¿Qué es la anovulación y por qué ocurre?

La anovulación es una de las principales causas de infertilidad. Esta es una condición que se puede tratar con éxito, a veces con ciertas modificaciones en el estilo de vida, con medicamentos o con cirugía.
¿Qué es la anovulación y por qué ocurre?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 29 septiembre, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 27 septiembre, 2021

Última actualización: 29 septiembre, 2021

La anovulación es la ausencia de ovulación; es decir, la condición que se produce cuando los ovarios no producen óvulos. Por lo general, esto se debe a desequilibrios hormonales y su efecto más evidente es la imposibilidad de lograr un embarazo.

Lo más habitual es que en cada ciclo menstrual se libere un óvulo y que este se desplace hasta la trompa de Falopio, en donde puede ser fertilizado. Sin embargo, también es normal que en algunos de esos ciclos el óvulo no madure lo suficiente y no sea liberado.

Por obvias razones, si no hay ovulación, tampoco puede haber fertilización. Se estima que hasta el 25 % de los casos de infertilidad están relacionados con la anovulación. Sin embargo, no hay que perder de vista que algunos de los ciclos menstruales son anovulatorios y que esto es normal.

Síntomas relacionados

Remedio de manzanilla y perejil para la amenorrea o falta de menstruación.
Por lo general, la anovulación se presenta de la mano de la ausencia de sangrado.

El principal síntoma de la anovulación es la ausencia de menstruación o amenorrea. Sin embargo, en esos ciclos anovulatorios también puede haber un sangrado que se confunde con flujo menstrual normal.

Por lo tanto, es necesario tomar en cuenta otros síntomas como los siguientes:

  • Disminución del síndrome premenstrual.
  • Periodos menstruales irregulares.
  • Periodos menstruales más cortos de lo normal.
  • Ausencia de moco cervical.
  • Sangrado excesivo o muy leve.
  • Temperatura corporal basal irregular.
  • Imposibilidad de quedar en embarazo.

En las farmacias se pueden encontrar kits de predicción de ovulación. Estos son de venta libre y miden los niveles de hormonas en la orina. De este modo, se puede saber cuándo una mujer está ovulando. Esto ayuda a detectar, de forma indirecta, la anovulación.

¿Por qué ocurre un ciclo sin ovulación?

Las causas de la anovulación pueden ser de muy distinta índole. Lo habitual es que tenga que ver con desequilibrios hormonales o que se produzca como efecto de un estilo de vida inadecuado.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las causas de la anovulación se pueden clasificar en tres grandes grupos, como veremos enseguida.

Grupo I: Fallo hipotalámico-hipofisario

La anovulación puede ser efecto de la falta de secreción de una hormona llamada GnRH, que se origina en el hipotálamo; o de otras, llamadas gonadotropinas, que se producen en la hipófisis. Estas hormonas controlan todo el ciclo menstrual.

Se estima que el 10 % de las disfunciones ovulatorias, incluyendo la anovulación, tienen su origen en el mal funcionamiento del hipotálamo o la hipófisis. Las siguientes son algunas de las razones por las que se presenta esa deficiencia en la secreción de tales hormonas:

  • Práctica excesiva de ejercicio físico.
  • Cambios de peso abruptos, en especial en casos de anorexia o bulimia.
  • Insuficiencia renal crónica.
  • Enfermedades hepáticas crónicas.
  • Hipogonadismo hipogonadotrópico.
  • Síndrome de Kallman.


Grupo II: Alteraciones hormonales

En este grupo se ubica el trastorno que provoca el 80 % de los casos de la anovulación que conduce a la infertilidad, o infertilidad anovulatoria. Dicho trastorno es el síndrome de ovarios poliquísticos (SOP).

Esta patología influye para que los óvulos no alcancen la maduración y, por lo tanto, no sean liberados. Las mujeres que presentan esta patología también suelen tener signos de hiperandrogenismo, como acné o aparición de pelo en la cara.

En este grupo también se ubica la hiperprolatinemia, o aumento anormal de una hormona llamada prolactina. Asimismo, los trastornos tiroideos, como el hipotiroidismo o el hipertiroidismo. Todos ellos pueden conducir a la anovulación.

Grupo III: Fallo ovárico

La anovulación también es causada por una anomalía conocida como fallo ovárico prematuro (FOP). Ocurre cuando los ovarios dejan de funcionar antes de los 40 años, cuando aún no se ha alcanzado la edad promedio de la menopausia.

En estos casos, hay una baja en los estrógenos. Los niveles de las hormonas que produce la hipófisis son normales, pero los ovarios no logran responder. Por lo tanto, dejan de producir óvulos maduros y llevan a la anovulación.

Otros

Algunos medicamentos y tratamientos también son causa de la anovulación. Dentro de los medicamentos que pueden impedir la ovulación están los siguientes:

  • Anticonceptivos.
  • AINE o medicamentos antiinflamatorios no esteroides.
  • Cremas y productos tópicos con hormonas.
  • Esteroides.
  • Fármacos para la epilepsia o las convulsiones.
  • Hierbas y remedios naturales.
  • Algunos suplementos.

Los medicamentos contra el cáncer, así como la quimioterapia y la radiación, pueden provocar daño permanente en los ovarios. Es posible que el médico recete alguna medicina alternativa para estimular la ovulación si la mujer está en edad fértil.

¿Cuándo consultar a un profesional?

Se debe consultar con el médico, en particular, cuando se ha hecho el intento de concebir y no se ha logrado. La razón por la que esto ocurre puede ser la anovulación y es posible que se requiera de un tratamiento de fertilidad asistido.

También es conveniente consultar si hay amenorrea con cierta frecuencia, los periodos son muy irregulares o cortos, el sangrado menstrual es demasiado abundante o muy escaso, o se tiene alguna de las condiciones de salud que provocan la anovulación.

Pruebas de diagnóstico

El médico solicitará diferentes exámenes para corroborar la ausencia de ovulación.

Lo usual es que el médico comience realizando una entrevista para conocer los antecedentes médicos. Asimismo, llevará a cabo un examen pélvico. Una vez hecho esto, lo más probable es que ordene algunos procedimientos como los siguientes:

  • Análisis de sangre. Se hace entre los días 21 y 23 del ciclo menstrual para medir el nivel de progesterona. Si el mismo es muy bajo, lo más probable es que la paciente no esté ovulando.
  • Ultrasonido vaginal ginecológico. Permite establecer si hay quistes en el ovario o un aumento de tamaño en estos órganos. Estos son síntomas comunes del síndrome de ovarios poliquísticos.
  • Ecografías en serie. Permite hacer seguimiento al proceso y establecer si se completa o no.

Es posible que, según el caso, se acuda a otras pruebas como los niveles sanguíneos de tiroides, el examen del revestimiento del útero, etc.



¿Cómo se puede tratar?

El tratamiento de la anovulación dependerá de la causa que la origina. Lo usual es que se comience con la adopción de modificaciones en el estilo de vida. Estas incluyen cambios en la dieta, la actividad física y el manejo del estrés. Muchas veces esto es suficiente para superar el problema.

En algunas ocasiones, en especial si se busca quedar en embarazo, es posible que se acuda a medicamentos como los siguientes:

  • Citrato de clomifeno.
  • Gonadotropina coriónica humana (hCG).
  • Hormona estimulante del folículo (FSH).
  • Agonistas y antagonistas del GnRH.

El uso de estos medicamentos induce la ovulación y suele ser muy exitoso. Sin embargo, si no dan resultado, quizás sea conveniente acudir a una cirugía llamada perforación ovárica. Es mínimamente invasiva y hace que se reduzca el nivel de testosterona. Cuando esto ocurre, ayuda a que haya ovulación.

La anovulación impide el embarazo

Es conveniente hacer un seguimiento a la ovulación, en especial si la intención es quedar en embarazo. Esto ayuda a tener más conciencia sobre la llamada «ventana fértil» o etapa en la que se produce la ovulación y es más factible la fecundación.

Esto funciona mediante la detección de la temperatura corporal basal y permite confirmar que se ha producido la ovulación. Asimismo, hace posible que se detecte la anovulación. Todo ello contribuye tanto a planificar como a evitar un embarazo y a controlar mejor la salud ginecológica.

Te podría interesar...
¿Se puede potenciar la fertilidad de forma natural?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Se puede potenciar la fertilidad de forma natural?

Potenciar la fertilidad es el deseo y búsqueda de muchas personas que desean tener un hijo y les resulta difícil. ¿Cómo hacerlo?



  • Pérez Rojas, J. M., & Maroto Fernández, K. E. (2018). Síndrome de ovarios poliquísticos. Medicina Legal de Costa Rica, 35(1), 94-101.
  • Araujo-Castro, M., Pascual-Corrales, E., Ortiz-Flores, A. E., & Escobar-Morreale, H. F. (2020). Protocolo diagnóstico de la hiperprolactinemia. Medicine-Programa de Formación Médica Continuada Acreditado, 13(15), 865-869.
  • Morales, N. H. G., Puga, J. E. J., Egas, K. E. V., & Onofre, C. G. C. (2021). Anovulación. Causas y tratamientos. RECIAMUC, 5(1), 248-257.
  • Revista Médica Clínica Las Condes. Vol. 21. Núm. 3. Tema central: Infertilidad. Páginas 377-386 (Mayo 2010) https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-clinica-las-condes-202-articulo-anovulacion-disfuncion-ovulatoria-e-infertilidad-S0716864010705484