¿Quién lleva los pantalones en la relación?

Raquel Lemos Rodríguez·
26 Marzo, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
19 Diciembre, 2018
Antiguamente, se consideraba que por naturaleza era el marido quien daba órdenes. Esta cultura retrógrada basada en el machismo ha ido evolucionando con el paso del tiempo y gracias a la lucha de muchas mujeres.

Tradicionalmente se ha considerado que en las relaciones de pareja existen dos roles muy bien diferenciados; el de la persona que obedece y el de la persona que manda.

Para ser más exactos, antes se consideraba que, “por naturaleza”, en una relación de pareja, quien debía dar las órdenes y lineamientos era el hombre. Asimismo, se creía que la mujer solo servía para seguir lo que indicaba él, mantener el hogar y cuidar de los hijos.

La tradición histórica

A pesar de que el machismo fue la norma durante mucho tiempo, hoy en día el panorama está cambiando, y con ello, los roles, las dinámicas sociales y las creencias.

A día de hoy, lo que definitivamente se busca es la igualdad y que no se sigan copiando los antiguos modelos en las relaciones de pareja. Entre otras cosas, porque sabemos que esa idea de que una persona manda y la otra obedece sin más no es saludable.

Una buena relación debe estar basada en la confianza mutua, en la sinceridad y en el respeto. No en el dominio de una persona sobre otra.

No obstante, el machismo y la desigualdad son realidades que aún están muy presentes y contra las que hay que continuar combatiendo. Cabe destacar que, aunque no lo creamos, la desigualdad y el machismo no solo están presentes en parejas heterosexuales, sino que pueden presentarse incluso en parejas homosexuales.

Lee: 4 razones para no conformarse en una relación de pareja

“Quien lleva los pantalones manda y ordena”

Una pareja puede discutir por este problema.
Estos roles de género pueden generar muchos conflictos de pareja.

La connotación y el trasfondo de esta expresión (quien lleva los pantalones manda y ordena…) está unida a una realidad machista. Antes, los pantalones eran una prenda de vestir que solo llevaban los hombres, mientras que las mujeres solían vestir faldas o vestidos.

Él llevaba los pantalones, él mandaba, él determinaba cuál debía ser el orden de las cosas… y ella se amoldaba y se quedaba bajo su ala.

A pesar de que los tiempos han cambiado y que la cuestión de los pantalones ya no es -ni de lejos- como antaño, aún en determinadas culturas se puede escuchar “en tu relación quien lleva los pantalones es tu mujer/marido”.

Esto sirve para hacer referencia a que uno manda y otro cumple lo que se le dice, y que eso, de alguna manera, no solo tiene sentido, sino que está “bien”. Sin embargo, eso no es así.

En las relaciones -en general, no solo de pareja- puede desarrollarse una tendencia a que uno de los miembros lleve la voz cantante, es decir, tenga más iniciativa que el otro. Esto puede deberse a motivos culturales, factores psicológicos, educación, etc.

Y eso no tiene por qué ser malo en sí mismo, siempre y cuando quien lleve la voz cantante sepa escuchar y atender otros puntos de vista, así como buscar siempre un balance.

El problema surge cuando esa persona que tiene iniciativa y que no le cuesta demasiado elegir rumbo, pretende que la otra persona sea su subordinada sin siquiera cuestionarlo. 

No te pierdas: 5 cosas que no debes permitir en tu relación de pareja

Los roles de la pareja

Una pareja puede encontrar la solución junta.
Saber poner las diferencias de otro lado y encontrar un punto medio en las discusiones es fundamental.

Cada persona es diferente, y por lo tanto cada pareja también. El modo en que cada uno vive su relación depende de las particularidades de cada caso.

Los expertos en la materia afirman que las personas desempeñan determinados roles no solo en relaciones sentimentales sino en la vida diaria, en cada círculo social en el que se desarrolle la vida cotidiana. Los roles se asumen en función de las experiencias que se acumulan en cada persona. 

Sin embargo, encasillarse en un tipo de rol puede resultar negativo. Y es que en determinadas circunstancias, la asunción de un rol como propio puede destruir el vínculo en la pareja. Tal como indican los profesionales, los roles deben fluir de modo que se asuman solo cuando sea necesario.

Tal vez te interese: Indicadores para saber si mi relación de pareja funciona

Igualdad y respeto en la pareja: pilares fundamentales

La idea es que se pueda facilitar que ambos miembros de la pareja se sientan con permiso de manifestar sus necesidades.

Si en algún momento una persona siente que no puede representar cierto papel, que no tiene derecho a manifestar ciertos sentimientos o palabras, puede llegar a asumir un rol de forma rígida. Es importante basar las relaciones en el apoyo mutuo y en asumir las obligaciones por igual.

Es inevitable asumir roles en la pareja en determinadas circunstancias. A veces porque es necesario asumirlos y otras veces porque se verá que es necesario ejercerlos.

De este modo, por ejemplo, habrá momentos en los que uno tenga más iniciativa o más decisión que la otra persona. Y en otras ocasiones, los roles cambiarán y se dará la situación inversa. Lo positivo es que ambos se complementen y que no se encasillen dentro de una forma de ser.

  • Stephenson, K. R., Sullivan, K., & Christensen, A. (2015). Couple Therapy. In Encyclopedia of Mental Health: Second Edition. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-397045-9.00176-2
  • Toupin, R. A. (1962). Elastic materials with couple-stresses. Archive for Rational Mechanics and Analysis. https://doi.org/10.1007/BF00253945
  • Lebow, J. L., Chambers, A. L., Christensen, A., & Johnson, S. M. (2012). Research on the Treatment of Couple Distress. Journal of Marital and Family Therapy. https://doi.org/10.1111/j.1752-0606.2011.00249.x
  • Benson, L. A., McGinn, M. M., & Christensen, A. (2012). Common Principles of Couple Therapy. Behavior Therapy. https://doi.org/10.1016/j.beth.2010.12.009