¿Qué es la jícama y cómo se consume?

La jícama tiene múltiples aportes nutricionales para tu dieta. Mira cuáles son y cómo puedes sacarle el máximo provecho a sus beneficios al incluirla en la cocina.
¿Qué es la jícama y cómo se consume?
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 24 mayo, 2022

La jícama (Smallanthus sonchifolius) es originaria de Mesoamérica y significa «raíz de agua». Aunque parezca extraño, es familia de las leguminosas como la soja y los frijoles. Pero lejos de sus características, esta se define como un tubérculo que almacena unos azúcares especiales.

Su cultivo va desde Suramérica hasta el Sudeste Asiático, donde se conoce como el bang kuang. Lo que la hace particular más allá de sus propiedades es que se puede consumir cruda o fresca. De hecho, deja un sabor dulce después de su consumo, lo que ha hecho que muchos la consideren una fruta. ¿Cómo se consume? Veamos.

¿Qué es la jícama?

La jícama es una raíz perteneciente a la familia Astareceae y su nombre científico es Smallanthus sonchifolius. Es una planta de huerto familiar que crece junto a las hierbas y se cultiva en toda la región Andina, desde Colombia hasta Argentina.

Sin embargo es originaria de México, donde también se conoce como nabo o ñame mexicano. Otros nombres con los que se conoce son los siguientes:

  • Jíquim.
  • Jiquimilla.
  • Yacón.
  • Frijol de ñame.
  • Ahípa.

Las raíces se parecen a las del camote y pueden medir 20 centímetros de largo por 10 centímetros de grosor. Su peso promedio oscila entre 300 a 600 gramos, aunque, según la variedad, pueden pesar hasta 20 kilos.

Son irregulares y ovaladas en su forma. La parte externa es marrón claro, mientras que la interna es anaranjada y carnosa. Sin embargo, otras variedades pueden ser moradas, blancas o amarillas, similar a las papas, pero crujientes como una manzana.

Las más comunes son la jícama de agua, que es redonda y exuda un líquido trasparente; y la jícama de leche, de forma alargada y exudado blancuzco.

Su agradable dulzor y almidonado se asemeja a la castaña de agua. Además, pueden consumirse frescas después de la cosecha o endulzadas al sol por varios días, hasta que se arrugue la cáscara.

La jícama contiene un tipo de carbohidrato de reserva muy especial conocido como FOS. También se considera un buen rehidratante y remedio para las náuseas. A continuación, veremos algunas de sus propiedades.

¿Qué es la jícama?
La jícama es abundante en fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes. Por eso, se aconseja su inclusión en la dieta.


Propiedades nutricionales y fitoquímicas

Se estima que taza de 130 gramos aporta los siguientes componentes nutricionales:

  • Calorías: 49.
  • Humedad: 88.
  • Carbohidratos: 11,5 gramos.
  • Fibra: 6,4 gramos.
  • Proteína:0,37 gramos.
  • Vitamina C: 44 % valores diarios recomendados.
  • Hierro:4 % valores diarios recomendados.
  • Potasio:6 % valores diarios recomendados.
  • Manganeso:4 % valores diarios recomendados.
  • Folato: 4 % valores diarios recomendados.

La jícama tiene un elevado contenido de agua y los carbohidratos totales representan 11,5 gramos. De este total, 6,2 gramos son fructooligosacaridos (FOS), de glucosa hay 0,34 gramos, de fructosa contiene 0,85 gramos y de sacarosa 1,4 gramos.

La ausencia de grasa y los bajos valores de proteína hacen que esta raíz tenga un bajo aporte energético. Además, el elevado aporte de fibra la convierten en una opción idónea para las dietas para bajar de peso.

Por otro lado, aporta el 44 % de la ingesta diaria recomendada de vitamina C. Este nutriente tiene reconocidos beneficios como antioxidante para bloquear el estrés oxidativo que se produce en el cuerpo.

¿Qué son los fructooligosacáridos?

Los fructooligosacáridos o FOS también son conocidos como «oligofructanos» o «fructanos». El azúcar que forma su estructura es la fructosa. Dentro de los fructanos, los más frecuentes son los FOS y la inulina.

Un grupo de expertos detalló que la diferencia entre ellas radica en el número de moléculas de fructosa que los conforman. Por ejemplo, la inulina contiene entre 2 y 60 unidades mientras que los FOS solo tienen entre 2 y 10.

Por eso, los investigadores consideran a los FOS como un subgrupo de la inulina y los llaman FOS del tipo inulina. A diferencia de lo que se difundió en los años 80 —cuando se creía que la inulina formaba parte de la jícama— hoy en día se sabe que no la contiene, pero es el vegetal con mayor cantidad de FOS.

Además, los FOS son más dulces que la inulina, de allí el sabor de la jícama. También es interesante conocer que ambos generan el mismo efecto fisiológico al consumirlos. Sin embargo, su valor calórico apenas es una cuarta parte de lo que produciría el almidón de otras raíces.

Componentes bioactivos de la jícama

Otros expertos encontraron que la jícama acumula compuestos bioactivos como los polifenoles antioxidantes. Algunos de ellos son los derivados del ácido cafeico y el ácido clorogénico.



Beneficios de comer jícama

La jícama no solo se destaca por su valor sensorial en la cocina. La presencia de sus componentes nutricionales y fitoquímicos la convierten en un vegetal beneficioso que no podemos pasar por alto.

Alto valor antioxidante

Según la revista Molecules, además de la vitamina C, la jícama tiene un alto contenido en polifenoles que protegen contra el daño celular al bloquear los radicales libres.

Los fitoquímicos tienen actividad antiinflamatoria y evitan el estrés oxidativo asociado a ciertas enfermedades crónicas, como las cardiovasculares, la diabetes, el cáncer, la obesidad y el deterioro cognitivo como el alzhéimer.

Salud cardíaca

La cantidad de fibra soluble que contiene la jícama puede reducir los niveles de colesterol total. Esto lo difunde la revista Food & Function, quienes explican que este tipo de fibra se une a las sales biliares que contienen colesterol para impedir su reabsorción en el intestino y favorecer su excreción en las heces.

En otro estudio se observó que después de ingerir jugo de raíz de jícama, el nitrato sistémico se convirtió en nitrito y luego en oxido nítrico. Esto reduce el riesgo de desarrollar trombos o coágulos al atenuar la agregación plaquetaria inducida por el colágeno. Por esta razón, este ingrediente se puede enfocar en la promoción de la salud cardiovascular.

Salud intestinal

La jícama contienen elevados valores de fructooligosacáridos (FOS), un carbohidrato prebiótico que puede ser usado como alimento por las bacterias intestinales «buenas», mientras disminuyen las «dañinas».

El crecimiento de esta microbiota ha demostrado beneficios a la salud intestinal y al cuerpo en general. Los ingredientes prebióticos en la dieta son capaces de reducir el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades como las siguientes:

  • Hipertensión.
  • Insuficiencia renal crónica.
  • Diabetes tipo 2.
  • Falla cardíaca.
  • Obesidad.
  • Ateroesclerosis.

Regula la digestión y ayuda a perder peso

El alto contenido de agua de la jícama, su fibra y su bajo aporte de calorías hacen que sea digerible e idónea para bajar de peso. Por un lado, la fibra ayuda a mantener la saciedad. Entre tanto, los FOS inhiben las hormonas que afectan el hambre y la saciedad, según informa la revista Appetite.

Controla los niveles de azúcar

La fibra de la jícama ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre. En concreto, la de tipo soluble retarda el vaciamiento del estómago, lo que ayuda a regular la absorción de azúcar desde el intestino hasta la sangre. Esto evita los picos elevados del glucosa después de las comidas.

Algunos estudios en ratones diabéticos, indican que el extracto de jícama ayudar a incrementar la sensibilidad a la insulina. Por otra parte también actúan al inhibir las enzimas que degradan el almidón y liberan el azúcar en la sangre.

Como se consume la jícama

Para comer la jícama cruda o cocida hay que lavarla bien antes de pelarla. Además, se deben evitar las hojas, los tallos, las vainas y las semillas, ya que contienen una sustancia tóxica para el humano.

Antes de pelarlas, se pueden conservar a bajas temperaturas, pero no en refrigeración. Así pueden durar hasta 4 semanas. Se consumen asadas, fritas y horneadas. No obstante, una de sus mejores versiones en la cocina es comerla cruda como una fruta.

Al seleccionarla, hay que cerciorarse de que la cáscara sea lisa y se sienta pesada como un indicador de su frescura. Descubre la versatilidad de esta raíz en la cocina al prepararla con las siguientes ideas:

  • Córtala en rodajas gruesas y sírvela con un dip con hummus o guacamole.
  • Marínala en aceite de sésamo y vinagre de arroz.
  • Agrégala a un plato de verduras para que sientas lo crujiente.
  • Combínala con una ensalada de manzana, piña, mango, papaya o naranjas.
  • Mézclala con cebollas, zanahorias, carnes y mariscos para pasar a otro nivel gastronómico.
  • Si lo prefieres, agrégale jugo de limón y chile en polvo para darle un picor especial.
  • Incorpórala en estofados con salsa de soya, pollo y maíz.
  • Prepara jugo de jícama con limón.
  • Agrégala en el pico de gallo para un toque crujiente.
  • Úsala en un ceviche de pescado
  • Cocínala al horno cortada en julianas y sazonada con sal marina, paprika, ajo en polvo, aceite de oliva y otras especias.
  • Úsala como relleno de las fajitas de res y pimiento.
  • Consúmela con crema de maní y fresas.
  • Empléala como relleno de un rollo de papel de arroz con carne y mariscos.

Solo debes poner un poco de imaginación a tu plato para que la jícama haga su trabajo como ingrediente principal. Recuerda que, a pesar de ser una raíz, también puedes usarla como fruta.

Como se consume la jícama
Este alimento va muy bien con platos dulces y salados. Además, puede consumirse como fruta.

¿Es un alimento beneficioso para tu dieta?

Sin duda alguna es un alimento bondadoso por sus propiedades nutritivas, saludables y gastronómicas. Sus nutrientes, los FOS y los antioxidantes, lo convierten en un ingrediente estrella de la cocina saludable.

Además, son muchas las variantes que puedes saborear con este particular vegetal. Lo puedes comer solo o como parte de otros alimentos. Sea cual sea la preparación, al comerla encontrarás buen sabor, una agradable textura y efectos favorables para tu digestión y otras enfermedades. ¡Buen provecho y buena salud!

Te podría interesar...
¿Qué son los antioxidantes y para qué sirven?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué son los antioxidantes y para qué sirven?

Los antioxidantes son compuestos sintetizados por los vegetales que impiden el efecto perjudicial de los radicales libres y nos previenen de enferm...



  • Ana María Muñoz J , Teresa Blanco B , Karin Serván T, Carlos Alvarado-Ortíz U. Evaluación del contenido nutricional de yacón (Polimnia sonchifolia) procedente de sus principales zonas de producción nacional. Revista Horizonte Médico | Volumen 6, N°2, Diciembre 2006. Disponible en: https://medicina.usmp.edu.pe/medicina/horizonte/2006_2/Art1_Vol06_N2.pdf
  • Takenaka, M., Yan, X., Ono, H., Yoshida, M., Nagata, T., & Nakanishi, T. (2003). Caffeic acid derivatives in the roots of yacon (Smallanthus sonchifolius). Journal of agricultural and food chemistry, 51 3, 793-6 .
  • Goto, Keiichi & Fukai, Katsuhiko & Hikida, Junko & Nanjo, Fumio & Hara, Yukihiko. (1995). Isolation and Structural Analysis of Oligosaccharides from Yacon (Polymnia sonchifolia). Bioscience Biotechnology and Biochemistry - BIOSCI BIOTECHNOL BIOCHEM. 59. 2346-2347. 10.1271/bbb.59.2346.
  • Seminario J, Valderra M & Manrique. 2002. El yacón: Fundamentos para el aprovechamiento de un recurso promisorio. Centro Internacional de la papa (CIP), Universidad Nacional de Cajamarca, Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), Lima; Perú, 60 p. Disponible en: http://cipotato.org/wp-content/uploads/2014/07/Yacon_Fundamentos_password.pdf
  • National Institutes of Health. NIH. Vitamin C. Disponible en: https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminC-HealthProfessional/
  • NutritionData. Yambean (jicama), raw Nutrtiton Facts & Calories. Disponible en: https://nutritiondata.self.com/facts/vegetables-and-vegetable-products/2727/2
  • Takuji Ohyama , Osamu Ito , Sawako Yasuyoshi , Taro Ikarashi , Kiwamu Minamisawa , Masatsugu Kubota , Teruo Tsukihashi & Teruo Asami (1990) Composition of storage carbohydrate in tubers of yacon (Polymniasonchifolia), Soil Science and Plant Nutrition, 36:1, 167-171, DOI: 10.1080/00380768.1990.10415724. Disponible en: https://www.researchgate.net/publication/224903943_Composition_of_Storage_Carbohydrate_in_Tubers_of_Yacon_Polymnia_sonchifolia
  • Yu-Jie Zhang , Ren-You Gan, Sha Li, Yue Zhou , An-Na Li , Dong-Ping Xu, Hua-Bin Li. Antioxidant Phytochemicals for the Prevention and Treatment of Chronic Diseases. Molecules. 2015 Nov 27;20(12):21138-56. doi: 10.3390/molecules201219753.
  • Purnima Gunness, Michael John Gidley. Mechanisms underlying the cholesterol-lowering properties of soluble dietary fibre polysaccharides. Food Funct . 2010 Nov;1(2):149-55. doi: 10.1039/c0fo00080a. Epub 2010 Sep 30.
  • Thaptimthong, T., Kasemsuk, T., Sibmooh, N., & Unchern, S. (2016). Platelet inhibitory effects of juices from Pachyrhizus erosus L. root and Psidium guajava L. fruit: a randomized controlled trial in healthy volunteers. BMC complementary and alternative medicine16, 269. https://doi.org/10.1186/s12906-016-1255-1
  • Janina A Krumbeck , Maria X Maldonado-Gomez, Amanda E Ramer-Tait, Robert W Hutkins. Prebiotics and synbiotics: dietary strategies for improving gut health. Curr Opin Gastroenterol. 2016 Mar;32(2):110-9. doi: 10.1097/MOG.0000000000000249.
  • W H Wilson Tang , Takeshi Kitai , Stanley L Hazen. . Gut Microbiota in Cardiovascular Health and Disease. Circ Res. 2017 Mar 31;120(7):1183-1196. doi: 10.1161/CIRCRESAHA.117.309715.
  • Hess, Jennifer & Birkett, Anne & Thomas, William & Slavin, Joanne. (2011). Effects of short-chain fructooligosaccharides on satiety responses in healthy men and women. Appetite. 56. 128-34. 10.1016/j.appet.2010.12.005.
  • Lattimer, J. M., & Haub, M. D. (2010). Effects of dietary fiber and its components on metabolic health. Nutrients2(12), 1266–1289. https://doi.org/10.3390/nu2121266.
  • Park, C. J., & Han, J. S. (2015). Hypoglycemic Effect of Jicama (Pachyrhizus erosus) Extract on Streptozotocin-Induced Diabetic Mice. Preventive nutrition and food science20(2), 88–93. https://doi.org/10.3746/pnf.2015.20.2.88
  • Chan Joo Park , Hyun-Ah Lee , Ji-Sook Han . Jicama (Pachyrhizus erosus) extract increases insulin sensitivity and regulates hepatic glucose in C57BL/Ksj-db/db mice. J Clin Biochem Nutr. 2016 Jan;58(1):56-63. doi: 10.3164/jcbn.15-59. Epub 2015 Nov 20.