¿Qué hacer en caso de sufrir una quemadura?

Antes de tratar directamente la quemadura es importante determinar qué tipo de quemadura es, ya que las quemaduras graves necesitan atención médica inmediata.
¿Qué hacer en caso de sufrir una quemadura?
José Gerardo Rosciano Paganelli

Revisado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli.

Escrito por Tabares

Última actualización: 16 mayo, 2022

Mientras estamos cocinando, manipulando el horno o planchando la ropa puede ocurrir que nos quememos por accidente. Estos son percances que en el día a día sufrimos con bastante frecuencia. De hecho, son los accidentes domésticos más comunes que ocurren a lo largo del año. Por ello, es primordial saber qué hacer en caso de sufrir una quemadura de este tipo.

Cuando el accidente ocurre, mucha gente piensa que con solo poner mucha agua fría sobre la zona afectada será más que suficiente para tratar la herida. Sin embargo, esto no es del todo así. Y es que habrá que ver de qué gravedad de la misma y si ha afectado solo la piel o a tejidos más internos como articulaciones o tendones.

¿Has sufrido una quemadura más o menos leve y no sabéis como tratarla? Pues a continuación te daremos una serie de consejos para que te deshagas de las mismas de una manera rápida, efectiva y más o menos indolora.

Tipos de quemaduras

Las quemaduras se pueden clasificar de múltiples formas, sin embargo, una de las más utilizadas toma en cuenta la profundidad de los tejidos afectados. En este sentido, las quemaduras se clasifican en 3 tipos distintos, los cuales son los siguientes:

  • Quemaduras de 1er grado. Se tratan de lesiones que solo afectan a la capa superficial de la piel, son las más leves de todas y sus principales síntomas son enrojecimiento y dolor.
  • Quemaduras de 2do grado. En este caso la lesión afecta a tejidos más profundos, pudiendo llegar hasta la dermis. Además de los síntomas de las quemaduras de 1er grado, es posible observar vesículas o ampollas de un tamaño variable.
  • Quemaduras de 3er grado. Son las quemaduras más graves de todas, las cuales afectan tejidos profundos como tendones, músculos y huesos. Las quemaduras de 3er grado representan una situación que puede poner en peligro la vida de las personas, por lo que ameritan atención médica inmediata.

¿Qué hacer en caso de una quemadura?

Quemadura en la mano

Tal como explican los profesionales de MedlinePlus, antes de tratar directamente la quemadura es importante determinar qué tipo de quemadura es. Esto se debe a que las quemaduras graves, en todo caso, necesitan atención médica inmediata, por lo que en este supuesto habrá que llamar inmediatamente a urgencias.

Si la persona en el momento no está segura de qué tipo de quemadura ha sufrido, lo mejor es actuar como si fuera una quemadura grave y acudir a un médico antes de aplicar ningún producto. No obstante, existen ciertas recomendaciones generales que se deben seguir en caso de sufrir una quemadura para minimizar el daño, dentro de las cuales se encuentran las siguientes:

1. Retirar todo lo que esté en contacto con la quemadura

Al sufrir una quemadura, sin importar su gravedad, lo primero que se debe de hacer es retirar cualquier prenda que esté en contacto con la herida. En este sentido, es necesario quitarse los anillos, las pulseras o la tela que se encuentren en la zona cercana. De hecho, en algunos casos es necesario cortar la ropa que rodea la lesión para evitar sufrir más daños.

Además, es importante tener en cuenta que no se deberá aplicar ningún remedio casero sobre la quemadura, sin importar la gravedad de la misma. La colocación de sustancias como café o crema dental resultan contraproducentes y pueden favorecer a la aparición de infecciones en la mayoría de los casos.

2. Aplicar agua tibia

Sin importar la gravedad de la quemadura, lo que hay que hacer es tratarla directamente con agua tibia. De esta manera, la zona afectada se enfriará. Deja que un chorro de agua del grifo caiga sobre la quemadura entre 5 y 30 minutos.

Es muy importante que el agua no esté fría, ya que el cambio brusco en la temperatura de la zona afectada podría empeorar el daño sufrido. Incluso, colocar agua fría sobre una herida grave aumenta la probabilidad de sufrir un daño nervioso irreversible. Además, es importante tratar de que el agua elimine cualquier rastro de tela o suciedad que pueda tener la herida.



3. No reventar las ampollas

Otra de las medidas importantes a la hora de actuar al sufrir una quemadura es no reventar las ampollas o flictenas que se formen. Una de las características principales de las quemaduras de segundo grado es la formación de pequeñas bolsas de líquido transparente, las cuales deberán mantenerse intactas.

Si bien el personal médico especializado tiende a romper las ampollas, se trata de un procedimiento que debe realizarse bajo las mayores condiciones de esterilidad para prevenir la aparición de infecciones. Además, la ruptura de estas lesiones deberá estar seguida de una serie de cuidados especiales.

4. Cubrir la herida

Una vez que la hayamos enfriado, hay que cubrir la quemadura con un vendaje estéril y seco o con un apósito limpio. Así conseguiremos que la herida no se infecte ni empeore, ya que estará completamente protegida. Es importante proteger la quemadura de posibles fricciones o presiones con las que se podría dañar más aún la piel.

Cuando se trate de una quemadura grave y existan tejidos profundos expuestos, lo mejor será colocar un apósito humedecido con agua o solución fisiológica. Esto evitará que se adhiera a la superficie quemada y deje residuos que puedan conducir a una infección.

En todo caso, aunque la herida sea leve, es recomendable acudir a un profesional tras haber aplicado los primeros auxilios sobre la zona afectada. Sobre todo para prevenir posibles infecciones o complicaciones.

Curando una quemadura

5. Ayudar a tratar la zona afectada

Una vez que la piel ha enfriado, para evitar que queden cicatrices y ayudar a tratar la zona afectada, es posible aplicar una loción humectante que contenga aloe vera o miel. Sin embargo, siempre es necesario consultar con el especialista antes de aplicar cualquier sustancia sobre la zona quemada.

Por otro lado, para el dolor, es posible tomar Ibuprofeno o Paracetamol de venta libre. Aunque antes de tomar cualquier medicamento es preferible consultar con un especialista.



Los primeros auxilios son muy importantes

A la hora de saber qué hacer al sufrir una quemadura una de las recomendaciones más importantes es mantener la calma. De esta manera, es posible actuar con mayor precisión y organización a la hora de aplicar los primeros auxilios. Recuerda que a pesar de aplicar las medidas mencionadas, siempre es necesaria la evaluación de la quemadura por parte de un especialista.

Te podría interesar...
¿Qué hacer al sufrir una quemadura en el paladar?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué hacer al sufrir una quemadura en el paladar?

Con este artículo se busca el aportar soluciones rápidas y naturales a los dolores y molestias que genera una quemadura en el paladar.