Receta de buñuelos de plátano

Dorados, crocantes, dulces y aromáticos. Así son los buñuelos de plátano, un pequeño bocado perfecto para saciar las ganas de dulce o concluir una comida especial.
Receta de buñuelos de plátano
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 17 julio, 2021.

Última actualización: 17 julio, 2021

Su textura crujiente por fuera, pero tierna y suave por dentro, convierte a los buñuelos de plátano en un dulce que pocas personas rechazan. Ideales para saciar un momento goloso o para servir en cualquier merienda y desayuno.

A medio camino entre unos buñuelos y el plátano frito, esta es la receta que te presentamos en el siguiente artículo. Se trata de un bocado que se prepara rápido y no tiene ningún tipo de complicación. Esto sí, hay que tener en cuenta que la mejor forma de degustarlos es recién salidos de la sartén.

Una golosina de origen asiático

Pisang goreng es el nombre de un snack muy popular en algunos países del sureste asiático, como Singapur, Indonesia, Malasia o Tailandia. Allí se consume de forma habitual en la calle o en las cafeterías y se trata de trozos de plátano cubiertos de una masa, fritos en aceite.

La mezcla para la masa de estos buñuelos se prepara a mano con la ayuda de un tenedor y no es preciso usar ningún electrodoméstico. Por ello, es una receta ideal para realizar con la ayuda de los más pequeños de la casa.

También es una forma de aprovechar los plátanos demasiado maduros y evitar su desperdicio. Pero es necesario tener presente que no conviene abusar de este tipo de preparaciones y que la mejor forma de introducir la fruta en la dieta es fresca y entera.


Quizás te interesa conocer Cómo se preparan los buñuelos salados


Ingredientes necesarios en la elaboración de los buñuelos de plátano

  • 2 huevos.
  • 3 plátanos.
  • 1 taza de harina.
  • Azúcar para rebozar.
  • 2 cucharadas de leche.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1 cucharadita de canela molida.
  • 1 cucharada de levadura química.
  • 1 cucharada de margarina fundida.
  • Aceite de oliva virgen o virgen extra para freír.
Cesta de plátanos para hacer buñuelos.
Si no quieres desperdiciar los plátanos que están muy maduros, puedes aprovecharlos en esta receta de buñuelos.

Proceso de elaboración paso a paso

  1. Para empezar con su preparación se necesita un cuenco grande. Cascar y verter en él los huevos y añadir la margarina fundida, el azúcar y la leche. Mezclar bien para que los ingredientes líquidos de la masa queden integrados.
  2. A continuación, incorporar la harina, la canela en polvo, la levadura química, la sal y combinar. Esta mezcla se realiza a mano, pero también puedes ayudarte con una batidora.
  3. Pelar los plátanos y cortar en rodajas medianas. Para esta receta es perfecto que estén bastante maduros y blandos. Sumergir en la pasta y dejar un rato para que se impregnen con ella.
  4. Mientras, colocar una sartén pequeña con aceite a fuego fuerte. Cuando el aceite está caliente, bajar la temperatura y con la ayuda de dos cucharas soperas coger un trozo de plátano con un poco de masa. Introducir en la sartén y freír en tandas pequeñas.
  5. Cuando empiezan a adquirir un color dorado ya se pueden retirar y colocar en una bandeja con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Es recomendable no dejar de vigilar para evitar que se quemen.
  6. Mientras todavía están calientes, llenar un cuenco pequeño con azúcar y rebozar los buñuelos.

En este instante ya están listos para degustar, ya sea un poco calientes o a temperatura ambiente. Para obtener un tentempié o postre más dulce, servir acompañados de una bola de helado, un poco de nata batida o de sirope de chocolate.

Una solución cuando no se pueden preparar los buñuelos de plátano al momento es mantenerlos calientes dentro del horno a una temperatura baja. Sin embargo, la masa puede perder el punto crujiente que lo hace un dulce tan especial.


Descubre otro postre con plátano Mousse de plátano


Consejos prácticos sobre la preparación de los buñuelos de plátano

Este dulce a base de plátano ya es delicioso preparado tal como se detalla en la descripción. Sin embargo, en el momento de hacerlos se pueden hacer algunas variantes y obtener unos buñuelos de plátano adaptados a diferentes ocasiones y gustos personales.

Si bien el protagonista principal es el plátano (un ingrediente insustituible), es posible agregar condimentos para obtener sabores diferentes. Los que combinan mejor con esta fruta tropical son la vainilla, el coco y la ralladura de limón.

Además, otra de las opciones apta para los consumidores adultos es añadir una o dos cucharadas de brandy, ron o cualquier otro licor entre los componentes líquidos de la pasta.

Así mismo, para lograr un resultado final más esponjoso y aireado, separa las claras y las yemas de los huevos. Las claras se montan a punto de nieve y se incorporan a la masa en el último momento. Para que no pierdan volumen se agregan con una espátula y con movimientos envolventes.

En principio, estos buñuelos de plátano son aptos para todas las personas con excepción de las que tengan alergia a alguno de los ingredientes. La leche de vaca se puede sustituir por una bebida vegetal y usar una harina sin gluten en las personas celíacas.

Ahora bien, como hemos indicado, no conviene abusar de este tipo de preparaciones y mucho menos en sustitución de la fruta fresca. Aunque sin duda alguna son una versión mucho más adecuada que los preparados de forma industrial.

Típicos buñuelos fritos de Asia.
En Asia resultan un bocadillo tradicional estos buñuelos de plátano.

Los buñuelos de plátano son un tentempié delicioso

El plátano es una de las frutas que contiene más carbohidratos y con un sabor dulce propio muy especial. Por esto, es ideal en las preparaciones de postres y snacks, ya que no precisa la incorporación de una gran cantidad de azúcar.

Se trata de un alimento que también aporta una buena cantidad de fibra, potasio, vitamina B6 o inulina. Son muy convenientes como fuente de energía rápida, en la prevención de calambres musculares, el control de la presión arterial o la regulación del tránsito intestinal.

Son versátiles y se pueden introducir en la alimentación en cualquier momento del día. Naturales, en batidos, con yogur o en gachas de avena. Incluso son un ingrediente perfecto para postres dulces.

Aunque no es la forma más recomendable de consumirlos, sí que es positivo preparar dulces que tengan una parte de fruta en la masa. Así que te animamos a probarlos en un desayuno especial, una merienda infantil o para satisfacer un capricho goloso.

Te podría interesar...
3 increíbles recetas para aprovechar la fruta muy madura
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
3 increíbles recetas para aprovechar la fruta muy madura

En esta ocasión podrás hacer nuevas recetas con cualquier fruta muy madura que tengas en tu hogar, en lugar de tirarlas a la basura.



  • Valero Gaspar T, et al. La alimentación española. Características nutricionales de los principales alimentos de nuestra dieta. Mayo 2018. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.