oculares diabéticos pueden llegar a causar ceguera total. Además, en su gran mayoría están asociados a un mal control del cuadro clínico.

¿Por qué ocurren los problemas oculares diabéticos?

La diabetes es una enfermedad crónica relacionada con la glucosa (el azúcar). Lo que ocurre es que el páncreas no puede sintetizar suficiente insulina o los tejidos no son capaces de utilizarla correctamente.

La insulina es la llave que permite que la glucosa entre en las células. Cuando falla, la sustancia aumenta de forma notable su concentración en la sangre. Esto hace que los tejidos se dañen. Según explican los expertos de la Clínica Mayo, los problemas oculares diabéticos se producen porque los niveles altos de glucosa, mantenidos en el tiempo, lesionan los vasos sanguíneos de la retina. 

La diabetes se considera una enfermedad silenciosa que, si se descuida, puede provocar graves complicaciones. De hecho, tal como señala el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, los síntomas suelen asociarse a un cambio en la medicación o en la atención de la patología.

Sin embargo, el daño que se produce a largo plazo comienza incluso durante la prediabetes. Es un periodo en el que los niveles de glucosa son más altos de lo normal. Sin embargo, no llegan a ser tan elevados como para establecer el diagnóstico definitivo de diabetes.

Mujer mide su glucemia con diabetes.
Las complicaciones de la diabetes pueden derivarse de un mal control farmacológico o de una falta de atención por largos períodos de tiempo.

Principales problemas oculares diabéticos

Los problemas oculares diabéticos engloban a todos aquellos que aparecen a consecuencia de esta enfermedad. Los más frecuentes son la retinopatía diabética, el edema macular, el glaucoma y las cataratas. Te explicamos en qué consiste cada uno de ellos.

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es una afección que se debe al daño de los vasos sanguíneos que llevan sangre oxigenada a la retina. La retina es la parte del ojo sensible a la luz que se encuentra en el fondo del globo ocular.

La retinopatía es uno de los problemas oculares diabéticos más frecuentes. Suele cursar por etapas. Según explica la American Academy of Ophthalmology, la primera parte es la retinopatía no proliferativa.

Lo que sucede es que los vasos sanguíneos comienzan a debilitarse o filtrarse hacia la retina. En este momento se produce edema macular y es frecuente que haya visión borrosa. En algunos casos puede llegar a la isquemia de los vasos sanguíneos.

A medida que avanza la retinopatía se llega a la etapa de proliferación. Consiste en la formación de nuevos vasos (este proceso también se denomina neovascularización o angiogénesis). Estos vasos son débiles y pueden lesionarse y sangrar.

El sangrado altera la visión. Además, puede formarse un tejido cicatricial que hace cada vez más opaco el interior del ojo. Por ello, la luz no puede alcanzar de forma correcta la retina.

Edema macular diabético

El edema macular es otro de los problemas oculares diabéticos comunes. De hecho, como hemos visto en el apartado anterior, suele aparecer en la retinopatía. Ocurre cuando se acumula líquido en torno a la mácula y se produce inflamación.

La mácula es la parte central de la retina. Es la que permite que la visión sea detallada y también que exista la visión central. Por eso el edema macular diabético puede provocar que, con el tiempo, se pierda parte de la visión o se llegue incluso a la ceguera.

Glaucoma

Otro de los problemas oculares diabéticos es el glaucoma. Es una situación que se produce por un aumento de la presión dentro del ojo. Lo que ocurre es que el sistema de drenaje se altera y el líquido se acumula.

Esto hace que el nervio óptico se dañe poco a poco. Según explica la Federación Mexicana de Diabetes, el glaucoma se considera la segunda causa de ceguera en general y la primera de ceguera irreversible.

La diabetes duplica las posibilidades de sufrir esta patología en comparación con una persona sana. Los síntomas suelen aparecer de forma progresiva y la visión se pierde paulatinamente.

Cataratas

Las cataratas son una patología que, en personas sanas, también es frecuente y se asocia al envejecimiento. Es un proceso de desgaste en el que el cristalino se vuelve cada vez más opaco.

Esto provoca que la visión sea menos nítida. Se considera otro de los problemas oculares diabéticos porque la diabetes hace que esto se acelere. Es decir, las personas con diabetes desarrollan cataratas a una edad más temprana que el resto.

¿Cuándo hay que consultar al especialista?

Los problemas oculares diabéticos no suelen mostrar síntomas hasta que el daño es bastante avanzado. Por eso se considera esencial es que cualquier persona con diabetes se realice exámenes exhaustivos de forma rutinaria.

Según explica el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), casi la totalidad de los problemas oculares diabéticos pueden prevenirse. Para hacerlo es esencial detectar de forma precoz la alteración y comenzar a llevar un control estricto de los niveles de glucosa en la sangre.

Se recomienda que todas las personas diagnosticadas de diabetes se realicen pruebas, como el fondo de ojo, al menos una vez al año. También es primordial hacer los controles de manera más frecuente si esa persona presenta hipertensión o niveles altos de colesterol.

El mayor riesgo de padecer problemas oculares diabéticos es tener la glucosa alta en sangre de forma mantenida. Por eso es esencial que los diabéticos lleven un control estricto de las glucemias a lo largo del día. Así se ajusta el tratamiento para evitar estos picos.

Lo que debemos recordar es que, una vez se ha diagnosticado diabetes o prediabetes, las consultas y controles médicos son básicos. No hay que esperar a tener síntomas o complicaciones para acudir.

Fondo de ojo.
El fondo de ojo es una prueba de consultorio para ver la retina y evaluar el estado de las arterias.

Tratamiento de los problemas oculares diabéticos

En el caso de la retinopatía diabética se pueden utilizar fármacos en las fases tempranas. Los más empleados son los anti-VEGF y los corticoesteroides. Los primeros se inyectan en el ojo y reducen la proliferación de los vasos sanguíneos en torno a la retina. Además, también disminuyen el edema macular.

Los corticoesteroides se encargan de controlar la inflamación del edema. No obstante, hay casos que no responden y requieren cirugía. Según explica el Hospital Clinic de Barcelona, hay tres indicaciones principales:

  • Hemorragia vítrea muy densa o recurrente.
  • Edema macular que no responde a tratamientos.
  • Desprendimiento de retina.

La diabetes es una enfermedad silente

Los problemas oculares diabéticos son el resultado de un mal control de la glucemia, sobre todo en personas que llevan muchos años diagnosticados de diabetes. Lo más importante que debemos destacar de estas patologías es que la mayoría de ellas son evitables.

Por eso, es esencial acudir a los controles médicos que se realizan de forma semestral o anual. Además, intentar seguir todas las recomendaciones sobre la dieta y el estilo de vida son aspectos básicos para reducir la incidencia.

It might interest you...
¿Cómo impacta la diabetes en la salud mental?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Cómo impacta la diabetes en la salud mental?

La diabetes es una patología que afecta a muchos aspectos de la vida y requiere muchos cuidados. Te explicamos cómo afecta la diabetes en la salud ...