¿Qué es el síndrome visual informático y cómo tratarlo?

Katherine Flórez·
05 Abril, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
05 Diciembre, 2018
Cuando estamos trabajando delante del ordenador muchas veces nos olvidamos de parpadear y nuestros ojos se resecan. Procura parpadear varias veces por minuto para evitar el picor y la irritación.

¿Sabes qué es el síndrome visual informático (SVI)? El término puede sonar extraño para muchas personas. Sin embargo, es una realidad para aquellos que están expuestos con frecuencia a la pantalla de dispositivos electrónicos: ordenadores, tablets, teléfonos móviles, etc.

El estilo de vida moderno ha cambiado la forma de trabajar y hacer muchas tareas cotidianas. De manera que ahora los ordenadores y los teléfonos móviles son la herramienta principal de millones de personas en todo el mundo.

¿De qué trata?

El síndrome visual afecta a muchas personas.
Muchos trabajadores a nivel mundial sufren de esta condición.

Hasta hace un tiempo, los problemas de salud asociados a estos dispositivos eran ignorados, pues la gran revolución tecnológica se centró en dar a conocer cuán útiles era cada una de las herramientas.

No obstante, después de una larga investigación, varios expertos determinan que las largas horas de su uso tiene efectos en la salud a mediano y largo plazo.

El síndrome visual informático es uno de esos efectos secundarios negativos a los que están expuestas las personas que pasan tiempo prolongado frente a las pantallas de sus dispositivos.

Según la Academia Americana de Optometría, se trata de un conjunto de signos y síntomas oculares y visuales. Estos, a largo plazo, pueden disminuir la calidad de vida de quienes lo padecen. De acuerdo con su investigación, un 70 % de los trabajadores que pasan largas horas frente a un ordenador, tienen serios problemas de fatiga visual.

Por otro lado, instituciones y organizaciones como el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Laboral en Estados Unidos advierten que un 90 % de las personas que pasan tres o más horas seguidas frente a estas pantallas están en un alto riesgo de desarrollar este síndrome.

¿Quieres conocer más? Lee: Ejercicios para combatir la presbicia o vista cansada

¿Cuáles son los síntomas del síndrome visual informático?

Al trabajar, estudiar o pasar largas horas de ocio frente a un dispositivo electrónico, los ojos hacen un gran esfuerzo. Esto, a la larga, provoca alteraciones de índole refractiva o de alineamiento en los ojos, convirtiéndose en un gran problema por la demanda visual que exige.

Cuando ya se ha desarrollado el síndrome visual informático la persona puede experimentar:

  • Rigidez.
  • Lagrimeo.
  • Fatiga ocular.
  • Cefaleas y migraña.
  • Sequedad en los ojos.
  • Picor e hinchazón facial.
  • Visión borrosa o doble.
  • Sensibilidad la luz intensa.
  • Náuseas, mareos y vértigos.
  • Enrojecimiento en los ojos.
  • Dolores musculares y articulares.

La distancia que hay entre los ojos y la pantalla es mínima, y esto a su vez influye en la sobrecarga de trabajo visual. Sumado a eso, la luz artificial que emiten todos los dispositivos modernos es muy fuerte para la vista. Esto, a largo plazo, puede provocar daños irreparables en las células de la retina.

En la actualidad, este trastorno preocupa a los expertos en salud, pues parece imposible que se reduzca el uso de aparatos electrónicos. Por ello, se estima que este hecho conllevará a que, a futuro, el SVI se convierta en una de las enfermedades más comunes en toda la población mundial.

Lee: Las redes sociales: relaciones basadas en el control y la ansiedad

¿Cómo se puede reducir el riesgo de síndrome visual informático?

Quizá no sea posible evitar el desarrollo de síndrome visual informático por el estilo de vida que ha creado la evolución de la tecnología. A pesar de ello, hay medidas que pueden ayudar a reducir su impacto en la salud visual para que no se convierta en algo más crónico.

Utilizar la iluminación adecuada

Por una parte, las pantallas permiten reducir su brillo para tener colores mates y suaves, es decir, menos agresivos desde un punto de vista visual. También es buena idea utilizar un antirreflector para evitar reflejos de luces superiores o ventanas.

No se recomienda visualizar pantallas en un ambiente oscuro, pues su impacto resulta más agresivo y puede generar fatiga y molestias oculares.

No olvides leer: Cómo tener los ojos sanos

Adoptar una postura correcta

Por otro lado, es importante adoptar una postura adecuada para lograr un buen rendimiento visual. Para ello, lo ideal es que los pies estén apoyados en el suelo y la espalda erguida para apoyar de forma adecuada el resto del cuerpo.

La pantalla del ordenador o dispositivo debe estar unos pocos centímetros por debajo de la vista, a una distancia prudente (un poco más de la que podamos percibir extendiendo nuestro brazo en línea recta hacia adelante). Nunca cerca del rostro.

Asimismo, será fundamental hacer pausas de vez en cuando -cada 15 minutos, si es posible- para mirar a lo lejos por la ventana. Esto le recordará a los ojos que no tienen que seguir fijando la vista.

Lee: Ejercicios para hacer frente al PC

Parpadear más

El síndrome visual es complicado.
Este problema puede originar síntomas diversos como el dolor de cabeza.

Cuando pasamos demasiado tiempo mirando una pantalla, parpadeamos menos y esto impide que el ojo se lubrique de manera natural, lo que a su vez deriva en cansancio visual.

Por ello, es fundamental hacer pausas para mirar a lo lejos, parpadear de forma consciente varias veces y así ayudar a los ojos a lubricarse. 

Si tu oftalmólogo lo autoriza, también puedes emplear algún colirio para aliviarte cuando tienes que pasar muchas horas trabajando en el ordenador.

Limpiar con regularidad el ordenador

La pantalla de los dispositivos electrónicos acumula polvo y otros agentes ambientales que pueden provocar irritación en los ojos. Por ello, es muy importante limpiarlos con regularidad para evitar que se convierta en un problema.

Para ello, existen toallitas, esprays y otros productos especialmente diseñados para cuidar el material y, al mismo tiempo, prevenir alergias.

Utilizar lentes o gafas de lectura o descanso

Por último, las gafas, anteojos o lentes son un buen apoyo para los ojos al utilizar estos dispositivos. De esta manera, se recomienda hacer cita con el oculista (u oftalmólogo) para un chequeo completo de la vista y recibir un diagnóstico adecuado para elegir los lentes de apoyo correctos.

Una condición común, pero con solución

En definitiva, si pasas demasiadas horas frente a un dispositivo electrónico, no olvides tener en cuenta estos aspecto. Asimismo, será aconsejable que acudas a un especialista para tratarlo de la mejor manera posible.

  • Healthline.com How Blocking Blue Light at Night Can Transform Your Sleep [Online] Available at: www.healthline.com/nutrition/block-blue-light-to-sleep-better
  • Healthline.com How Blocking Blue Light at Night Can Transform Your Sleep [Online] Available at: www.healthline.com/health/shut-the-lid-on-chronic-dry-eye/computer-use