Receta de masa quebrada o brisée sin gluten

Las personas con celiaquía o «sensibilidad al gluten» tienen que restringir el aporte dietético de la proteína. Por eso, te vamos a enseñar a preparar una masa quebrada sin gluten.
Receta de masa quebrada o brisée sin gluten
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 12 octubre, 2021.

Última actualización: 12 octubre, 2021

La masa quebrada es excelente para la preparación de platos salados o de postres. Sin embargo, no todos pueden disfrutarla, ya que contiene gluten. Por este motivo, te vamos a enseñar una receta de masa quebrada sin gluten que podrá ser introducida en la dieta de las personas celíacas. Es fácil de elaborar y cuenta con una textura excelente.

Antes de comenzar, has de saber que la masa quebrada es un tipo de masa dura muy frecuente en la repostería que suele servir como base para tartas. También se emplea en las quiches.

La misma se cocina en el horno y recibe este nombre debido a su característica quebradiza, ya que se rompe con cierta facilidad. Se puede adquirir también en casi cualquier supermercado ya elaborada, aunque perderá parte de su calidad respecto a la artesanal.

Ingredientes de la masa quebrada sin gluten

Tartas de frutos del bosque clásica
Prepara un sinfín de postres con una masa quebrada sin gluten.

Para elaborar una excelente masa quebrada sin gluten necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 220 gramos de harina sin gluten.
  • 90 gramos de mantequilla.
  • 60 gramos de azúcar.
  • 1 huevo y una yema de un huevo.
  • 1 pizca de sal.

A la hora de escoger los huevos trata de que estos procedan de gallinas criadas en libertad y no en jaulas. Con este acto se promueve el desarrollo de buenas prácticas de obtención de productos al respetar el bienestar animal. Además, la calidad nutricional y organoléptica de este tipo de huevos es superior.



Paso a paso

  1. Mezcla la harina sin gluten con el azúcar y la sal en un cuenco grande. Conviene remover a conciencia estos ingredientes para que se integren perfectamente.
  2. Corta la mantequilla en dados y añádela al recipiente. Se recomienda que esta se encuentre a temperatura ambiente para facilitar su manejo.
  3. Cuando hayas cumplido el anterior paso, incorpora el huevo y la yema de huevo. Trabaja la masa hasta obtener un resultado homogéneo. Ten en cuenta que es preciso evitar amasarla en exceso; de lo contrario, podría volverse demasiado elástica y esto afectaría negativamente la textura final.
  4. Una vez conseguido el objetivo, forma una bola y envuélvela en papel de plástico para dejarla reposar durante 1 hora en la nevera.
  5. Al pasar el tiempo, vierte harina en una superficie limpia de trabajo y coloca la masa quebrada. Aplana primero con las manos y después con la ayuda de un rodillo.
  6. Forra un molde de horno con papel vegetal y coloca encima la masa, retirando el exceso con la ayuda del rodillo.
  7. Pincha la superficie con un tenedor e introdúcela en el horno durante unos 10 minutos a 180 grados centígrados hasta que se dore.

Antes de hornearla, es importarte colocar una capa de papel vegetal por encima de la masa. Esta se cubrirá de legumbres secas que aporten peso suficiente para evitar que hinche.

Ten en cuenta que también podrás cubrirla de ingredientes dulces o salados de forma previa al horneado, dependiendo de la receta que se quiera elaborar. No obstante, con esta receta lo óptimo sería incorporar alimentos dulces. A continuación, te enseñaremos otra forma de preparación de masa quebrada para incluir en platos salados.

Masa quebrada sin gluten salada

Tarta de puerros sin lácteos
La masa quebrada sin gluten puede servir para preparar toda clase de quiches diferentes.

¿Te preguntas cómo elaborar una masa quebrada sin gluten adecuada para quiches y otros platos salados? El proceso es bastante parecido al anterior, aunque varían las proporciones de los ingredientes. Ten en cuenta que el resultado final debería presentar una textura quebradiza y fina.

Ingredientes

En este caso, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 220 gramos de harina sin gluten.
  • 10 gramos de sal.
  • 6 gramos de azúcar.
  • 90 gramos de mantequilla.
  • 1 huevo y una yema de huevo.

Paso a paso

  1. Mezcla los ingredientes secos para que se integren correctamente.
  2. Incorpora la mantequilla cortada en dados, a temperatura ambiente, el huevo entero y la yema del huevo. Trabaja la masa con las manos hasta que se obtenga un textura homogénea, pero sin pasarte para evitar que sea elástica.
  3. Acto seguido, forma una bola y envuelve la masa en papel film.
  4. Introdúcela en el frigorífico durante una hora para que repose.
  5. Pasado el tiempo, coloca harina sobre una superficie de trabajo y extiende la masa quebrada con la ayuda de un rodillo. Es importante que quede fina.
  6. Forra un molde de horno con papel vegetal y coloca la masa sobre el mismo. Elimina el sobrante con la ayuda del propio rodillo.
  7. Pincha la masa con un tenedor y coloca otra película de papel vegetal por encima con legumbres secas para evitar que hinche.
  8. Cocina durante 10 minutos a 180 grados centígrados y listo.

También te puede interesar 6 recetas refrescantes con toronja


¿Cuándo se debe evitar el consumo de gluten?

La masa quebrada sin gluten es apta para personas que padecen celiaquía o sensibilidad al gluten no celíaca.

Durante los últimos años se ha puesto de moda limitar la presencia del gluten en las dietas. Se especuló con que este mecanismo podría generar ciertos beneficios para la salud y para el funcionamiento del cuerpo humano.

Lo cierto es que no existen evidencias de que retirar el gluten en personas sanas resulte ventajoso. Ahora sí, hay situaciones en las que no se puede consumir. Las mismas se citan a continuación.

Personas celíacas

La celiaquía es una patología autoinmune que provoca daños en el organismo a partir del consumo de gluten, como lo evidencia una investigación publicada en la revista BMC MedicineEn estos casos, es preciso no solo evitar el consumo de gluten como tal, sino también tener extremo cuidado con las contaminaciones cruzadas.

De lo contrario, se podría afectar de manera muy negativa la función digestiva. Se provocarían síntomas incómodos como diarreas, dolores y gases, y se incrementaría el riesgo de desarrollar otras patologías más graves. No obstante, las personas que sufren celiaquía suelen estar diagnosticadas desde las primeras etapas de su vida, por lo que son conscientes de esta limitación a nivel dietético.

Personas con sensibilidad al gluten no celíaca

Lo que comúnmente se conoce como «intolerancia al gluten» no existe. Sin embargo, existe un problema tipificado conocido como «sensibilidad no celíaca al gluten». En este caso, el consumo de la proteína genera una serie de efectos adversos en el organismo.

De acuerdo con un estudio publicado en Medicina, lo mejor para quienes padecen de una sensibilidad al gluten no celíaca es retirar el nutriente de la dieta, aunque podría ser posible su reintroducción en un futuro.

En algunas ocasiones, este problema es pasajero, por lo que puede solventarse según pasa el tiempo. Asimismo, hay que destacar que lo único que provoca la ingesta de gluten en estos casos son síntomas, pero la salud del sistema digestivo no se ve afectada como sucede en los pacientes celíacos.

Pacientes con patologías inflamatorias intestinales

Las enfermedades inflamatorias intestinales todavía provocan muchas dudas dentro de la comunidad científica. Existen muchas variaciones entre los pacientes y no siempre el mismo tratamiento resulta eficaz. Sin embargo, se ha estudiado la relación entre la supresión del gluten dietético y el manejo de dichas patologías, incluso se ha observado una mejoría en algunos casos.

Por este motivo, se puede plantear una dieta baja en gluten o sin la proteína para tratar de incrementar la calidad de vida de estos pacientes. Asimismo, la supresión del nutriente en la pauta puede llegar a beneficiar a personas con otro tipo de enfermedades, como es el caso del hipotiroidismo. No obstante, todavía existen ciertas incógnitas al respecto.

Prepara masa quebrada sin gluten

Como has visto, elaborar masa quebrada sin gluten es realmente sencillo. Se necesitan pocos ingredientes y poco tiempo en todo el proceso. El resultado no será exactamente igual a la versión con gluten, pero se asemejará mucho. Por este motivo, resulta una alternativa excelente para confeccionar tartas, quiches y otros platos dulces o salados.

De todos modos, ten en cuenta que moderar el consumo de carbohidratos puede resultar beneficioso para muchas personas, sobre todo para aquellas que no hacen ejercicio físico de manera regular. Así, se previenen patologías metabólicas complejas como la diabetes de tipo 2. También el estado de composición corporal se verá beneficiado a medio plazo.

Para terminar, recuerda que con el objetivo de mejorar el estado de salud será fundamental combinar una dieta adecuada con otros buenos hábitos. Descansar al menos 7 horas cada noche asegurará que los procesos de recuperación que tienen lugar en el organismo se completan de manera exitosa y se evitan, así, ineficiencias a medio plazo que originen patologías.

Te podría interesar...
¿Cómo hacer melocotón en almíbar casero?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo hacer melocotón en almíbar casero?

¿Sabías que el melocotón en almíbar casero es una receta sencilla y deliciosa que puedes hacer para conservar esta fruta?



  • Caio, G., Volta, U., Sapone, A., Leffler, D. A., De Giorgio, R., Catassi, C., & Fasano, A. (2019). Celiac disease: a comprehensive current review. BMC medicine17(1), 142. https://doi.org/10.1186/s12916-019-1380-z
  • Roszkowska, A., Pawlicka, M., Mroczek, A., Bałabuszek, K., & Nieradko-Iwanicka, B. (2019). Non-Celiac Gluten Sensitivity: A Review. Medicina (Kaunas, Lithuania)55(6), 222. https://doi.org/10.3390/medicina55060222
  • Paduano, D., Cingolani, A., Tanda, E., & Usai, P. (2019). Effect of Three Diets (Low-FODMAP, Gluten-free and Balanced) on Irritable Bowel Syndrome Symptoms and Health-Related Quality of Life. Nutrients11(7), 1566. https://doi.org/10.3390/nu11071566