Rodaballo: beneficios y usos en la cocina

Te vamos a mostrar los principales beneficios del consumo de rodaballo, un pescado bastante preciado desde el punto de vista organoléptico y con buen valor nutricional.
Rodaballo: beneficios y usos en la cocina
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 11 octubre, 2022

El rodaballo es un pescado que presenta unas excelentes características organolépticas y que cuenta con un aporte nutricional óptimo. Puede incluirse en la dieta de forma frecuente para ayudar a mantener un buen estado de salud con el paso de los años. Además, se trata de un producto bastante versátil a nivel culinario.

Antes de comenzar, hemos de destacar que muchos expertos en nutrición aconsejan incluir al menos 2 o 3 veces pescado en la dieta semanal para conseguir evitar el desarrollo de patologías a medio plazo. Estos alimentos cuentan con un perfil lipídico muy beneficioso. De hecho, su ingesta frecuente se ha relacionado con un menor riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

Beneficios del rodaballo

Rodaballo: beneficios y usos en la cocina
El rodaballo contiene proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B y grasas de calidad.

En primer lugar, el rodaballo es un pescado con un escaso contenido en grasas. Aun así, estas son de excelente calidad, por lo que en ningún caso afectarán de manera negativa a los niveles de inflamación en el medio interno. Hasta puede concentrar una cierta dosis de omega 3, un lípido que ha demostrado ayudar a prevenir los problemas relacionados con el sistema cardiovascular.

Eso sí, destaca por la presencia de proteínas en su interior. Estos nutrientes son de alto valor biológico, con todos los aminoácidos esenciales en su interior. La digestibilidad de los mismos será también buena.

Gracias a ellos, se mejora la recuperación del tejido magro tras un esfuerzo físico intenso y se evitan alteraciones que afecten a la cantidad o a la funcionalidad de la masa muscular del organismo, tal y como afirma un estudio publicado en BioMed Research International. 

No debemos olvidar que se trata de un alimento saciante. Las propias proteínas son determinantes para suprimir el apetito. El agua que contiene en su interior también ayudará a ello. Además, no presenta una elevada densidad energética, por lo que podrá incluirse sin ningún problema en el contexto de una dieta hipocalórica con objetivo de perder peso.

Para terminar, hay que hacer especial mención a su aporte de yodo. Este elemento es necesario para asegurar la producción de hormonas tiroideas. Un déficit del mismo podría saldarse con una situación de hipotiroidismo que condicione el buen funcionamiento del metabolismo y la sensación de vitalidad, según datos de una investigación publicada en la revista Endocrine, Metabolic & Immune Disorders Drug Targets.

Desde el punto de vista de las vitaminas, el rodaballo aporta bastantes micronutrientes del grupo B. Estos participan en los distintos procesos metabólicos, por lo que son determinantes para obtener energía. Son hidrosolubles y hay que garantizar su consumo diario para evitar déficits.



¿Cómo usar el rodaballo en la cocina?

Rodaballo: beneficios y usos en la cocina
Prepara rodaballo al horno o a la plancha. Incluso, puedes animarte a acompañarlo de alguna salsa casera.

La carne de rodaballo suele presentar una consistencia firme y un color blanco, por lo que resulta atractiva. Eso sí, cuenta con bastantes espinas, lo que puede ser un inconveniente para algunas personas. Una vez que se limpia el pescado, puede cocinarse de varias formas distintas. Normalmente, queda bien a la plancha, aunque el horno es excelente también.

Este pescado suele servirse con una guarnición. Las verduras no pueden faltar para asegurar un aporte de vitaminas y de antioxidantes óptimo. Como fuentes de carbohidratos, lo mejor será priorizar los tubérculos en este caso. Tanto la patata como el boniato combinan bien con esta clase de pescado. Se pueden elaborar al horno o cocidas para, de este modo, no incrementar en exceso su valor energético.

El rodaballo puede presentarse también con algún tipo de salsa para mejorar el resultado final desde el punto de vista organoléptico. La salsa tártara o el alioli suelen ser las más frecuentes. Ahora bien, no se debe abusar de ellas. De lo contrario, podría desequilibrarse la balanza calórica semanal, lo que repercutiría en una ganancia progresiva de peso graso que condicionará el estado inflamatorio en el medio interno.



Rodaballo, un pescado con una elevada calidad a nivel nutricional

Como has podido comprobar, el rodaballo es un pescado que cuenta con muchas propiedades derivadas de su perfil nutricional. Es excelente para incluir en las rutinas dietéticas, aunque su precio suele ser elevado. Lo cierto es que queda genial tanto a la plancha como al horno, siendo un producto muy versátil dentro de la cocina. Solo queda que experimentes las diferentes recetas para elegir así tu favorita.

Antes de terminar, hemos de comentar que conviene alternar los pescados azules y blancos en la pauta. Los primeros cuentan con una concentración de grasa superior. Sin embargo, estamos hablando de ácidos grasos de la serie omega 3 en su gran mayoría. Son elementos que se consideran positivos para el organismo y que contribuyen a evitar que la inflamación se dispare. De este modo, se evita la disfunción mitocondrial y orgánica.

Te podría interesar...
Razones para no consumir estas 5 clases de pescados
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Razones para no consumir estas 5 clases de pescados

Los peces de mar pueden ser potenciales transmisores de metales pesados, por este motivo, hay especies de pescados que no deberías consumir.



  • Elagizi A, Lavie CJ, O'Keefe E, Marshall K, O'Keefe JH, Milani RV. An Update on Omega-3 Polyunsaturated Fatty Acids and Cardiovascular Health. Nutrients. 2021;13(1):204. Published 2021 Jan 12. doi:10.3390/nu13010204
  • Martone AM, Marzetti E, Calvani R, et al. Exercise and Protein Intake: A Synergistic Approach against Sarcopenia. Biomed Res Int. 2017;2017:2672435. doi:10.1155/2017/2672435
  • Triggiani V, Tafaro E, Giagulli VA, et al. Role of iodine, selenium and other micronutrients in thyroid function and disorders. Endocr Metab Immune Disord Drug Targets. 2009;9(3):277-294. doi:10.2174/187153009789044392

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.