Loading...
 

Los 8 procesos psicológicos básicos y sus características

¿Quieres conocer más sobre tus emociones? Te presentamos los 8 procesos psicológicos básicos y sus principales características.

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz el 06 octubre, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 06 octubre, 2021

Última actualización: 06 octubre, 2021

Un proceso psicológico es un patrón o mecanismo que se desarrolla de manera regular y que genera cambios en la manera en la que te comportas, piensas o expresas tus emociones. Muchos expertos creen que las emociones surgen de algunos patrones elementales, los que se expresan en 8 procesos psicológicos básicos. Hoy te explicamos cuáles son y sus características.

Por supuesto, no existe solo un modelo único de estos patrones. Su interpretación o trascendencia tampoco es la misma en cada uno de ellos.

Sin embargo, en lo que sí están de acuerdo los investigadores es que son una pieza elemental en la forma en que interpretas y te relacionas con la realidad. Veamos cuáles son los procesos psicológicos básicos y por qué deberías conocerlos.

8 procesos psicológicos básicos que debes conocer

Los procesos psicológicos básicos son algo que ha llamado la atención de los investigadores durante décadas. Aún en la actualidad se discute su valor, así como la manera en que determinan los comportamientos de las personas. Aunque se pueden establecer muchos más, aquellos que se consideran elementales son los siguientes.



1. Percepción

La percepción es la puerta de entrada hacia las cosas que te rodean. Es la manera en que tu cerebro interpreta las sensaciones que recoges a través de los sentidos. Es, por tanto, un proceso sensorial que permite hacerte un modelo, un patrón, una idea o una imagen de lo que tienes frente a ti.

Por supuesto, la percepción está determinada por muchos procesos internos. Seleccionar, organizar e interpretar la información objetiva que llega a tu cerebro forma parte de ello. Cuando existe algún desajuste en estos procesos, se dice que la persona padece de un trastorno de la percepción.

También conocidos como alteraciones de la percepción, se clasifican de acuerdo con el sentido primario al que afectan. Por ejemplo, agnosia, alucinaciones, sinestesia, alestesia, prosopagnosia y síndrome de Gerstmann.

Las alucinaciones son alteraciones de la percepción que forman parte de cuadros psiquiátricos, como la esquizofrenia.

2. Aprendizaje

El aprendizaje es uno de los procesos psicológicos básicos más conocidos. Se define como la manera en la que adquieres conocimientos, habilidades o conductas; o bien, la forma en que modificas los ya existentes. Decenas de psicólogos, pedagogos y pensadores han creado su propio modelo para explicar este proceso.

Skinner, Piaget, Vygotsky y Bruner son solo algunos de los nombres que destacan entre los principales. En todo caso, es un proceso capital que te permite sumar información y experiencia para usar en el futuro.

Hoy no es posible hablar solo de un tipo de aprendizaje, sino de decenas. Por ejemplo, aprendizaje significativo, creativo, metacognitivo, empírico y dialógico, por solo mencionar algunos.

Al igual que en el caso anterior, encontramos varios trastornos en los que este proceso se ve afectado. El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDHA) o el trastorno del espectro autista (TEA) se cuentan entre ellos.

3. Lenguaje

El lenguaje es la capacidad que tienes para comunicarte con quienes te rodean. En definitiva, el ser humano ha logrado consolidarse como un ser social gracias a él. A través del lenguaje puedes comunicar tus pensamientos, sentimientos e ideas.

Es natural, por tanto, que forme parte de los procesos psicológicos básicos. Con su ayuda puedes entablar y mantener relaciones sociales, hasta el punto que es un pilar que ha contribuido en la creación de civilizaciones organizadas.

Tal y como sucede con otros procesos que hemos explicado, no escapa de los trastornos que modifican la manera en que se desarrolla. Los mejores ejemplos son la dislexia, la disfemia, la afasia o la disartria. Las causas pueden ser cognitivas, emocionales o físicas.

4. Pensamiento

Aunque es un concepto que todos usan, en realidad, el pensamiento es uno de los mayores misterios debido a su complejidad. En términos muy simples describe el proceso mediante el que creas ideas y asociaciones que te permiten obtener una conclusión.

Existen decenas de teorías que tratan de explicar sus procesos; cada una desde diferentes disciplinas. Por ejemplo, encontramos teorías lingüísticas (como la de Chomsky), neuronales (Feldman y Lakoff) e incluso desde las matemáticas (Caianiello).

Los errores en el proceso del pensamiento se conocen con la etiqueta general de trastornos del pensamiento. No son una condición única, ya que agrupan decenas y decenas de síntomas o enfermedades complejas. Por ejemplo, un trastorno del pensamiento puede ser un vacío mental, pasando por el delirio hasta llegar a la bradipsiquia.



5. Atención

La atención es uno de los procesos psicológicos básicos que todos damos por sentado. Consiste, en términos muy simples, en la capacidad de tener una concentración selectiva hacia algo en el momento en que se ignoran otras ideas o acciones circundantes.

Se trata de un proceso clave en la gestión de la información, ya que continuamente estamos expuestos a datos, sonidos e imágenes. En la medida en que podamos discernir en cuál de todos estos elementos nos podemos concentrar, dedicaremos tiempo a asimilar y procesar la información.

Inconvenientes en este proceso dan lugar a trastornos de atención. Estos se dividen, al menos de forma general, en distractibilidad, hipoprosexia, aprosexia, hiperprosexia y perseveración. Pueden afectar tanto a niños como adultos y se tratan desde diferentes campos.

6. Memoria

La memoria es un proceso psicológico que te permite mucho más que almacenar la información. En realidad, también incluye la habilidad de codificar, gestionar y recuperarla. Almacenar es solo una de sus funciones; una que se ve disminuida ante la ausencia de las habilidades expuestas.

El proceso que rige la memoria aún no es del todo conocido. La teoría más aceptada dictamina que gira en torno a conexiones repetitivas de neuronas. El proceso da como resultado lo que se conoce como redes neuronales, las que son una parte imprescindible en los recuerdos y su recuperación.

Los errores funcionales de la memoria se traducen en trastornos. Algunos de los más conocidos son la agnosia, la amnesia, la enfermedad de Alzheimer y la demencia. El proceso de memorizar se deteriora de forma natural con el paso del tiempo.

Los trastornos de la memoria conforman enfermedades puntuales y complejas, como el alzhéimer.

7. Motivación

Quizá es uno de los procesos psicológicos más infravalorados. La motivación se describe como la disposición para hacer cosas. Dicho de esta manera parece muy simple, aunque en realidad se prefiere el concepto de estados de motivación. La razón de ello es que es un proceso tan complejo que no se puede percibir solo como estar motivado o desmotivado.

La motivación se relaciona con el deseo, la voluntad, la disposición y la fuerza para hacer algo. También con la recompensa o el contexto.

La apatía y la abulia se cuentan entre los trastornos de la motivación más frecuentes. También abarca otro tipo de trastornos, aunque estos se relacionan más con el proceso emocional que con el motivacional.

8. Emoción

Finalmente, hemos llegado al octavo de los procesos psicológicos básicos: la emoción. Al igual que los anteriores, no es fácil describir todas las particularidades que lo caracterizan. En pocas palabras, las emociones son las reacciones que te permiten adaptarte a las situaciones, los eventos, las experiencias, los recuerdos o las personas con las que te enfrentas.

Las emociones tienen dos componentes básicos: uno psicológico y uno fisiológico. En efecto, al experimentar tus emociones se desencadenan una serie de reacciones psicológicas que modifican la conducta, pero también se producen reacciones fisiológicas. Tu voz y tus rasgos faciales, por ejemplo, varían de acuerdo con las emociones que desarrollas.

Los trastornos de ansiedad, la depresión, la bipolaridad, las fobias y los trastornos obsesivos compulsivos (TOCs) se consideran alteraciones de la forma en la que expresas o controlas tus emociones.

Los procesos psicológicos básicos se conectan

Los procesos psicológicos básicos agrupan una serie de funcionalidades muy complejas. Aunque los hemos dividido en elementos individuales, en realidad todos operan en conjunto. En definitiva, no es posible hablar de procesos emocionales sin incluir la memoria, el lenguaje o la percepción. Hay una interconexión ineludible.

Te podría interesar...
Leerlo en Mejor con Salud
Importancia de las emociones en un ambiente laboral

Las emociones en un ambiente laboral influyen en la calidad de vida. Es importante manejar la inteligencia emocional en el trabajo.



  • Lindquist, K. A. Emotions emerge from more basic psychological ingredients: A modern psychological constructionist model. Emotion Review. 2013; 5(4): 356-368.