¿Qué es la reestructuración cognitiva y cuándo se recomienda?

La reestructuración cognitiva es un procedimiento terapéutico en el que el paciente, con la ayuda del terapeuta, identifica y cuestiona sus pensamientos desadaptativos. Te contamos cuándo es recomendable su aplicación.
¿Qué es la reestructuración cognitiva y cuándo se recomienda?
Andrés Carrillo

Escrito y verificado por el psicólogo Andrés Carrillo el 14 junio, 2021.

Última actualización: 14 junio, 2021

La reestructuración cognitiva es considerada un elemento indispensable en el proceso terapéutico. Desde el momento en que el psicólogo Albert Ellis le diera forma a sus postulados, a mitad del siglo XX, la eficacia de este método se ha mantenido vigente hasta nuestros días.

En términos generales, la reestructuración de la cognición se refiere a cambiar los esquemas mentales de los pacientes, haciendo que sean más adaptativos. Es una forma de redirigir la experiencia de vida de una persona hacia resultados más sanos; todo por medio de sus propios recursos mentales.

¿Qué es la reestructuración cognitiva?

La psique de las personas es una entidad virtual de compleja definición. Pero podemos estar de acuerdo en que tiene una influencia importante sobre el comportamiento humano. En este sentido, la reestructuración cognitiva emplea técnicas conversacionales para modificar los patrones psíquicos que llevan a los pacientes a los problemas.

Si apelamos a un ejemplo, tenemos que el diálogo socrático se usa en psicoterapia para que el paciente alcance las respuestas necesarias para su mejoría. Es decir, el terapeuta cumple la función de guía, usando preguntas retóricas para que las personas logren reestructurar su cognición por medio de recursos mentales.

En resumidas cuentas, la reestructuración cognitiva es una técnica de los modelos cognitivo-conductuales de tratamiento. Busca cambiar la conducta humana por medio de la alteración de procesos cognitivos específicos, como pueden ser el análisis y la interpretación de las experiencias de vida.

¿Cómo funciona?

La técnica de reestructuración cognitiva funciona por medio de la flexibilidad mental. Mientras las personas demuestran tener una mejor capacidad de incorporar nuevos estilos de afrontamiento a sus vidas, mejor será el resultado de la terapia.

En este marco, los terapeutas deberán valerse de las experiencias que el paciente relata para detectar dónde están ocurriendo los problemas y de forma conjunta llegar a las mejores alternativas de solución. Evidentemente, las personas no son conscientes de que sus pensamientos son el origen de sus comportamientos negativos.

Es natural que durante el proceso terapéutico existan barreras mentales por parte de las personas. Estos mecanismos de defensa inconscientes representan un reto para los profesionales de la salud, quienes procuran que el paciente reconozca su realidad tal y como está ocurriendo a su alrededor.

Terapia cognitivo conductual.
En los abordajes cognitivos-conductuales, esta técnica forma parte del arsenal terapéutico.

Técnicas de reestructuración cognitiva

Las técnicas de reestructuración cognitiva son el conjunto de procedimientos que emplean los terapeutas para conseguir un cambio significativo y duradero en los esquemas mentales de los pacientes. Veamos cuáles son las más empleadas por los psicólogos durante la psicoterapia.

1. Diálogo socrático

La filosofía de Sócrates se basaba en cuestionar todo para encontrar una visión más objetiva del mundo. En este mismo orden de ideas, la psicología moderna emplea los cuestionamientos específicos para cambiar el sistema de creencias de los pacientes.

Durante el diálogo socrático el psicólogo hace preguntas puntuales que están dirigidas hacia los sesgos cognitivos que presentan las personas. Por ejemplo, ¿qué evidencia hay respecto a las propias ideas? ¿Hay más prioridad a los hechos o a los sentimientos?

2. Enjuiciar los pensamientos

En este caso, la idea es hacer que los pacientes tomen diferentes roles respecto a sus propios pensamientos. Serán roles de abogado defensor, de fiscal y de juez. De este modo, conseguiremos que las personas sean capaces de acusar sus ideas, defenderlas y tomar la decisión más objetiva.

Tal vez te pueda interesar: Cómo tomar decisiones con seguridad

3. Psicodrama

El psicodrama es una técnica en la que los pacientes deben interpretar un rol, como si de una obra de teatro se tratase. En dicha representación se enfrentan a situaciones difíciles para ellos, pero en un ambiente controlado. Por ejemplo, una persona con fobia social deberá interpretarse a sí mismo durante un evento importante.

El objetivo principal de esta técnica es familiarizar a los pacientes con las situaciones que motivan sus conflictos. Al cabo de un tiempo y con la correcta intervención del terapeuta, las personas serán capaces de enfrentarse a sus miedos de forma adaptativa.

4. Flecha descendente

Esta estrategia es un pilar en el proceso de reestructuración cognitiva. Durante las sesiones en las que se aplica la flecha descendente, el terapeuta realiza una serie de preguntas con el objetivo de identificar los pensamientos que sostienen las creencias irracionales.

Una vez que se identifican las ideas irracionales, se pasa a las preguntas retóricas respecto a los esquemas disfuncionales que no se adaptan a la realidad. Por ejemplo, ¿qué pasaría en la vida si tal pensamiento fuera cierto?

Este tipo de preguntas deberán hacerse hasta que el paciente agote sus respuestas. La finalidad es que las personas reconozcan la desproporción de su angustia inicial y comprendan que la situación puede ser afrontada.

5. Intención paradójica

Este recurso funciona para trabajar los problemas de ansiedad. El método empleado es indicarle al paciente exactamente lo contrario a lo que él espera para solucionar su problema.

Un ejemplo de la intención paradójica sería cuando un paciente acude a consulta por motivo de disfunción eréctil y la recomendación del terapeuta es que intente no tener una erección. En este caso es probable que la persona lo haya intentado todo para conseguir la erección sin tener éxito.

En lugar de cumplir con lo que el paciente espera, el terapeuta le dirá todo lo contrario. Es decir, que intente no alcanzar la erección con su pareja. Esta indicación provocará un choque de pensamiento y llevará a la persona a un estado en el que su problema inconsciente pasa a ser una tarea que debe conseguir de forma voluntaria. Gracias a la indicación de su terapeuta, la ansiedad se habrá disipado.

Mujer con ansiedad.
La reestructuración cognitiva tiene una aplicación especial en los cuadros de ansiedad.

¿Cuándo se recomienda la reestructuración cognitiva?

La reestructuración cognitiva es efectiva cuando no existen trastornos orgánicos de base. Si el paciente presenta un conflicto orgánico debe ser referido al psiquiatra para iniciar un trabajo en conjunto. Pero cuando el conflicto es netamente psicológico, la terapia de reestructuración cognitiva funciona.

Los estudios demuestran que, al cambiar las cogniciones disfuncionales de las personas, su comportamiento comienza a ser más adaptativo y sano. En resumen, podemos establecer que se trata de una de las terapias más populares y validadas en la actualidad.

¿Quiénes pueden aplicar la reestructuración cognitiva?

Las técnicas de reestructuración cognitiva pueden ser empleadas por psicólogos capacitados en el área clínica. Sin embargo, existen psiquiatras que realizan formación en psicoterapia y también cuentan con las facultades necesarias para aplicar las técnicas mencionadas.

Te podría interesar...
¿En qué consiste la terapia cognitiva basada en la atención plena?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿En qué consiste la terapia cognitiva basada en la atención plena?

La terapia cognitiva basada en la atención plena reúne las técnicas del enfoque cognitivo y del mindfulness para reducir las recaídas en la depresi...



  • Dongil Collado, Esperanza. “Reestructuración Cognitiva: Un Caso de Estrés Postraumático.” Ansiedad estrés (2008): 265–288. Print.
  • Bados, Arturo, and Eugeni García Grau. “La Técnica de La Reestructuración Cognitiva.” Universidad de Barcelona (2010): 1–63. Universidad de Barcelona. Web.
  • Mejicanos, Diana del Rosario. “Reestructuración Cognitiva y Control de Ira.” Hilos Tensados 1 (2019): 1–476. Print.
  • Froján Parga, María Xesús. “Categorización de La Conducta Verbal Del Cliente Durante La Reestructuración Cognitiva.” Análisis y Modificación de Conducta 36.153–154 (2010): n. pag. Análisis y Modificación de Conducta. Web.