¿Sabes qué sucede en tu cuerpo cuando consumes bebidas carbonatadas?

El consumo regular de bebidas carbonatadas —en especial abundantes en azúcares— se vincula con algunos problemas de salud. En este espacio los detallamos.
¿Sabes qué sucede en tu cuerpo cuando consumes bebidas carbonatadas?
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas.

Última actualización: 29 agosto, 2022

Los efectos que se producen en el cuerpo debido al consumo de bebidas carbonatadas han sido motivo de debate en los últimos años. Con relación a esto, una amplia variedad de estudios ha informado que opciones como las sodas y los refrescos inciden en un mayor riesgo de enfermedades entre los consumidores. 

Sin embargo, en torno a este tema también han surgido varios mitos, como que la carbonatación eleva la pérdida de calcio en los huesos o la desmineralización ósea. Lo cierto de todo es que los efectos varían de acuerdo a la composición total de la bebida, más allá de si tiene gas de dióxido de carbono. ¿Quieres saber más al respecto?

Lo que sucede en tu cuerpo cuando consumes bebidas carbonatadas

Las bebidas carbonatadas son aquellas a las que se les adiciona gas de dióxido de carbono durante su preparación. De este modo, adquieren características especiales, como su particular burbujeo y un ligero sabor ácido. A menudo, se distribuyen en el mercado en forma de refrescos, sodas de cola, agua con gas y vino carbonatado.

Pese a su popularidad y a su amplia presencia en el mercado, muchas personas empezaron a evitar su consumo debido a las advertencias sobre sus efectos perjudiciales. En particular, su ingesta habitual se vincula con un riesgo elevado de trastornos metabólicos, entre otras enfermedades.

Lo que sucede en tu cuerpo cuando consumes bebidas carbonatadas
El consumo de bebidas carbonatadas afecta el cuerpo a nivel metabólico, cardiovascular y hasta dental. Todo depende de su composición.


¿Todas las bebidas carbonatadas son perjudiciales?

Antes que nada conviene aclarar que no todas las bebidas carbonatadas provocan los mismos efectos en el cuerpo. Algunas opciones como el agua con gas o el agua tónica se consideran seguras. ¿Cuándo suponen un problema? Esto depende en gran parte del resto de su composición.

La adición de azúcar, sal, ácidos, aditivos y conservantes determina qué tan perjudiciales son estas bebidas en el organismo. Dicho esto, los efectos negativos no tienen que ver con la carbonatación. Los estudios no han demostrado que la adición de gas de dióxido de carbono presurizado al agua de estos productos afecte la salud.

Por ejemplo, una investigación compartida a través de The American Journal of Clinical Nutrition asoció la ingesta de bebidas de cola —pero no de otras bebidas carbonatadas — con un mayor riesgo de pérdida de la densidad ósea en mujeres. 

¿El motivo? Su alto contenido de fósforo, que a su vez eleva la pérdida de calcio a través de los riñones. Una revisión más reciente en la revista Menopause informó efectos similares y añadió que los efectos perjudiciales de estas bebidas obedecen a su abundante contenido de azúcar y aditivos.

Bebidas carbonatadas y caries dental

Ahora bien, si las bebidas carbonatadas no contienen ácido cítrico, azúcares y otros aditivos, no suponen un riesgo de caries o problemas dentales. El inconveniente es que la mayoría sí tiene este tipo de añadidos, lo que aumenta las probabilidades de sufrir estas enfermedades.

Como lo detalla un reporte de caso, los ácidos y los azúcares que se agregan a este tipo de bebidas tienen potencial acidogénico y cariogénico. Su consumo prolongado puede resultar en erosión del esmalte dental y caries.   

Una idea extendida es que el gas de dióxido de carbono disuelto en estas bebidas es muy ácido y deteriora el esmalte dental. No obstante, las investigaciones han desmentido tal afirmación, pues no hay evidencias de que ocurra así.

Efectos en pacientes con síndrome del intestino irritable (SII)

El consumo de bebidas carbonatadas no es una causa del síndrome del intestino irritable; aun así, deben evitarse en la dieta de estos pacientes, ya que se vinculan a complicaciones. Una investigación compartida en BMC Gastroenterology detalla que la ingesta de este tipo de bebidas es un detonante de los síntomas del SII.

Algunas personas experimentan hinchazón y gases tras ingerir bebidas carbonatadas. De ser así, lo mejor es evitar su consumo.

Riesgo de síndrome metabólico

El consumo de agua carbonatada simple no se vincula a problemas de salud ni a un aumento de peso. De hecho, este producto es cero calorías. Sin embargo, un pequeño estudio compartido en Obesity Research & Clinical Practice asoció el gas de dióxido de carbono en los refrescos con un aumento de peso debido a la estimulación de grelina.

Según los investigadores, esta sustancia aumenta la liberación de grelina y, por ende, estimula la sensación de hambre. De este modo, incide en el sobrepeso y la obesidad. Por ahora, son necesarios más estudios.

Lo que está claro es que consumir bebidas carbonatadas azucaradas de manera habitual puede ser un detonante de las enfermedades que se agrupan en el síndrome metabólico.

Una revisión en International Journal of Clinical Practice vinculó su consumo a trastornos como la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. 

¿Cómo reducir los riesgos asociados al consumo de bebidas carbonatadas?

En primer lugar, hay que considerar la composición de las bebidas carbonatadas. Algunas contienen más azúcares y aditivos que otras. Las bebidas de cola, los refrescos, los vinos carbonatados y similares suelen representar mayor riesgo. Además, contienen más calorías que el agua carbonatada simple.

Una buena alternativa para reducir los riesgos y disfrutar una bebida refrescante es añadir frutas frescas, hierbas y especias en el agua carbonatada simple. Simplemente se dejan infusionar por algunas horas para cambiar el sabor.

¿Cómo reducir los riesgos asociados al consumo de bebidas carbonatadas?
El agua carbonatada simple suele ser segura. Se puede preparar con frutas y hierbas para mejorar el sabor.


¿Qué hay que recordar?

La adición de gas de dióxido de carbono en las bebidas no suele ser el motivo por el que resultan perjudiciales. Por ahora, son pocas las evidencias que asocian esta característica con efectos negativos en la salud.

Sin embargo, sí es cierto que el azúcar y otros aditivos en estas bebidas inciden en la aparición de enfermedades. Por lo tanto, hay que evitar su consumo tanto como sea posible. En su lugar, es preferible elegir agua mineral o agua carbonatada simple.

Te podría interesar...
10 razones por las que todos deberían evitar el consumo de refrescos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
10 razones por las que todos deberían evitar el consumo de refrescos

Los refrescos son bebidas ricas en azúcares y calorías que pueden originar varias dificultades en la salud. Descubre por qué los debes de dejar de ...



  • Vartanian LR, Schwartz MB, Brownell KD. Effects of soft drink consumption on nutrition and health: a systematic review and meta-analysis. Am J Public Health. 2007 Apr;97(4):667-75. doi: 10.2105/AJPH.2005.083782. Epub 2007 Feb 28. PMID: 17329656; PMCID: PMC1829363.
  • Doyle J, Cooper JS. Physiology, Carbon Dioxide Transport. [Updated 2022 Jul 5]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK532988/
  • Dhingra R, Sullivan L, Jacques PF, Wang TJ, Fox CS, Meigs JB, D'Agostino RB, Gaziano JM, Vasan RS. Soft drink consumption and risk of developing cardiometabolic risk factors and the metabolic syndrome in middle-aged adults in the community. Circulation. 2007 Jul 31;116(5):480-8. doi: 10.1161/CIRCULATIONAHA.107.689935. Epub 2007 Jul 23. Erratum in: Circulation. 2007 Dec 4;116(23):e557. PMID: 17646581.
  • Tucker KL, Morita K, Qiao N, Hannan MT, Cupples LA, Kiel DP. Colas, but not other carbonated beverages, are associated with low bone mineral density in older women: The Framingham Osteoporosis Study. Am J Clin Nutr. 2006 Oct;84(4):936-42. doi: 10.1093/ajcn/84.4.936. PMID: 17023723.
  • Gallagher JC. Sodas and colas are associated with an increase in fractures. Menopause. 2019 Nov;26(11):1229-1231. doi: 10.1097/GME.0000000000001439. PMID: 31592874; PMCID: PMC6832823.
  • Cheng R, Yang H, Shao MY, Hu T, Zhou XD. Dental erosion and severe tooth decay related to soft drinks: a case report and literature review. J Zhejiang Univ Sci B. 2009 May;10(5):395-9. doi: 10.1631/jzus.B0820245. PMID: 19434767; PMCID: PMC2676420.
  • Lussi A, Megert B, Shellis RP, Wang X. Analysis of the erosive effect of different dietary substances and medications. Br J Nutr. 2012 Jan;107(2):252-62. doi: 10.1017/S0007114511002820. Epub 2011 Jun 30. PMID: 21733310.
  • Ligaarden SC, Lydersen S, Farup PG. Diet in subjects with irritable bowel syndrome: a cross-sectional study in the general population. BMC Gastroenterol. 2012 Jun 7;12:61. doi: 10.1186/1471-230X-12-61. PMID: 22676475; PMCID: PMC3674839.
  • Narain A, Kwok CS, Mamas MA. Soft drink intake and the risk of metabolic syndrome: A systematic review and meta-analysis. Int J Clin Pract. 2017 Feb;71(2). doi: 10.1111/ijcp.12927. Epub 2017 Jan 10. PMID: 28074617.