Remedios para una crisis de estreñimiento

03 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Ante una crisis de estreñimiento es necesario repasar los hábitos de vida y corregir aquellos que estén pudiendo contribuir con el problema, como por ejemplo, una hidratación deficiente.

Cuando se pasa por una crisis de estreñimiento es importante repasar los hábitos de vida y procurar corregir aquellos que quizás hayan podido causar el inconveniente. Por ejemplo, si notamos que hemos consumido poca fibra, deberíamos comenzar a comer más fruta a diario y otros alimentos que la contengan, para así poder regular el tránsito intestinal progresivamente.

Hay que tener en cuenta que no siempre se obtienen efectos inmediatos. Sin embargo, eso no quiere decir que debamos abandonar los buenos hábitos. Por ello debemos mantener una dieta equilibrada así como una buena hidratación.

Crisis de estreñimiento: no solo es cuestión de comer fibra

¿Por qué pueden presentarse las crisis de estreñimiento? No solo por un bajo consumo de fibra, también por otros factores, como una mala alimentación (rica en grasas y pobre en nutrientes en general), sedentarismo, cambios en la alimentación (como cuando vamos de viaje), estrés, consumo de ciertos medicamentos, bajo consumo de agua y líquidos.

Generalmente, con buenos hábitos se suelen solucionar las crisis de estreñimiento. Sin embargo, en caso de que el problema persista y se agrave, hay que acudir al médico cuanto antes para obtener un tratamiento adecuado. Es posible que sea necesario recurrir a ciertos laxantes osmóticos.

Hay remedios caseros que pueden utilizarse (siempre y cuando el médico lo autorice) de forma puntual, pero que definitivamente no se recomiendan como tratamiento continuado, ya que podrían irritar el intestino y agravar el cuadro.

Consejos para combatir el estreñimiento

  • Comer yogur.
  • Evitar las harinas refinadas. 
  • Beber suficiente agua a lo largo del día.
  • Hacer ejercicio de manera regular.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras; así como de legumbres, frutos secos y cereales integrales.
  • No consumir alimentos y comidas ricas en grasas saturadas así como tampoco frituras y demás comestibles ultraprocesados.
Infusión de semillas de lino
Las semillas de lino contienen fibra, grasas saludables y antioxidantes que contribuyen a una buena digestión.

Descubre: Semillas de lino contra el estreñimiento

Agua de mar

Es necesario aclarar que los expertos en salud no recomiendan beber agua de mar, puesto que supone varios riesgos para la salud.

Jordi Sabaté, técnico agroalimentario y licenciado en botánica, explica por qué: cuando el agua de mar pasa por el estómago y llega al intestino, en lugar de ser absorbida, dada su elevada concentración, atrae el agua de las células del epitelio intestinal. Por tanto, descompone y causa diarrea.

En caso de que estés considerando beber agua de mar para combatir el estreñimiento, procura consultarlo primero con el médico. De lo contrario, puedes poner en riesgo tu salud y experimentar un malestar mayor que una diarrea.

Enemas evacuantes

Los enemas evacuantes (también conocidos como “lavativas”) son uno de los remedios más comunes para combatir el estreñimiento severo. Se realizan con agua corriente y soluciones hipertónicas, pero lo más común es utilizar preparados comerciales (que se pueden adquirir en la farmacia).

Lo ideal sería consultar con el médico antes de hacerse un enema, para conocer con detalle cómo debe llevarse a cabo el procedimiento de forma segura y qué cuidados posteriores habría que aplicar.

Magnesio

Hipomagnesemia

Según creencias populares, como algunos laxantes contienen magnesio, tomar suplementos de magnesio también podría ser útil en caso de estreñimiento, ya que se cree que ayudaría a estimular la función intestinal.

  • El magnesium citrate se usa como un laxante para tratar el estreñimiento ocasional.
  • Una vez se toma, debería producir un movimiento intestinal entre los siguientes 30 minutos hasta 6 horas después de tomar el suplemento.

Licuado de kiwi, naranja y linaza

Aunque ninguna bebida puede reemplazar el aporte de fibra que brinda el consumo de frutas al natural, se considera que una buena forma de combatir el estreñimiento es preparando bebidas como el licuado de kiwi, naranja y linaza.

También se suele recomendar beber agua con semillas de lino (o linaza molida) para promover el tránsito intestinal. Para ello, se debería dejar en remojo las semillas durante unas horas, antes de consumirlas.

Es importante recordar que el consumo de un solo vaso de esta bebida no va a “curar” el estreñimiento a la primera. Por ello, para que surta efecto, es necesario consumirlo en el marco de una dieta saludable, durante varios días. 

Jugo laxante con kiwi y naranja
El kiwi es una fruta con fibra, enzimas y antioxidantes que apoyan el proceso de digestión. Además, es abundante en vitamina C.

La paciencia es clave para combatir una crisis de estreñimiento

Una crisis de estreñimiento puntual generalmente se supera con la práctica de buenos hábitos de vida, como ya comentamos. Por tanto, no te angusties si no obtienes resultados inmediatos cuando recién empiezas a mejorar tus hábitos alimenticios.

Ahora, si pasan los días y si notas molestias cada vez más intensas aún llevando un estilo de vida saludable, consulta con el médico para averiguar qué puedes estar sucediendo y cómo tratarlo adecuadamente. ¡No lo dejes pasar!