Aprende a reparar tu ropa con estos consejos sencillos

Prendas descosidas, rasgadas o que te quedan grandes... si no quieres deshacerte de ellas, prueba estos trucos para repararlas en casa.
Aprende a reparar tu ropa con estos consejos sencillos

Última actualización: 16 octubre, 2023

No tienes que dejar de utilizar tus prendas favoritas porque ya no se ajustan a tu cuerpo o porque sufrieron alguna rasgadura. De hecho, ni siquiera es estrictamente necesario llevarlas donde el profesional en costura para recuperarlas. Te compartimos algunos trucos para reparar tu ropa en casa de forma sencilla.

Desde la renovación de prendas desteñidas o manchadas hasta disimular agujeros y cambiar los botones, son varias las cosas que puedes hacer para prolongar la vida útil de tu ropa favorita. ¡Quédate y apunta todos nuestros tips!

Cómo reparar la ropa desteñida o manchada

No tienes que dejar de usar tus camisetas favoritas porque han perdido su color original. Ya sea que se destiñeron durante el lavado o han sufrido manchas por mezclarlas en el mismo ciclo con otras prendas, hay algunas posibles soluciones.

Agua con sal

Intenta recuperar el color con una solución de agua fría con sal. Agrega un cuarto de taza de sal (50 gramos) por cada litro de agua; además, incorpora algunos cubos de hielo.

Luego, deja en remojo toda la noche. Al día siguiente, para finalizar el lavado, dale la vuelta a las prendas y utiliza un jabón adecuado para textiles de color.

Este truco puedes aplicarlo en aquellas prendas que tienden a desteñirse durante el lavado. Suele servir para fijar el color.

Tintes para telas

Tintes para telas

Que la ropa pierda su color original es un problema, ya que luce desgastada y vieja. Por fortuna, puedes renovarla con tintes para telas de un tono similar o más oscuro. En simples pasos, podrás recuperar los tonos vibrantes de tus prendas favoritas.

Antes que nada, asegúrate de revisar que la tela de las prendas se pueda teñir. Luego, disuelve el colorante en una taza de agua hirviendo (250 mililitros).

A continuación, selecciona un ciclo de lavado con agua caliente de 30 minutos. Agrega el tinte en el lavarropas e incorpora la prenda húmeda y limpia.

Hecho esto, enjuaga como de costumbre, hasta que el agua salga transparente. Si quedan residuos de tinte, tendrás que separar la prenda de otras para no mancharlas, hasta que ya no arroje más restos de color.



Bicarbonato de sodio y vinagre

El bicarbonato de sodio y el vinagre están recomendados por el Instituto Americano de Limpieza como aliados para remover manchas y percudidos de la ropa. Pueden funcionar tanto para manchas causadas por salsas y cosméticos, como para aquellas que deja el desodorante.

Para aprovecharlos, humedece la prenda y espolvorea bicarbonato de sodio sobre la mancha. Frota con un cepillo y, seguidamente, aplícale un poco de vinagre blanco. Cepilla de nuevo la zona y, si es necesario, repite el proceso hasta quitar la mancha.

Cómo reparar la ropa que te queda grande

Si quieres resaltar tu figura al vestir, quizá desees ajustar al cuerpo algunas de tus prendas. ¿Cómo repararlas sin complicarte demasiado? ¡Anota los siguientes consejos!

Ajustar una prenda a la cintura

La forma más sencilla de ajustar tus pantalones a la cintura es utilizando un cinturón. Sin embargo, si esto no es una opción para ti, puedes coser un par de pinzas en la parte trasera. Es un truco que también puedes aplicar con las camisas y blusas.

Antes que nada, asegúrate de tomar las medidas para hacer el ajuste preciso. Luego, con la aguja e hilo de tu kit básico de costura, cose el exceso de tela. Esto también lo puedes hacer con una máquina de coser para tener un acabado más pulido.

Ajustar las mangas de una camisa larga

Si las mangas de tus camisas o blusas son muy largas, dobla su puño hacia dentro y hazles un pequeño dobladillo. Para fijarlo, puedes valerte de ganchos imperdibles; sin embargo, si tienes aguja e hilo a mano, anímate a coserlo. Realiza puntadas pequeñas para que no se note.

Ajustar el largo de los pantalones

Ajustar el largo de los pantalones

Hacer un dobladillo a los pantalones para reducir su largo no suele ser muy estético. Si quieres ajustarlos a tu medida, corta el exceso de tela y haz un nuevo dobladillo.

Eso sí, debes medir con cuidado para obtener la longitud deseada. Una vez hagas el corte, puedes marcar el nuevo dobladillo con alfileres antes de coser.

Como en el caso anterior, procura que las puntadas sean pequeñas para que el acabado resulte estético.

Otros trucos para reparar tus prendas

Agujeros, botones caídos, cierres atascados… hay otros pequeños inconvenientes que pueden impedirte utilizar tus prendas con total comodidad. ¿Cómo solucionarlos rápido? Veamos.

Reparar agujeros de la ropa

Si vas a reparar los agujeros de tu ropa, debes precisar su tamaño. Cuando son bastante pequeños, le puedes aplicar un poco de esmalte de uñas transparente en los alrededores para que no se agrande. Luego, puedes ponerle algún botón o aplicación para disimularlo.

Ahora bien, si el orificio tiene un tamaño considerable, fíjale por el interior un trozo de tela o un parche termoadhesivo. Si optas por coser, que sean puntadas muy pequeñas para que apenas se noten.

¿No temes apostar por algo más atrevido? Disimula el agujero con un parche decorativo por fuera de la prenda. Incluso, puedes darle un nuevo estilo.



Cambiar botones

Cambiar botones

Solo necesitas aguja, hilo y un botón nuevo para reemplazar aquellos que se han reventado. Enhebra la aguja, pon el botón en el lugar donde se desprendió y procede a coser.

Fíjate si los demás botones están cosidos en punto cruz o rectos para que sigas el mismo estilo. Puedes hacer de 3 a 4 puntos por cada agujero para asegurar bien el botón. Recuerda atar el hilo al final para que no se desprenda de nuevo.

Arreglar una cremallera atascada

Una cremallera que se atasca o que no cierra supone un verdadero problema. ¿Te ha pasado con alguna de tus prendas?

Puedes probar varios trucos para repararla antes de considerar la idea de reemplazarla. Si está atascada, frótale un poco de jabón seco para que se deslice con más facilidad.

Pero si el problema es que el cierre se baja una y otra vez, intenta apretar el control deslizante con un alicate. Hazlo con suavidad para no reventarlo.

¿Se sigue bajando? Mientras puedas cambiarlo, ponle un pequeño anillo de llavero en el tirador; ¡solucionado!

Prolonga la vida útil de tus prendas

Es normal que la ropa sufra pequeñas alteraciones con cada uso; sin embargo, antes de considerar tirarlas, puedes probar todos estos trucos para repararlas. Ya sea que dediques un poco más de tiempo a su lavado o a la costura, intenta restaurarlas para seguir usándolas cómodamente y sin inconvenientes. ¡Inténtalo!


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.