¿Qué es el edema macular?

Carmen Martín·
12 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
24 Noviembre, 2020
El edema macular suele provocar alteraciones de la visión central, como visión borrosa o una menor intensidad en los colores. Te explicamos por qué sucede.

El edema macular es una patología que se produce en el ojo. En concreto, en la mácula, una zona concreta de la retina. Es un problema bastante frecuente cuya incidencia se ha incrementado en los últimos años, ya que es uno de los problemas secundarios de la diabetes.

Sin embargo, el edema macular no siempre está causado por esta enfermedad. Al contrario, sus causas son múltiples. El problema es que puede llegar a afectar de manera grave a la visión. Sobre todo, a la visión central y a los detalles. ¿Quieres descubrir en qué consiste y cómo se trata?

¿Qué es el edema macular?

¿Cuáles son las causas de los ojos llorosos?
El edema macular se produce cuando se filtra más líquidos de lo normal a través de los vasos sanguíneos.

Antes de explicar qué es el edema macular, es importante conocer la retina y la mácula. La retina es el tejido del ojo sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del globo ocular.

Su función es recibir los rayos de luz y transmitir la información en forma de impulsos eléctricos que viajan a través del nervio óptico hacia el cerebro. De esta forma, la retina permite que el proceso de la visión se lleve a cabo. La mácula es una parte concreta de la retina que se encarga de la visión central y de percibir el detalle de los objetos.

Cerca de la retina discurren numerosos vasos sanguíneos. Cuando una persona padece de un edema macular,  a través de estos vasos sanguíneos se filtra más líquido de lo normal. Este líquido se acumula en torno a la mácula, lo que hace que ésta se inflame y se distorsione la visión.

La acumulación de líquidos pueden producirse cuando los vasos sanguíneos son más permeables de lo habitual o sus paredes son más finas. Tal y como explican los especialistas de Institut de la Màcula, el edema macular suele estar asociado a la diabetes. Sin embargo, como ya se ha señalado, no todos los casos de edema macular se deben a esta enfermedad.

Sea cual fuere la causa del edeme macular, la presencia de esta enfermedad perjudica la visión; específicamente, la visión central se altera y la periférica, por regla general, se mantiene. 

Causas del edema macular

Si bien el edema macular se produce porque se acumula líquido de forma anormal cerca de la mácula, los procesos causantes pueden ser muy variados. Te explicamos cuáles son.

Edema macular diabético (DME)

El edema macular es uno de los problemas oculares diabéticos más frecuentes. Es un suceso que suele acompañar a la retinopatía diabética, un proceso que tiene lugar por un daño continuo de los vasos sanguíneos.

Dicho perjuicio se produce porque la concentración de glucosa en la sangre se mantiene por encima de lo normal a lo largo del tiempo. Por eso, es más frecuente que ocurra en personas que tienen un mal control de la diabetes.

Según datos de National Eye Institute, la retinopatía diabética se considera una de las principales causas de ceguera y el edema macular suele ser uno de sus signos.

Por otra parte, un estudio publicado en Annals d’Oftalmologia señala que la incidencia del edema macular diabético no es bien conocida. Sin embargo, se estima que su prevalencia se encuentra entre el 7,5 y el 15 % de todos los diabéticos tipo 2.

Lo cierto es que el edema puede aparecer en cualquier fase de la retinopatía. No obstante, es más frecuente a medida que el daño avanza. También influyen ciertos factores en su desarrollo, como la presión arterial o los niveles de azúcar en sangre.

Podría gustarte: Retinopatía diabética: ¿en qué consiste?

Cirugía ocular

El edema macular puede ser también consecuencia de una cirugía realizada en el ojo. Los expertos de American Academy of Opthalmology explican que puede ser secundario a una cirugía para tratar las cataratas o el glaucoma. Sin embargo, no es muy frecuente. Además, en estos casos suele ser un edema leve y fácil de tratar.

Cataratas en ojo de mujer.
Una de las consecuencias de las cirugías de cataratas puede ser la aparición del edema macular.

La degeneración macular relacionada con la edad

Esta patología, como su propio nombre indica, es un proceso degenerativo que afecta a la mácula. Es común en el envejecimiento, ya que los tejidos oculares, al igual que el resto del cuerpo, son susceptibles al paso de los años.

Lo que sucede es que, en un tipo específico de degeneración macular llamado «degeneración húmeda», unos vasos sanguíneos nuevos y más frágiles comienzan a proliferar hacia la retina. Así, es posible que el líquido escape con mayor facilidad y se acumule en torno a la mácula, provocando el edema.

Bloqueo de los vasos sanguíneos de la retina.

Otra de las causas del edema macular es la obstrucción de los vasos sanguíneos que drenan la retina. En concreto, es más frecuente que se deba a una oclusión de la rama venosa de la retina. 

Esta vena se puede obstruir debido a numerosos problemas. Por ejemplo, por la aterosclerosis, la presión arterial alta o, también, por la diabetes. Cuando esto ocurre, el líquido comienza a extravasarse y también se acumula sobre la mácula.

Otras causas del edema macular

Esta patología puede ser consecuencia de muchas otras enfermedades oculares. Por ejemplo, puede deberse a un proceso inflamatorio, como la uveítis. Esta patología consiste en la inflamación de la úvea, la capa media entre la retina y la esclerótica del ojo. En esta capa, se encuentran muchos vasos sanguíneos.

Según explica la Clínica Universidad de Navarra, la uveítis puede aparecer, a su vez, en muchos trastornos sistémicos. Algunos de ellos son la enfermedad de Behcet, la psoriasis, la enfermedad de Kawasaki, la artritis, etcétera.

¿Qué síntomas produce?

El edema macular suele afectar a la visión central. Es decir, la visión se vuelve borrosa cuando se intenta centrar la vista en un objeto que se encuentra en el centro del campo de visión.

Además, los colores también pueden afectarse. Es frecuente que las personas con edema macular vean los colores ligeramente descoloridos. También es usual que haya dificultad para leer.

Sin embargo, es posible que los síntomas no aparezcan hasta que ya haya avanzado bastante la acumulación de líquido. Por otra parte, la visión de los campos periféricos suele estar conservada. Es decir, se puede apreciar algo colocado a un lateral, pero no algo colocado en frente de esa persona.

Quizá te interese: Causas y síntomas de la pérdida de visión

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico del edema macular requiere que el oftalmólogo realice una serie de pruebas para comprobar tanto las posibles lesiones oculares como el estado de la visión. Por eso, una de las pruebas más empleadas es el fondo de ojo.

El fondo de ojo, también denominado oftalmoscopia, es una prueba que permite observar la retina y la mácula. Para hacerla, se suele realizar primero una dilatación pupilar que permite ver con más claridad esta zona. También, se observa la integridad de los vasos sanguíneos.

Otro aspecto fundamental es medir la agudeza visual. Mediante estas pruebas se puede objetivar la disminución de la calidad de la visión central. Además, ayudan a comprobar si la visión periférica está conservada o no.

Hay otras pruebas más específicas que se emplean cuando hay una fuerte sospecha de edema macular. Una de ellas es la angiografía con fluoresceína. Según detalla la clínica Innova Ocular, esta prueba consiste en inyectar un contraste (fluoresceína) y comprobar cómo está la circulación ocular.

Tratamiento del edema macular

El tratamiento del edema macular depende, en primer lugar, de su causa. Es importante tratar la causa subyacente para evitar que vuelva a suceder. Por ejemplo, en el caso del edema macular diabético, es esencial que estas personas comprendan por qué ha sucedido y sigan un riguroso control de la glucosa en sangre para prevenir su aparición.

Para el edema en sí, se han desarrollado una serie de tratamientos que se centran en evitar la extravasación del líquido a través de los vasos sanguíneos. Una de las técnicas más empleadas es la inyección de anti-VEGF.

El VEGF es un factor de crecimiento endotelial vascular: es decir, un estímulo para que los vasos sanguíneos de la retina proliferen. Esto es un problema, ya que los nuevos vasos son más frágiles.

Por eso, al inyectar anti-VEGF se consigue que no crezcan nuevos vasos. De esta manera, se reduce el riesgo de que el líquido escape y se acumule en torno a la mácula. Se requieren inyecciones cada cierto tiempo para que el tratamiento sea efectivo.

Otro tratamiento son los corticosteroides. Son medicamentos que reducen la inflamación. Por esto, también mejoran el proceso que se produce a nivel macular. Se pueden aplicar a través de gotas o inyecciones.

Recuerda: algunas causas de edema macular son evitables

Es importante volver a destacar que el edema macular está muy asociado a la diabetes, patología que puede llegar a causar ceguera. Por eso, es esencial que las personas con diabetes acudan de forma frecuente al oftalmólogo y a los controles médicos.

Del mismo modo, cualquier persona que comience a notar alteraciones en la visión debe consultar siempre con un especialista. Sobre todo, si ha tenido algún problema ocular anterior, como el glaucoma o las cataratas.

  • ¿Qué causa un edema macular? American Academy of Ophthalmology. (n.d.). Retrieved November 23, 2020, from https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/edema-macular-causa
  • Angiografía Fluoresceínica en las enfermedades de la retina en Barcelona. ICO. (n.d.). Retrieved November 23, 2020, from https://www.icoftalmologia.es/es/tecnologias-de-diagnostico-y-tratamiento/angiografia-con-fluoresceina-retiniana/
  • Uveítis | Causas, síntomas y tratamiento | CUN. (n.d.). Retrieved November 23, 2020, from https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/uveitis
  • Romero-Aroca, P., Romero, P., Almena, M., Baget, M., Méndez, I., & Salvat, M. (2005). Annals d’Oftalmologia. Oftalmologia (Vol. 13). Retrieved from https://www.researchgate.net/publication/237697514
  • La retinopatía diabética | National Eye Institute. (n.d.). Retrieved November 23, 2020, from https://www.nei.nih.gov/learn-about-eye-health/en-espanol/la-retinopatia-diabetica
  • Edema macular diabético | Institut de la Màcula. (n.d.). Retrieved November 23, 2020, from http://www.institutmacula.com/patologia/edema-macular/