Reformar la casa: 7 errores comunes que debes evitar

Las remodelaciones integrales son indispensables para mejorar la calidad del inmueble, incluir elementos de moda e incrementar el valor de la propiedad. Sin embargo, se deben evitar errores al reformar la casa.
Reformar la casa: 7 errores comunes que debes evitar

Escrito por Nicolas Forero Sabogal, 03 abril, 2021

Última actualización: 03 abril, 2021

Los sectores del hogar pueden desgastarse con el tiempo, debido a filtraciones de agua, cambios de temperatura o ciclos cumplidos de los materiales. Por ello, es importante estar al tanto del estado de las estructuras para remodelar cuando sea necesario. ¡Descubre en este artículo los errores que debes evitar a la hora de reformar la casa!

Es importante que la vivienda conserve las sensaciones de bienestar, tenga estilos modernos e incremente su valor. De ese modo, las reformas son imprescindibles, porque permiten que se incorporen elementos novedosos y no progresen averías que desaten riesgos.

Los baños y las cocinas son las zonas que más sufren desgaste por su exposición cotidiana a la humedad, el calor y la grasa. Así, en primera medida se pueden presentar reformas parciales solo en esas áreas. Sin embargo, las remodelaciones también se pueden realizar de forma integral, es decir, ejecutando obras en todo el hogar.

¿Cada cuánto es recomendado reformar la casa?

La estructura y pintura general de los muros y los pisos se puede empezar a ver vulnerada después de varios años. Las propiedades principales de los materiales se van debilitando por uso frecuente, luz solar que pega directo e inclemencias climáticas.

Una reforma integral es necesaria en todas las viviendas para garantizar la calidad del inmueble y de sus habitantes. Además, es la oportunidad de actualizar la casa con objetos que estén a la moda, brinden mayor confort y tengan funciones más sofisticadas.

El proceso requiere una inversión económica amplia, porque se cambian los aspectos de toda la casa. A raíz de eso, y sumado al tiempo máximo que pueden resistir los materiales con un buen cuidado, los expertos recomiendan que este tipo de reformas se hagan cada 10 o 15 años.

Errores que se deben evitar al reformar la casa

Reformar la vivienda es un proceso complejo que implica una atención detallada para que las construcciones finalicen con éxito y se obtengan resultados esperados.

Los desaciertos pueden generar consecuencias graves a corto y a largo plazo. Por eso, a continuación se detallan algunos errores que se deben evitar.

Remodelar la casa completa.
Encarar una remodelación es una tarea casi titánica. Por eso debe planificarse con anticipación y en base a un presupuesto.

1. No realizar una planeación

Planear es necesario para reconocer los aspectos que tienen que cambiarse, definir todo lo que se necesita incorporar y establecer una distribución correcta del espacio.

Es imprescindible clarificar ideas, construir un esquema de lo que se quiere lograr y comunicarle los conceptos al profesional para evitar malentendidos.

El improvisar puede ocasionar que se compren elementos innecesarios, que no se subsanen daños primordiales o que se realicen demoliciones incorrectas y aparezcan más problemas que soluciones.

2. No establecer un presupuesto

Al momento de las reformas, las personas pueden querer comprar múltiples productos que están a la moda y resultan innovadores. Sin embargo, es fundamental evaluar cuánto es el dinero exacto con el que se cuenta, para así definir prioridades y materiales a comprar.

No fijar un presupuesto puede implicar que se sobrepase el saldo o que haya ilusiones con productos que, al final, no pueden comprarse. Por ello, es indispensable hacer una lista de los gastos totales, llevar un registro de la inversión y realizar cotizaciones con cifras exactas.

3. No destinar dinero para los imprevistos

En todos los procesos de construcción pueden presentarse imprevistos. Esto es porque al momento de lijar o romper los muros se pueden detectar nuevos problemas que impliquen materiales adicionales para lograr una solución.

También hay que tener en cuenta que en una obra no se está exento de dañar una herramienta o material. Así, se debe dejar un saldo para las situaciones no pensadas.

4. No contratar a expertos

Una reforma integral es un proceso que se tiene que dejar en mano de los especialistas. Ellos son los que cuentan con el conocimiento necesario para intervenir la vivienda de forma segura y analizar los procesos de ejecución más efectivos.

Si la reforma es asignada a una persona inexperta, se puede poner en riesgo su integridad y la de los habitantes de la casa. Esto debido a que las paredes y los techos pueden quedar mal reforzados y derrumbarse. Además, es posible que se dejen desniveles que causen grietas, humedad o inundaciones.

5. No tener en cuenta los procedimientos legales

Las obras integrales son procesos grandes que, en algún momento, pueden ocupar alguna parte del ámbito público e interferir en el espacio de los vecinos. De acuerdo a ello, siempre necesitan de una licencia para poder operar con el permiso de la ley.

Para que la licencia sea aprobada se necesita entregar una documentación que corrobore todas las obras que se van a realizar. Esta acción legal tiene la intención de asegurar que se cumplen los requisitos para hacerlo de manera segura y sin afectar las viviendas aledañas.

No contar con la licencia de aprobación para llevar a cabo las remodelaciones puede ocasionar demandas e interrupción de la construcción. Además, es importante acordar parámetros con los vecinos para evitar incomodidades que terminen en pleitos.

6. Centrarse en la estética y olvidar la funcionalidad

En la remodelación se busca que la casa tenga una gran decoración, transmita estilos novedosos, elegantes y acogedores. Sin embargo, no se puede olvidar la instalación de funcionalidades indispensables, como la iluminación y las tomas de corriente.

Los lugares destinados para la luz, la corriente y los drenajes deben ser planeados antes que cualquier decoración. Así se evita que algunos adornos interrumpan puntos estratégicos o que las instalaciones dañen la estética que ya se había finiquitado.

Grifería de la cocina.
La grifería, por ejemplo, debe ser más funcional que estética. Si se pueden combinar ambos aspectos, mejor.

7. No firmar contratos y acuerdos de garantía

Una reforma integral no se puede acordar de palabra. Es imprescindible firmar contratos entre el propietario y el profesional, en los que se estipulen valores, plazos de entrega y tiempos de garantía del trabajo.

Los papeles firmados deben tener su respectiva copia y ser guardados en un lugar seguro. Esta es la manera de evitar entredichos que solo generan discordia.

Al reformar la casa hay que tener en cuenta todos los detalles

Para que reformar la casa sea exitoso es necesario escuchar los consejos de los especialistas, pues ayudan a tomar las mejores decisiones, basados en su experiencia. Además, es muy importante tener asesorías previas que permitan conocer otras remodelaciones, aprender del proceso y despejar dudas legales.

Para una reforma integral se debe cotizar en varios lugares y utilizar los materiales de mejor calidad. Esas dos acciones ayudan a cuidar el presupuesto y a garantizar que las mejoras desarrolladas en el inmueble sean duraderas.

Te podría interesar...
Ideas para restaurar y reciclar tus muebles viejos
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Ideas para restaurar y reciclar tus muebles viejos

Transforma tus muebles viejos con creatividad. Recicla, pinta, decora y despliega tu arte para renovar tu casa o para regalar algo original y hecho...



  • Revelli D. De Rosso F. Remodela Tu Casa: Guía Técnico-Emocional De Obra Residencial [Internet]. Argentina: Ediciones Granica; 2019 [citado 23 de marzo de 2021]
  • Garay Agudelo, Diego, El sistema presupuestal del proyecto de construcción. Tecnura [Internet]. 2009; 12 (24): 76-85.