Receta original para preparar solomillo Wellington

Consumir carne es positivo para la salud, siempre y cuando sea fresca y de buena calidad. Para ello te vamos a presentar una receta que te va a encantar.
Receta original para preparar solomillo Wellington
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 23 enero, 2022

El solomillo Wellington es una receta de carne mucho más sencilla de preparar de lo que parece. Además, el resultado es fantástico.

No solo es excelente desde el punto de vista organoléptico, sino que también aporta una buena cantidad de nutrientes esenciales, elementos determinantes para mantener un buen estado de salud.

Hay varios métodos para elaborar el solomillo Wellington. Nosotros te vamos a enseñar una versión bastante simple que no requiere de mucho tiempo ni de excesivos ingredientes. Se pueden introducir, eso sí, diferentes tipos de rellenos.

Ingredientes del solomillo Wellington

Para conseguir un exquisito solomillo Wellington son necesarios los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de solomillo ibérico.
  • 250 gramos de champiñones.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 8 lonchas de jamón ibérico.
  • 1 lámina de hojaldre.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 huevo batido.
  • 1/2 cebolla.
  • Pimienta.
  • Sal.
Champiñones para solomillo Wellington.
Los champiñones aportan a esta receta todos los beneficios de las setas.

Paso a paso

Primero hay que eliminar la tierra que tengan los champiñones. Para ello, lo mejor es frotarlos con un paño y después trocearlos. No suele resultar buena idea colocarlos debajo del chorro de agua fría.

En paralelo, se pela la cebolla y se pica también junto con el ajo. Estos dos últimos ingredientes se trituran con la ayuda de una batidora de mano hasta obtener una pasta.

Se reserva para más adelante y se vierten un par de cucharadas de aceite de oliva en una sartén a fuego medio para cocinar los champiñones durante unos minutos. Es importante salpimentar en este punto.

Ha llegado la hora de preparar el solomillo como tal. Para ello se parte por la mitad.

Se coloca sobre una mesa un trozo generoso de papel de plástico. Encima de él habrá que poner 8 lonchas de jamón ibérico con el solomillo justo encima. Se cubre la carne con la cebolla y los champiñones y se tapa con las lonchas de jamón, envolviendo todo y enrollando con el papel de plástico después. Se deja en la nevera durante 30 minutos.

Pasado el tiempo, se extiende el hojaldre sobre una mesa y se coloca el solomillo sin el plástico dentro. Se pinta todo el exterior con un huevo batido.

En este momento habrá que cocinar el solomillo en el horno. Para ello se deja 25 minutos con calor por ambas caras a 200 grados centígrados con el electrodoméstico precalentado. No conviene escoger solomillos muy grandes porque podrían no cocerse en este tiempo.



Beneficios del solomillo para la salud

El solomillo es un corte de carne que cuenta con varios beneficios para la salud. Hablamos de una porción magra que concentra en su interior proteínas de alto valor biológico, con todos los aminoácidos esenciales.

Por este motivo, es positiva su inclusión en la dieta de manera regular. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Annals of Nutrition & Metabolism, hay que consumir al menos 0,8 gramos de proteína por kilo de peso al día en personas sedentarias.

Al mismo tiempo, la carne roja supone una fuente de hierro. Se trata de un mineral que posibilita el transporte de oxígeno a través de la sangre.

Un déficit continuado del mismo generaría anemia, según una investigación publicada en la revista The Medical Clinics of North America. Eso sí, para potenciar su absorción conviene que se administre con una cierta dosis de vitamina C.

Por último, hay que hacer especial mención al zinc. Hablamos de un elemento que participa en la diferenciación de las células de la serie blanca, siendo esencial para el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Así lo evidencia un estudio publicado en la revista Nutrients.

De todos modos, es importante alternar en la dieta el consumo de carne roja con el de carne blanca. Aportan nutrientes distintos y la variedad supone un punto a favor a la hora de garantizar la salubridad.

Carnes rojas como la del solomillo Wellington.
Las carnes rojas aportan proteínas de alto valor biológico y hierro, nutrientes esenciales para la salud.


Prepara solomillo Wellington en casa de manera sencilla

Preparar en casa el solomillo Wellington es bastante más fácil de lo que podría parecer en un primer momento. La clave estará en elegir bien el tamaño de la pieza, para que se haga lo justo por dentro, sin que el hojaldre llegue a quemarse. Así se preparará un plato bastante sofisticado que gustará a casi todo el mundo.

Para terminar, recuerda que el consumo de carne es positivo para la salud. Ahora bien, es necesario combinar una serie de buenos hábitos cuando el objetivo es evitar el desarrollo de patologías. Entre ellos destaca la práctica regular de actividad física.

Te podría interesar...
Solomillo a la naranja: ¿cómo se prepara?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Solomillo a la naranja: ¿cómo se prepara?

¿Quieres impresionar a tus invitados con un solomillo a la naranja? Presentamos 3 formas fáciles, rápidas y muy sabrosas de hacerlo.



  • Richter, M., Baerlocher, K., Bauer, J. M., Elmadfa, I., Heseker, H., Leschik-Bonnet, E., Stangl, G., Volkert, D., Stehle, P., & on behalf of the German Nutrition Society (DGE) (2019). Revised Reference Values for the Intake of Protein. Annals of nutrition & metabolism74(3), 242–250. https://doi.org/10.1159/000499374
  • DeLoughery T. G. (2017). Iron Deficiency Anemia. The Medical clinics of North America101(2), 319–332. https://doi.org/10.1016/j.mcna.2016.09.004
  • Wessels, I., Maywald, M., & Rink, L. (2017). Zinc as a Gatekeeper of Immune Function. Nutrients9(12), 1286. https://doi.org/10.3390/nu9121286