¿Qué es el pensamiento sistémico?

El pensamiento sistémico nos permite el abordaje de la realidad desde un enfoque interaccional, dinámico y complejo. ¿Quieres saber más al respecto?
¿Qué es el pensamiento sistémico?
Maria Fatima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fatima Seppi Vinuales el 04 septiembre, 2021.

Última actualización: 04 septiembre, 2021

Existen diferentes formas de interpretar la información. Mientras que algunos aíslan un dato y buscan pensar en sus características individuales, hay quienes tratan de extraer alguna conclusión general sobre el mismo. Entre tanto, aquellos que se rigen por el pensamiento sistémico intentarán buscar las conexiones entre ese dato y otros, a partir de la idea de que forman parte de un conjunto mayor.

¿Entonces en qué consiste exactamente este tipo de pensamiento? ¿Por qué se utiliza en las terapias familiares y de pareja? A continuación, aclaramos estos interrogantes y te contamos cuáles son sus ventajas. ¡Sigue la lectura!

¿Qué es el pensamiento sistémico?

El pensamiento sistémico es un tipo de pensamiento que se interesa por las interrelaciones entre los componentes de un conjunto, que recibe el nombre de «sistema». Considera que el todo es más que la suma de las partes, por lo que su interés se centra en la globalidad.

Este enfoque teórico se nutre de diversas disciplinas y teorías,como la biología, la ingeniería, la teoría de la comunicación, entre otras. Uno de sus precursores es Ludwig Von Bertalanffy, biólogo que postuló la Teoría General de los Sistemas.

Luego, desde la escuela de Palo Alto, el antropólogo Bateson, junto a otros colaboradores, estudiaron la dinámica de las familias con un miembro con esquizofrenia, y postularon la llamada «teoría del doble vínculo».

También recibe aportes desde la ingeniería y la cibernética, al considerar los flujos de información,y los procesos de comunicación siguiendo los axiomas de Watzlawick. Por eso, se considera que la teoría sistémica es una metateoría. De este modo, se dio lugar a los inicios de la Psicología Sistémica, que continuó evolucionando.

¿Qué es el pensamiento sistémico?
El pensamiento sistémico comprende la realidad como un sistema de objetos interconectados.


Características del pensamiento sistémico

Algunos de los principios o características del pensamiento sistémico se relacionan con lo siguiente:
  • Las personas forman parte de distintos sistemas, los cuales influencian su forma de ser y de comportarse.
  • Los sistemas funcionan de manera compleja y dinámica, persiguen objetivos y se organizan con jerarquías. También tienden hacia un equilibrio dinámico.
  • Estos sistemas pueden ser cerrados o abiertos, según la permeabilidad que tengan para intercambiar información entre el adentro-afuera.
  • El pensamiento sistémico se interesa por las conexiones, las relaciones y los patrones que se establecen entre los sistemas entre sí y entre sus elementos. De modo que su abordaje no es del estilo estimulo-respuesta, ni tampoco lineal, sino complejo e interrelacional.
  • Al abordar un problema, este comprende que no solo se debe tener en cuenta al sistema inmediato, sino que las influencias pueden provenir o estar presentes en sistemas más alejados o mayores.
  • Se caracteriza por la multicausalidad y la circularidad en sus explicaciones de las causas que originan o sostienen un problema. La visión jamás es lineal porque considera que todos los elementos del sistema se afectan mutuamente a partir de una acción.
  • Tiene una visión constructivista de la realidad, es decir, no hay nada dado.

¿Cuáles son las ventajas de pensamiento sistémico?

El pensamiento sistémico aporta numerosas ventajas, pero una de las más importantes tiene que ver con su visión de conjunto o de totalidad, que permite hacer una lectura desde la complejidad.

Asimismo, al nutrirse de información de diferentes fuentes (o sistemas) puede acceder a una multiplicidad de puntos de vista. Esto posibilita tener una mayor comprensión de una situación o fenómeno para orientar en la toma de decisiones.

En este sentido, la realidad es una red de relaciones, por lo que el abordaje sistémico tiene mucho para aportar y decir sobre ella, ya que no la «aísla» ni se enfoca en un único aspecto. Así, por ejemplo, en el ámbito organizacional facilita la visión estratégica y de conjunto.

Ejemplos de pensamiento sistémico

Tal y como se comentó, el pensamiento sistémico se emplea en diferentes ámbitos. Si pensamos dentro del ámbito clínico, un abordaje típicamente sistémico tiene que ver con «el paciente señalado». Este es el portador del síntoma y es quien «condensa» o expresa una situación mucho mayor a sí mismo.

Por ejemplo, en una familia, cuando uno de los hijos empieza con una alergia y malestares físicos, desde el pensamiento sistémico se preguntará qué más está queriendo decir ese síntoma. Es decir, qué es aquello que viene a expresar. En algunos casos, una respuesta posible tiene que ver con la separación de los  progenitores.

Ahora bien, si consideramos el pensamiento sistémico en el ámbito organizacional, ante quejas recurrentes en el área de ventas, la solución no será solo preguntarse qué pasa en dicha área, o hacer ajustes en ella. 

Basado en esto, se preocupará por identificar cuáles son todos los otros actores implicados, las relaciones entre ellos y de qué modo unos y otros mantienen la situación o la obstaculizan. Así, el desempeño de una organización depende de todos los elementos que la componen.

Ejemplos de pensamiento sistémico
El pensamiento sistémico permite considerar varios puntos de vista.


El pensamiento sistémico aborda la complejidad

El pensamiento sistémico no niega la particularidad de las personas. En lo absoluto. Su orientación es la  de ver a una persona «en relación a», es decir, como parte de un entorno que la influencia. Esto siempre respetando la singularidad de las partes y el todo del conjunto.

Por último, una de sus mayores contribuciones es la complejidad con la que se permite pensar la conducta de los componentes del sistema; no hay una única respuesta, no hay un único camino. Esto facilita la comprensión del problema, el despliegue de alternativas y la creatividad en la búsqueda de soluciones.

Te podría interesar...
Pensamientos negativos automáticos: ¿qué son y cómo manejarlos?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Pensamientos negativos automáticos: ¿qué son y cómo manejarlos?

Los pensamientos negativos automáticos insisten en hacernos creer que todo va a salir mal. ¿Cómo podemos controlar este flujo mental?



  • Gallón L. (2019) Systemic Thinking. In: Leal Filho W., Azul A., Brandli L., Özuyar P., Wall T. (eds) Quality Education. Encyclopedia of the UN Sustainable Development Goals. Springer, Cham. https://doi.org/10.1007/978-3-319-69902-8_58-1
  • Ceberio, M. (2016). Terapia sistémica latinoamericana: ¿es solamente una ilusión? Interacciones, 2 (2), 99-108
  • Koopmans, M. From Double Bind to N-Bind: Toward a New Theory of Schizophrenia and Family Interaction. Nonlinear Dynamics Psychol Life Sci 5, 289–323 (2001). https://doi.org/10.1023/A:1009518729645
  • McNab D, McKay J, Shorrock S, Luty S, Bowie P. Development and application of 'systems thinking' principles for quality improvement. BMJ Open Qual. 2020;9(1):e000714. doi:10.1136/bmjoq-2019-000714
  • Silva Murillo, Roxana (2009). CARACTERÍSTICAS DE LOS SISTEMAS EN LAS ORGANIZACIONES. PERSPECTIVAS, (23),149-163.[fecha de Consulta 15 de Agosto de 2021]. ISSN: 1994-3733. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=425942159009