Recetas para hacer antitranspirante casero y natural

En este artículo te presentamos el paso a paso para hacer un desodorante natural, ¡verás qué sencillo!
Recetas para hacer antitranspirante casero y natural

Escrito por Daniela Echeverri Castro, 24 Septiembre, 2014

Última actualización: 06 Mayo, 2021

La sudoración es un proceso natural del cuerpo por el cual se eliminan las toxinas y otros desechos corporales. Sin embargo, cuando el sudor se presenta de forma excesiva puede resultar bastante molesto, y aún más cuando viene acompañado del mal olor.

Un antitranspirante puede ser el mejor aliado para reducir el problema, pero hay quienes presentan reacciones alérgicas a los químicos de estos productos y buscan una alternativa diferente.

¿Antitranspirante o desodorante?

Para aquellos que quieren un antitranspirante natural hay varias recetas. Pero antes de conocerlas, es muy importante diferenciar un antitranspirante de un desodorante, ya que aunque parecen ser lo mismo, tienen algunas diferencias importantes. Además, hay que intentar no obsesionarse con el mal olor porque muchas veces es una creencia y no un hecho.

Desodorante en las axilas reduce la utilidad de las cuchillas de afeitar.
El uso de desodorantes en las axilas reduce la vida útil de las cuchillas de afeitar, por lo que hay que considerar la limpieza de los restos.

Los antitranspirantes taponan los poros evitando la sudoración excesiva, por lo que no es recomendable utilizarlo a diario, ya que el cuerpo necesita sudar. Además, podemos tener complicaciones como que se nos obstruya e infecte el poro.

Por su parte, los desodorantes están hechos simplemente para disimilar el olor en las zonas afectadas. Después de saber esto, también cabe mencionar que algunos productos y remedios caseros cumplen ambas funciones, ofreciendo mejores resultados.

Ten en cuenta que si sufres de piel sensible, dermatitis o algún otro trastorno de la piel, será fundamental que consultes primero con el dermatólogo antes de aplicarte cualquier solución casera. Solo así podrás evitar reacciones adversas y, por supuesto, saber qué es adecuado para ti y qué no.

Dos en uno: desodorante y antitranspirante casero

Como decíamos, hay algunos productos que combinan los beneficios del antitranspirante con los del desodorante para lograr resultados más efectivos. Esta sencilla receta te servirá para combatir la sudoración excesiva y también para neutralizar los olores.

Ingredientes

  • ¼  de taza de maicena.
  • ¼  taza de bicarbonato de sodio.
  • 6-8 cucharadas de aceite de coco virgen y sin refinar.
  • Aceite esencial de su aroma favorito (opcional).

Procedimiento

  • Mezcla el bicarbonato de sodio con la maicena.
  • Agrega el aceite de coco y bate bien para incorporar los ingredientes.
  • Una vez esté listo, vierte en un recipiente y frota hasta que se haga sólido.
  • Si quieres, agrégale aceite esencial de tu aroma favorito.
  • Aplica en las axilas observa la reacción para descartar alguna reacción desfavorable.

Nota: recuerda que no debes aplicarlo si acabas de rasurarte las axilas porque se puede irritar la piel.

Antitranspirante casero con hamamelis

Cuchara de madera con flores de hammamelis

El hamamelis es una planta americana con propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias e hidratantes. También se utiliza para tratar problemas de enrojecimiento de la piel, aliviar quemaduras y como depurante y desintoxicante, entre otros usos.

Ingredientes

  • 50 gr de agua de hamamelis
  • 1 gr de aceite de mentol
  • 2 gr de alumbre
  • 30 gr de alcohol de 9°

Procedimiento

  • En primer lugar se disuelve el alumbre en el agua de hamamelis tibia y posteriormente se le agregan los demás ingredientes.
  • Una vez esté listo, se puede aplicar exclusivamente en las zonas de sudoración excesiva como por ejemplo las axilas, los pies e incluso las manos.

Antitranspirante de romero y vinagre de manzana

Es probablemente la receta más sencilla de preparar de las que te presentamos. Y lo mejor de todo es que funciona como antitranspirante y como desodorante. El vinagre de manzana es uno de los productos más utilizados en limpieza. Pero además es uno de los ingredientes más habituales en las rutinas de belleza. Como mascarilla, para reducir la inflamación de los pies, para tratar las verrugas… y como desodorante.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de romero seco.
  • 1 taza de agua.
  • 1 taza de vinagre de manzana.

Procedimiento

  • Prepara una infusión de romero colocando a hervir las hojas secas en agua durante 15 minutos.
  • Una vez esté lista se deja reposar y cuando esté frío se le añade la taza de vinagre de manzana. Aplícalo sobre las axilas utilizando una gasa.

Bicarbonato de sodio y limón

El bicarbonato de sodio es ideal para absorber la sudoración y mantiene secas las áreas durante mucho tiempo. Se puede aplicar en las axilas, para evitar la sudoración excesiva en esta área del cuerpo. Pero además, combinado con las propiedades del limón, puede ayudar a neutralizar los olores y blanquear aquellas prendas con las típicas manchas que suelen formarse en esta zona.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio
  •  5 gotas de jugo de limón

Procedimiento

  • Mezcla bien ambos ingredientes
  • Aplica la mezcla en las axilas dejando actuar 10 minutos
  • Enjuaga con agua tibia para eliminar el olor corporal

Nota: es importante tener en cuenta que no debes exponerte al sol tras la aplicación, ya que puede tener reacciones desfavorables. Asimismo, recuerda que el bicarbonato debe utilizarse siempre en poca cantidad, pues puede resultar demasiado abrasivo, sobre todo combinado con limón.

Infusión de salvia como antitranspirante natural

Salvia, recomendada para mejorar la memoria
Las infusiones de salvia se convertirán en una gran ayuda para combatir la sudoración gracias a la vitamina B y al magnesio que contienen las hojas.

La salvia es una planta conocida por sus diversas propiedades medicinales. Entre ellas, se considera que tiene propiedades antitranspirantes, que serían ideales para combatir la sudoración excesiva. Esto sería gracias a su contenido de vitamina B y al magnesio, que calman las glándulas sudoríparas.

Para hacer un antitranspirante natural lo único que tienes que hacer es preparar una infusión.

  • Consigue algunas hojas de salvia secas.
  • Agrega 5 cucharadas a medio litro de agua.
  • Hierve la mezcla durante 15 minutos.
  • Consume una taza al día, bien sea en ayunas o junto con el desayuno.

Como puedes ver, existen varias opciones para controlar ese molesto exceso de sudor y mal olor, pero es importante consultar cada una con el dermatólogo para asegurarnos de elegir la opción más adecuada para nosotros. Luego, solo quedará seguir las instrucciones del profesional para hacer un buen uso del antitraspirante o desodorante elegido.