¿Es recomendable calentar plástico en el microondas?

Calentar plástico en el microondas es una actividad frecuente y sencilla, pero nociva si no empleamos el material adecuado. Conoce las especificaciones en este artículo.
¿Es recomendable calentar plástico en el microondas?

Escrito por Ana Núnez, 12 febrero, 2021

Última actualización: 12 febrero, 2021

La vida doméstica está rodeada y facilitada por envases hechos con material sintético de origen orgánico compuesto de polímeros. Así que es muy probable que llevemos a calentar plástico en el microondas. Luego nos preguntamos si es sana esta práctica.

La familiaridad no ha impedido que las alarmas se disparen. Sabemos que al calentar los alimentos en microondas la vibración molecular altera su composición química. De igual modo, también puede modificarse la del envase.

El debate es amplio y está nutrido de argumentos a favor y en contra del uso del microondas. Hay detractores y quienes sostienen que con el plástico adecuado y conociendo las propiedades de los alimentos, es inocuo, tal como declara la Organización Mundial de la Salud (OMS). Descubre en este artículo los plásticos aptos y los riesgos a la hora de usar el microondas.

¿Qué tipos de plástico existen?

Los plásticos se clasifican en naturales y sintéticos. Entre los sintéticos se encuentran los termoplásticos, los termoestables y los elastómeros. Según la codificación establecida se identifican con un triángulo de Möbius, el símbolo internacional del reciclado, y una numeración que llega hasta el 7:

  1. PET (tereftalato de polietileno): tiene muchas propiedades, como la transparencia y la admisión de colorantes. Es resistente, ligero y se recicla con facilidad. Suele utilizarse para envasar bebidas.
  2. HDPE (polietileno de alta densidad): es flexible, aunque con cierta rigidez. Resiste impactos químicos y altas y bajas temperaturas. Incoloro y casi opaco, fácil para imprimir, pintar o pegar sobre él. Se emplea en envases para alimentos, productos de limpieza o aceite para motor.
  3. PVC (policloruro de vinilo): se trata de un plástico muy flexible y transparente, frecuente en bolsas, envases de laboratorio o comida congelada. Una vez reciclado se puede utilizar en contenedores, papeleras y tuberías.
  4. LDPE (polietileno de baja densidad): con poco margen de reciclaje y el menos utilizado en la cadena alimentaria por su facilidad para liberar toxinas. Resiste a los ácidos. Por su dureza es utilizado para tubos, cañerías, equipamientos médicos, botellas de detergente y otras aplicaciones.
  5. PP (polipropileno): también resistente, con estabilidad térmica, fácil de moldear y colorear. Lo vemos en tapas de botella, porta fiambres y pañales. Resiste agentes químicos, agua hirviendo y detergentes. Es el único que la Organización Mundial de la Salud recomienda para entrar en contacto con alimentos.
  6. PS (poliestireno): conocido como cristal plástico, es duro y se utiliza en alimentación, juguetería y laboratorio.
  7. Otros (plástico mezcla): producto difícil de reciclar compuesto de varios materiales. Se usa en infinidad de objetos como biberones, tazas para bebés, envases para uso médico, piezas de coches y discos compactos.
Símbolo del reciclado para los plásticos.
El triángulo con las flechas que se conectan es el símbolo del reciclado y, en los plásticos, indica que son aptos para ello.

¿Cuáles son seguros para el microondas?

Siguiendo las normativas y códigos de identificación, los envases seguros para usar en el microondas tienen los números 1, 2 y 5. O bien tienen la inscripción “aptos para microondas”. Solo estos están diseñados para llevar al horno sin alterar su estabilidad fisicoquímica y sin migración tóxica de partículas.

Con los biberones hay que tener precaución, ya que por décadas estuvieron hechos a base de policarbonato. Este material en el microondas libera bisfenol-A, un disruptor endocrino. En la actualidad su fabricación está prohibida, siendo sustituida por polipropileno o polietersulfona, que pueden calentarse. Empero, confirmemos en las etiquetas del producto que están libres de BPA.

Como podemos ver, es abundante la variedad de plásticos y en casa solemos reusarlos. De hecho, convertimos en contenedores de alimentos o agua recipientes que no fueron diseñados para ese fin; o al menos no de modo duradero. O bien, creemos que por ser de plástico sirven para calentar de manera momentánea en el microondas.

¿Cuáles son los riesgos que hay?

Lejos de ser inertes, ciertos plásticos sometidos al calor o al frío liberan dioxinas, sustancias venenosas y carcinógenas. Estas pasan a los alimentos en un proceso químico conocido como migración.

Si bien algunos análisis estiman una sobreestimación del proceso de migración, el cruce de argumentos científicos llama a la prudencia. Veamos algunos ejemplos:

  • Si el envase tiene el número 7 significa que posee bisfenol. En grandes cantidades puede ser perjudicial para el organismo. Es una sustancia exógena que, según investigaciones, está relacionado con la obesidad, las alteraciones endocrinas y enfermedades crónico degenerativas.
  • Los que llevan el número 3 y las siglas PVC contienen ftalatos, compuestos químicos empleados como plastificadores, dañinos para la salud.
  • Nunca calentemos comida en el microondas en plásticos con los números 4 o PVC (policloruro de vinilo) ni en los 6 o PS (poliestireno).

Otro estudio reveló que las personas que usan con frecuencia el microondas no conocen el plástico adecuado en un alto porcentaje. Peor aún, usan cualquier envase y sobrecalientan los alimentos. Esto aumenta la posibilidad de migración de sustancias extrañas de la superficie del material a los alimentos.

A esto se suma lo que deriva de pautas de vida y trabajo que promueven el recalentamiento de comidas con alto contenido graso. De hecho, la migración se incrementa cuando se calientan productos con estas características y se extiende el tiempo de contacto.

Otras opciones para no calentar plástico en el microondas

Si no contamos con plástico apto para entrar al microondas, usemos vidrios o cerámicas que resistirán sin problema las temperaturas de calentar alimentos. Incluso, como podría tratarse de pocos segundos, recurrir al papel o al cartón, preferiblemente blanco, no revestirá ningún riesgo.

Entre las mejores opciones tenemos los de silicona y vidrio pirex, que podemos usar tanto en hornos de microondas como en los convencionales.

Los de metal han sido descartados para entrar al microondas. En la actualidad, por recomendaciones de los fabricantes, puede permitirse papel aluminio. Incluso se consiguen en el mercado recipientes de este material concebidos para ser usados en el horno microondas.

Fuente de vidrio en el microondas.
El desarrollo tecnológico nos permite disponer, en la actualidad, de materiales distintos al plástico para emplear en el microondas.

Para calentar plástico en el microondas revisa la calificación del recipiente

Recomendamos usar los envases declarados para tal uso por los fabricantes. La norma establece que vengan rotulados con la especificación del tipo de plástico, por lo que debemos conocer y manejar bien la información.

Por otro lado, si tenemos dificultades para reconocer el plástico que puede ir sin peligro al horno, por precaución deberíamos optar por vidrio o cerámica. Necesario es también determinar si solo necesitamos calentar y no cocinar. Para lo primero el tiempo es menor, de modo que, se trate de plástico o vidrio, la exposición no revestirá ningún problema.

No ocurre lo mismo al momento de cocinar. En este caso, no emprendamos la tarea sin el recipiente identificado con las características que exige preparar alimentos en microondas. Evitemos los que se han deformado o están muy desgastados, pues son más propensos a despedir químicos.

Te podría interesar...
Truco de microondas para eliminar las bacterias y el mal olor de tus esponjas de cocina
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Truco de microondas para eliminar las bacterias y el mal olor de tus esponjas de cocina

Conoce uno de los mejores trucos de limpieza si lo que buscas es limpiar al 100 % las bacterias de tus esponjas utilizando nada más que el microond...