¿Por qué puede ocurrir el dolor de muñeca?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina al
06 Enero, 2021
El dolor de muñeca es un síntoma que se encuentra asociado a las personas mayores, sin embargo, puede aparecer en cualquier individuo y existen numerosas patologías capaces de originarlo.

La articulación de la muñeca es aquella que conecta el antebrazo con la mano y hace posible la realización de actividades como escribir. El dolor aquí es un síntoma frecuente que puede impedir la realización de las tareas cotidianas, pero ¿por qué ocurre el dolor de muñeca?

Primero que nada, es importante saber que la muñeca no es solo una gran articulación, sino que está compuesta por múltiples huesos pequeños que se conectan entre sí. La misma también cuenta con ligamentos y es atravesada por tendones, nervios y vasos sanguíneos.

Estudios demuestran que el dolor de muñeca puede afectar a todos los grupos etarios. Además, el síntoma tendrá un origen óseo, articular, neurológico o vascular dependiendo del componente afectado.

Posibles causas del dolor de muñeca

Cualquiera de las estructuras que conforman o atraviesan la articulación pueden verse afectadas por una patología y causar dolor. De esta manera, existe una gran cantidad de orígenes etiológicos para este síntoma.

Lesiones en la muñeca

La articulación de la muñeca tiene un rango de movimientos muy limitados, los que alcanzan unos pocos grados. Sin embargo, la misma es propensa a sufrir estirones bruscos, lo que puede lesionar sus componentes y causar dolor.

Las lesiones en la muñeca también pueden ser producto de un traumatismo directo en la zona. Entre las más frecuentes se pueden encontrar las siguientes:

  • Fractura.
  • Esguince.
  • Tendinitis.
  • Bursitis.
  • Luxación.
Mujer con dolor de muñeca.
Fracturas, esguinces y distensiones por traumatismos son causas de dolor en las muñecas.

Lee también: 6 remedios para aliviar el dolor en las muñecas

Síndrome del túnel carpiano

Una de las causas más frecuentes del dolor de muñeca es el síndrome del túnel carpiano, el que es una afección neurológica causada por la compresión del nervio mediano.

Este nervio atraviesa la muñeca en un espacio angosto denominado túnel carpiano y es el encargado de brindar inervación sensitiva a los dedos pulgar, índice, medio y al lado externo del dedo anular. La compresión de esta estructura suele referirse como una sensación de hormigueo o entumecimiento en los dedos y la palma de la mano.

Artritis y artrosis

Las enfermedades reumáticas son capaces de afectar cualquier articulación del cuerpo, incluida la muñeca. La artritis y la artrosis son unas de las patologías articulares más frecuentes y afectan a las personas mayores, aunque la artritis también puede afectar a los niños.

La artrosis es la degeneración de los componentes articulares, mientras que la artritis es la inflamación de los mismos. Ambos procesos son capaces de causar dolor de muñeca cuando se ve afectada la articulación, junto a una limitación en el movimiento de la misma.

Gota

La gota es un tipo de artritis particular causada por la acumulación de cristales de ácido úrico en las articulaciones. La misma aparece cuando existen niveles altos del compuesto en la sangre, el que origina la inflamación.

La artritis gotosa genera un gran dolor en la zona afectada y es capaz de aparecer en cualquier articulación del cuerpo. La enfermedad puede elevar la temperatura y enrojecer toda el área, por lo que incomoda en gran medida a quien la padece.

Otras causas probables de dolor de muñeca

Las patologías mencionadas son las causas más frecuentes del dolor en la muñeca, sin embargo, no son las únicas. Existe una gran cantidad de condiciones diferentes que pueden desencadenar el dolor, desde procesos locales hasta enfermedades sistémicas. En este sentido, otros orígenes etiológicos también pueden ser los siguientes:

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Todas las personas son propensas a padecer dolor de muñeca, ya que las causas son muy variadas y no se limitan a un grupo de la población en específico. Sin embargo, este problema de salud es más frecuente en las personas mayores, sedentarias y con sobrepeso.

Quienes realicen actividades que involucren movimientos repetitivos de la articulación de la muñeca también pueden presentar el síntoma. Este tipo de dolor se ha asociado con múltiples actividades, como escribir, tejer, cortar cabello o pintar.

Los deportistas de alto rendimiento son más propensos a sufrir lesiones y problemas de salud. Algunos deportes ponen mucha tensión en la articulación de la muñeca, lo que puede desencadenar el dolor. Las lesiones en la articulación en cuestión son frecuentes en deportes como el golf, el fútbol americano, los bolos y la gimnasia.

Quizás te pueda interesar: Consejos para reducir el sedentarismo

Síntomas que acompañan al dolor de muñeca

El dolor de la articulación es muy variable y sus características serán diferentes, dependiendo de la causa. El mismo puede describirse de múltiples maneras, desde una puntada hasta un hormigueo.

Es importante tener en cuenta todos los síntomas que pueden presentarse junto al dolor, debido a que el mismo no es específico de una patología en particular. En este sentido, algunos de los signos que acompañan a este problema de salud son los siguientes:

  • Inflamación en los dedos.
  • Enrojecimiento y aumento de la temperatura del área.
  • Dificultad para agarrar objetos con debilidad en la mano afectada.
  • Ruidos al mover la muñeca o los dedos.

¿Cuándo asistir al médico?

En la mayoría de los casos, el dolor de muñeca no es producto de una patología grave y suele desaparecer por sí solo al cabo de unos días. Sin embargo, el mismo debe ser considerado como una emergencia médica en ciertas ocasiones y debe buscarse atención especializada.

Primero que nada, es importante acudir al médico en caso de una deformación evidente en la muñeca o los dedos de la mano. Esto puede ser indicativo de una fractura ósea y deberá inmovilizarse el miembro afectado.

Por otro lado, también se debe buscar atención especializada si la temperatura corporal asciende de forma abrupta o si el enrojecimiento y la tumefacción no mejoran. Estos síntomas son característicos de una condición llamada artritis séptica, la que puede poner en peligro la vida de paciente.

Diagnóstico diferencial

Todas las enfermedades que pueden causar dolor de muñeca cursan con una sintomatología similar, por lo que los médicos deben estudiar muy bien los síntomas presentados para establecer un diagnóstico preciso. Unas de las características más importantes del dolor son la duración, la forma de presentación, el carácter y la intensidad del mismo.

Los médicos también pueden valerse de técnicas empleadas en el examen físico para comprobar el diagnóstico sospechado. Uno de los ejemplos de los hallazgos que se pueden obtener es el signo de Tinel, el que confirma la existencia del síndrome del túnel carpiano.

Tratamiento del dolor de muñeca

La terapéutica a seguir en el caso de esta afección es muy variada, ya que dependerá de la causa del problema. La inmovilización de la articulación suele suficiente en el caso de lesiones. Además, se debe evitar utilizar la mano afectada para controlar la aparición del dolor.

Por otro lado, la ingesta de analgésicos reduce la repercusión del síntoma en la vida de las personas, siempre bajo prescripción profesional. En los casos en los que exista un proceso inflamatorio puede indicarse el consumo oral o la inyección de corticoides.

El dolor de muñeca puede ameritar la realización de una cirugía en los casos más severos, como la artritis séptica o una fractura. Incluso, se indica la realización de terapia física una vez la lesión sana en su totalidad con la finalidad de recuperar el movimiento articular.

Rehabilitación para lesiones de muñeca.
La rehabilitación física es importante para los dolores de muñeca, una vez se ha completado el tratamiento médico pertinente.

Prevención

La mejor manera de prevenir la aparición del dolor de muñeca es evitar someter la articulación a presiones altas durante mucho tiempo. A la hora de practicar deportes es importante tener sumo cuidado con las manos y evitar recibir algún golpe en ellas.

También se recomienda ejercitar la articulación de forma constante para fortalecer los componentes de la misma. En caso de presentar dolor, algunas compresas de agua fría o caliente ayudan a disminuir la intensidad del síntoma y a reducir la inflamación.

El uso intercalado de terapias de calor y frío a lo largo del día resulta beneficioso para muchas personas, no obstante, es importante consultar al médico para evitar empeorar la patología de base.

El dolor de muñeca es un síntoma con múltiples causas

La cantidad de enfermedades que pueden producir dolor en la articulación de la muñeca es muy elevada, sin embargo, tratamos de abarcar las más comunes. Todos los síntomas presentados por los pacientes son similares, por lo que es importante estudiar las características de los mismos para establecer un diagnóstico diferencial.

Por fortuna, existe una gran cantidad de tratamientos disponibles para reducir la repercusión y evitar que interfiera con la vida. De todas maneras, lo ideal es prevenir la aparición disminuyendo los factores de riesgo y fortaleciendo los componentes articulares.

  • Sadowski M, Della Santa D. Les syndromes douloureux du poignet [Wrist pain]. Rev Med Suisse. 2006 Dec 20;2(92):2919-23.
  • DaSilva MF, Goodman AD, Gil JA, Akelman E. Evaluation of Ulnar-sided Wrist Pain. J Am Acad Orthop Surg. 2017 Aug;25(8):e150-e156.
  • Pineda Rengel, Carol Mishelle. "Síndrome de quervain en adultos, diagnostico, tratamiento y control." (2019).
  • Benjamin HJ, Engel SC, Chudzik D. Wrist Pain in Gymnasts: A Review of Common Overuse Wrist Pathology in the Gymnastics Athlete. Curr Sports Med Rep. 2017 Sep/Oct;16(5):322-329.
  • Henderson CJ, Kobayashi KM. Ulnar-Sided Wrist Pain in the Athlete. Orthop Clin North Am. 2016 Oct;47(4):789-98.
  • Matthews GS, Kiani B, Wuertzer SD, Powell JA, Roller BL, Lenchik L, Torabi M. MRI of the Wrist: Algorithmic Approach for Evaluating Wrist Pain. Radiographics. 2019 Mar-Apr;39(2):447-448
  • Pérez Álcazar M. Artritis y artrosis. Farmacia profesional. 2003; 17(11): 50-55.