¿Qué pasa en nuestro cuerpo si retenemos los gases?

Retener los gases acarrea algunos problemas como la hinchazón y el dolor abdominal. Además, al hacerlo, podríamos estar ignorando las señales de nuestro cuerpo. Conoce qué ocurre cuando no los expulsamos con normalidad.
¿Qué pasa en nuestro cuerpo si retenemos los gases?
Karla Henríquez

Escrito y verificado por la médica Karla Henríquez el 16 enero, 2021.

Última actualización: 16 enero, 2021

Muchas veces, la expulsión de los gases nos resulta vergonzosa. Especialmente, cuando nos encontramos rodeados por otras personas. En esos momentos, normalmente, intentamos reprimirlos para evitar dar una mala impresión.

Todo lo relacionado con la expulsión de desechos nos resulta desagradable y poco favorecedor para nuestra imagen. No obstante, se trata de algo natural. Y no dejar que fluya de esa manera puede resultar perjudicial para el organismo. Por eso, en esta oportunidad develamos qué pasa si retenemos los gases.

¿Es malo retener los gases?

Remedios caseros para los cólicos o los gases

La liberación de los gases es algo natural y, de acuerdo a un artículo de National Institute of Diabetes and Digestion and Kidney Diseases, expulsar gases entre 13 y 21 gases al día es completamente normal. Si se consumen alimentos ricos en fibra o en gas, como lo es el caso de las gaseosas, lo más probable es que este número aumente.

Las flatulencias pueden generarse por los alimentos que se ingieren, el aire que se introduce al hablar o por las bacterias que se generan en el proceso de la digestión. Si bien es comprensible que tengamos pudor o consideración a la hora de expulsar un gas en público, tampoco debemos optar por suprimir este impulso natural del organismo.

Las consecuencias de hacerlo varían en función de la frecuencia con que se realice la retención de los gases. A mayor frecuencia, mayor daño. Si bien no representa un problema grave para la salud, algunas de las consecuencias de aguantarse los gases pueden ser muy molestas. En la lista se encuentran las siguientes:

  • Dolor abdominal
  • Hedor más intenso
  • Dolor de estómago
  • Inflamación del abdomen

Posibles problemas de salud que pueden

Por medio de las flatulencias podemos saber el estado de nuestro cuerpo. El olor y los componentes que lo causan, así como también la cantidad que se expulsa al día, evidencian cómo se realiza el proceso digestivo. El retener un gas puede impedir que reconozcas bien los síntomas de alguna condición importante.

Tener cólicos o hinchazón abdominal puede generarse por miles de patologías, pero si tenemos esta mala costumbre no sabemos a qué se debe en realidad. De acuerdo al artículo mencionado anteriormente, las afecciones que causan exceso de flatulencias son las siguientes:

  • Proliferación de bacterias en el intestino delgado
  • Síndrome de intestino irritable
  • Reflujo gastroesofágico
  • Intolerancia a la lactosa, a la fructosa y al gluten

¿Cómo prevenir los gases?

No existe una fórmula mágica para evitar los gases por completo; es algo natural que depende de muchos factores. Sin embargo, hay algunas medidas en el estilo de vida que pueden reducir su aparición. ¿Te aquejan con mucha frecuencia? Entonces ten en cuenta las recomendaciones que compartimos en el siguiente espacio.

Cuidar la alimentación

vegetales

Todos los alimentos generan gases en su proceso de descomposición dentro de nuestro organismo. Sin embargo, existen unos cuantos que incrementan este proceso y hacen que el intenso grueso trabaje el doble. Más que eliminarlos de nuestra dieta, lo ideal es consumirlos en pequeñas cantidades si sufrimos de flatulencias constantes.

Según una publicación de Better Health, se debe reducir el consumo de leche y productos lácteos, tales como el queso, la mantequilla, los helados, etcétera. También, se resalta la importancia de evitar el consumo de ciertos vegetales, frutos y legumbres como los siguientes:

  • Manzana
  • Melocotón
  • Pera
  • Repollo
  • Zanahoria
  • Berenjena
  • Coles de Bruselas
  • Cebolla
  • Rábano
  • Coliflor
  • Uvas y ciruelas pasas
  • Frijoles, habas, arvejas, lentejas, garbanzos
  • Nueces

2. Comer en cantidades moderadas

Comer en exceso es una de las razones por las cuales se incrementa la producción de gases. Sobre todo, si no llevamos una dieta balanceada. El consumo de alimentos con alto contenido de grasa o trigo y la comida chatarra hacen que el proceso de digestión se ralentice y se produzcan molestias estomacales.

3. Evita las bebidas gaseosas

Bebidas energeticas

Para nadie es un secreto que los refrescos y las bebidas carbonatadas no son recomendables para la salud. No solo por su contenido de azúcar sino porque contienen mucho aire. Este, se va directamente al estomago, generando hinchazón y, por consiguiente, gases. Lo mejor es tomarlos con mesura y evitar el uso del popote o pajilla, ya que estos ayudan a que entre más aire.

4. Masticar bien

Lo más recomendable no hablar mientras comemos. El hablar mucho o consumir líquidos mientras se come, genera una ingesta extra de aire que puede provocar malestar estomacal y sabotear la sensación de saciedad. Por eso, es fundamental tomarnos el tiempo necesario para masticar y disfrutar la comida, sin ninguna distracción.

¿Cuándo acudir al médico?

Aunque lo más recomendable es evitar la producción de gases en vez de aguantarlos, lo cierto es que algunas veces ignoramos cuál puede ser la causa. Si aparecen otros síntomas asociados, como cambios de temperatura, erupciones en la piel, sangre en las heces, pérdida de peso, diarrea o fatiga, es importante acudir al médico de inmediato.

De esta manera se podrán evaluar los síntomas y hacer los exámenes y pruebas pertinentes para descartar cualquier enfermedad. Para finalizar, vale la pena mencionar que hay que tomarse el asunto con naturalidad. Aunque es bueno tener pudor y ser considerado, esto no debe interferir con los procesos naturales del organismo.

Te podría interesar...
Cómo combatir la inflamación y los gases intestinales con aloe vera y papaya
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo combatir la inflamación y los gases intestinales con aloe vera y papaya

La combinación de aloe vera y papaya brinda un remedio natural de buen sabor que actúa contra la inflamación y los gases intestinales.