Relación entre los problemas menstruales y la fertilidad

Los problemas menstruales y la fertilidad suelen estar relacionados entre sí, aunque también hay dificultades durante el periodo que no afectan la capacidad para concebir. Lo indicado es consultar con el médico.
Relación entre los problemas menstruales y la fertilidad
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 11 abril, 2022

Es evidente que existe una relación entre los problemas menstruales y la fertilidad. La mayoría de las mujeres que acuden a consulta porque quieren concebir y no lo logran, también suelen presentar algún tipo de trastorno con su menstruación.

Aunque no existe una cifra exacta, se sabe que son muchas las mujeres que presentan dificultades con su ciclo menstrual. Es muy habitual que este sea irregular o que haya dolores intensos durante el periodo.

Lo cierto es que los problemas menstruales y la infertilidad son dos realidades que van de la mano. En la menstruación se refleja la forma como funcionan el ovario y el útero. La ausencia de dificultades en ese proceso suele ser, por otro lado, una señal de fertilidad.

Los problemas menstruales inciden en la fertilidad

El ciclo menstrual es un proceso por el que el cuerpo de una mujer se prepara para la gestación. Consiste en la liberación mensual de un óvulo maduro con el potencial para ser fecundado. Si no hay fertilización, se produce la menstruación cada 28 días, en promedio.

Muchas mujeres experimentan algunas molestias durante la menstruación. Así mismo, pueden tener etapas con periodos muy tranquilos y otras en las que se presentan síntomas más severos o irregularidades.

No siempre existe una relación entre los problemas menstruales y la fertilidad. A veces, los síntomas molestos o los cambios en la regularidad del ciclo obedecen a factores como el estrés, los trastornos de alimentación, algunos medicamentos (incluyendo los propios anticonceptivos), variaciones hormonales o cambios en el peso.

En otras ocasiones, los problemas menstruales y la fertilidad sí están relacionados. Cuando hay situaciones anormales que se vuelven reiterativas, es posible que exista algún trastorno de base. Enseguida veremos cuáles son esas características de la menstruación que pueden estar asociadas a infertilidad.

Periodos irregulares

La regularidad en la menstruación suele ser un indicador de que una mujer es fértil. Significa que los ovarios funcionan bien y que, por lo tanto, hay ovulación normal. Al mismo tiempo, una irregularidad muy pronunciada podría ser síntoma de algo subyacente.

Hay varios tipos de irregularidades y algunas suponen un vínculo entre los problemas menstruales y la infertilidad. Las principales manifestaciones de tales irregularidades son las siguientes.

Ciclo menstrual.
Los ciclos menstruales llevan una regularidad que, de alterarse, son indicativos de la necesidad de una consulta ginecológica.

Amenorrea

La amenorrea es la ausencia de menstruación en una mujer que está en edad fértil. Es una señal de que hay embarazo. Si no lo hay y la ausencia de regla se prolonga por más de 2 meses, lo más probable es que exista un problema de salud, como los siguientes:

  • Disgenesia gonadal.
  • Síndrome de Turner.
  • Exceso de andrógenos.
  • Menopausia prematura.
  • Síndrome de ovario poliquístico.
  • Insensibilidad a los andrógenos.
  • Hiperplasia suprarrenal congénita.
  • Insuficiencia ovárica prematura.


Oligomenorrea

La oligomenorrea ocurre cuando una mujer tiene periodos poco frecuentes y pasa más de 35 días sin tener la regla. Esto puede ser causado por diabetes, trastornos alimentarios, problemas de tiroides, elevado nivel de actividad física o aumento de la prolactina.

Así mismo, puede originarse por un síndrome de ovario poliquístico. En ese caso, con seguridad se compromete la fertilidad.



Menorragia

La menorragia se refiere a un sangrando demasiado abundante o prolongado durante la menstruación. Es una de las condiciones en la que hay relación entre los problemas menstruales y la fertilidad cuando es causada por disfunción ovárica, cáncer o desequilibrio hormonal.

Metrorragia

La metrorragia es una afección en la que hay sangrado entre periodos. Las causas suelen ser las mismas de la menorragia y, por lo tanto, es otra de las condiciones en la cuales puede haber un vínculo con la infertilidad.

Los dolores durante la menstruación

Los calambres o dolores cólicos durante la menstruación son condiciones en las que suele haber una relación de los problemas menstruales y la fertilidad. Estos dolores no son un impedimento para quedar embarazada. La causa que los produce sí podría serlo.

El nombre técnico de los dolores menstruales es dismenorrea. Los calambres se originan porque los niveles de prostaglandinas son muy altos. Estas son unas sustancias químicas que favorecen las contracciones del útero para expulsar el endometrio durante la menstruación.

Los cólicos son causados por problemas de salud como los siguientes.

Endometriosis

La endometriosis es una enfermedad en la que se asocian los problemas menstruales y la fertilidad. Tiene lugar cuando el endometrio, o sea, el tejido que recubre al útero, crece fuera de este órgano.

Al producirse los cambios hormonales propios de la menstruación, este tejido también responde. Se produce un sangrado adicional y tejido cicatricial. Todo ello ocasiona dolor. La endometriosis está presente hasta en el 50 % de los casos de infertilidad femenina.

Adenomiosis

La adenomiosis ocurre cuando el endometrio crece dentro del músculo del útero. El efecto de esto son los periodos dolorosos y con sangrado abundante. Aún no está claro si esto afecta la fertilidad.

Fibromas

Los fibromas son masas musculares que crecen dentro o sobre el útero, el cuello uterino o los ligamentos pélvicos. Casi siempre son benignos. Ocasionan dolor durante el periodo. No hacen infértil a una mujer, pero sí reducen su capacidad para gestar.

Cólico menstrual intenso.
Los cólicos menstruales denotan algún cambio interno que, a veces, se vincula con la capacidad para concebir.

Enfermedad inflamatoria pélvica (EPI)

La enfermedad inflamatoria pélvica es causada por una infección en los órganos reproductivos que no es tratada a tiempo o correctamente. Esto lleva a que se forme tejido cicatricial y ocasiona dolor durante el periodo. Es la causa más frecuente de obstrucción en las trompas de Falopio.

El dolor en la ovulación

El dolor durante la ovulación se experimenta como un cólico agudo o leve en el costado del abdomen bajo. Se presenta entre 10 y 16 días antes de la menstruación. Algunas mujeres lo sienten durante unas horas, pero otras lo padecen durante varias jornadas.

Este dolor aparece todos los meses o de forma alternada. Los científicos no tienen certeza sobre la causa última ni tampoco han establecido su efecto sobre la fertilidad.

Si se acompaña de dolor durante las relaciones sexuales, podría ser un indicador de endometriosis. En este caso, formaría parte de las afecciones que vinculan los problemas menstruales y la fertilidad. De lo contrario, lo más probable es que no impida concebir.

Lo aconsejable, como siempre, es consultar con el médico. En muchos casos, un buen tratamiento puede aliviar las molestias sin afectar la fertilidad.

Te podría interesar...
Las 7 principales causas de la infertilidad femenina
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Las 7 principales causas de la infertilidad femenina

¿Estás buscando concebir un bebé, pero no lo logras? Es importante entender que hay varias causas detrás de la infertilidad femenina.



  • Onetto, E., Zañartu, J., Galani, M., & Barnafi, L. (1972). Tratamiento de la oligomenorrea e insuficiencia del cuerpo lúteo. Revista Peruana de Ginecología y Obstetricia, 18(1-2-3), 353-357.
  • Toledo, M. J., & Gomez, E. E. (2006). Sistemas intrauterinos liberadores de hormonas en el tratamiento de la menorragia. Revista de Posgrado de la VIa Cátedra de Medicina, 162, 19-22.
  • Pastor Galindo, M. (2021). Infertilidad femenina: valoración y pronóstico reproductivo de la baja reserva ovárica.
  • Debain, L., et al. "Dismenorrea." EMC-Tratado de Medicina 21.1 (2017): 1-5.