¿Cómo puedo saber si mi hijo es transgénero?

¿Qué es ser transgénero? ¿Tu hijo o hija se comporta de manera no convencional según el sexo que le tocó de nacimiento? Te contamos cómo puedes saber si tu hijo está construyendo una identidad de género no binaria.
¿Cómo puedo saber si mi hijo es transgénero?
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz el 30 julio, 2021.

Escrito por Maria Jimena Freytes, 30 julio, 2021

Última actualización: 30 julio, 2021

¿Sabías que recién en 2018 la Organización Mundial de la Salud (OMS) quitó la condición transgénero de su listado de enfermedades mentales? Si te preguntas cómo saber si tu hijo es transgénero, te proponemos repasar algunos conceptos que giran en torno a este tema.

¿Qué es el género? Es una construcción social que se basa en el cumplimiento de ciertas normas tácitas impuestas por la sociedad que indican qué roles deben desempeñar hombres y mujeres. La identidad de género, en cambio, se refiere a cómo nos sentimos y cómo vivimos con nuestro cuerpo. Lo manifestamos en la forma de vestir, de actuar y de relacionarnos con los otros.

Los niños transgénero sienten que nacieron con un sexo biológico equivocado y se identifican con el género opuesto al que indican sus genitales. Es importante que los padres estén al tanto de los sentimientos de sus hijos y les den su apoyo para transitar un camino que es muy arduo.

Desarrollo de identidad de género en niños

Como ya mencionamos, la identidad de género es diferente del sexo biológico e incluso de la orientación sexual de una persona. ¿Cuándo comienza a desarrollarse esta identidad? Desde que somos muy pequeños, manifestamos y elegimos una determinada identidad de género.

Entre los 2 y los 5 años nuestros hijos atraviesan etapas en las que moldean esta identidad:

  • 2 años: los niños y niñas advierten que hombres y mujeres son diferentes físicamente.
  • 3 años: a esta edad ya se identifican como hombres o mujeres.
  • 4 años: la construcción de su identidad de género se vuelve cada vez más estable.
  • 5 y 6 años: ya están al tanto de los estereotipos que originan las identidades binarias, es decir, de hombre o de mujer.

6 señales que pueden indicar que tu hijo es transgénero

Existen señales que niños y niñas nos envían a través de su comportamiento. En este sentido, debemos tener en cuenta que la forma de actuar frente a diferentes situaciones debe ser sostenida en el tiempo y no solo esporádica o de corta duración.

Por ejemplo, el hecho de que un varón juegue con muñecas o se vista con ropa de nena ocasionalmente, no quiere decir que sea un niño transgénero. Asimismo, es importante abordar determinadas conductas, dejando de lado el pensamiento binario sobre género y sexo biológico.

Niño y niña.
Hay pautas de diferenciación entre niño y niña que son puramente sociales e impuestas por estereotipos.

1. Rechaza sus genitales 

Aunque no sucede siempre en las personas transgénero, es común que rechacen los genitales que traen de nacimiento. Esto se debe a la incongruencia que existe entre el sexo biológico y la identidad de género. No solo los rechaza, sino que además manifiesta el deseo de tener los genitales del sexo opuesto.

2. Desea ser del género contrario

Además de querer pertenecer al género contrario al que se le asigna socialmente por su sexo biológico, los chicos no se hayan en el cuerpo que les tocó. Entonces, los cambios hormonales que generan la modificación de la voz, el crecimiento de las mamas o el vello púbico les generan un profundo malestar.

Este rechazo hacia su sexo se manifiesta, por ejemplo, en la elección de los juguetes y juegos que son propios del género al que aspiran pertenecer. No olvidemos que esta oposición entre un sexo y otro en cuanto a los juguetes no es más que un mandato social de los adultos.

3. Elije un rol en sus juegos

Existen videojuegos en los que los y las jugadoras crean su propio personaje para participar. A modo de ejemplo, es común que los niños transgénero construyan su rol como del sexo opuesto al suyo biológico. Por otro lado, en juegos de roles o de imitación, siempre eligen actuar como un personaje del sexo opuesto también.



4. Quiere vestir de otra forma

Los varones (biológicamente hablando) prefieren vestir prendas de niñas y las nenas, de hombres. Sin embargo, es importante destacar que no pasa solo por querer disfrazarse, sino que cuando llega la hora de ir de compras, sienten una atracción por un determinado tipo de ropa.

Recordemos también que la vestimenta de los niños y niñas está diseñada bajo una concepción binaria, en la que los colores y tipos de prendas tienen destinatarios predeterminados. El rechazo de los chicos transgénero no es a la prenda en sí, sino al estereotipo que la circunda.

5. Se retrae socialmente

En general, el niño transgénero siente que no encaja en grupos de amigos de su mismo sexo y comienza a apartarse. Termina jugando solo. Otra alternativa es que entable amistad con chicos cuyo género es el que ellos están queriendo construir.

6. Quiere llamarse de otra manera

Los niños transgénero insisten en querer llamarse de otra manera; quieren un nombre que coincida con el género que ellos desean tener. Pero si prestamos atención y vamos un poco más allá, frases como “¡yo soy una niña!” para los varones o “quiero ser un varón” para las nenas son igualmente reveladoras.

Cómo apoyar a un hijo transgénero

Si tus sospechas de que tienes un hijo o hija transgénero son cada vez más fuertes, entonces es momento de actuar a su favor. Castigarlo, reprenderlo y obligarlo vivir en un rol que no es el deseado le traerá mucho sufrimiento, ansiedad, tristeza y una vida adulta infeliz llena de resentimiento. Incluso podría llevar al suicidio.

Permítele explorar la identidad de género que quiere lograr. Para ello, podrías concederle un pase libre por un fin de semana. Se trata de dos días en los que él o ella puedan ser libres de actuar según se los dicta su corazón. Vestirse como quieran, jugar a lo que les plazca, cambiarse el nombre si también lo desean.

Aprovecha estos días para observar su comportamiento. ¿Es feliz así? ¿Se siente mejor siendo niño o niña? Si has notado que durante este periodo fue un niño o niña feliz, entonces podrías pensar en buscar ayuda de profesionales especializados en el tema. Tanto la familia como los chicos necesitan un espacio y una persona para poder manifestar sus inquietudes.

Su desconcierto, sus emociones contrariadas, sus sentimientos confusos y su propio rechazo a lo que le tocó de nacimiento ya constituyen una carga demasiado pesada para que la lleven solos o solas. Para eso está la familia: para sostenerlo, guiarlo y apoyarlo en este camino que emprende.

Apoyo con terapia para un hijo transgénero.
El apoyo familiar y profesional es necesario para un hijo transgénero porque la presión social puede ser intensa.


Un abordaje desde el amor si tu hijo es transgénero

La exploración de la identidad de género es común y le sucede a todos los niños y niñas. Es decir, es esperable que los chicos pasen por este periodo en el que buscan definir quiénes son y prefieran determinados juguetes y prendas de vestir que pueden no ser compatibles con lo que la sociedad binaria espera.

Sin embargo, esto no implica una identidad transgénero. Es una etapa en la que los chicos experimentan y se descubren a sí mismos.

Cuando esta etapa parece no terminar y los hijos manifiestan una seguridad arrolladora con respecto a quiénes quieren ser y a quiénes no, es ahí que el rol de la familia es fundamental. Hagamos consultas con profesionales que nos orienten sobre cuál es la mejor forma de apoyar a un niño o niña transgénero.

Amarlos bien, con respeto y empatía, siempre será la clave. Amarlos incondicionalmente, de forma tal que sientan que nunca estarán solos. De eso se trata la familia.

Te podría interesar...
¿Por qué es importante la identidad social en niños?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Por qué es importante la identidad social en niños?

La identidad social en los niños les permite tener el sentimiento de pertenecer a un grupo y constribuye de manera positiva al autoconcepto.



  • García, R. R., & Ayuso-Mateos, J. L. (2019). CIE-11 y la despatologización de la condición transgénero. Revista de psiquiatría y salud mental12(2), 65-67.
  • Cáceres, C. F., Talavera, V. A., & Mazín Reynoso, R. (2013). Diversidad sexual, salud y ciudadanía. Revista peruana de medicina experimental y salud pública30, 698-704.
  • De Toro, X. (2015). Niños y niñas transgéneros: ¿nacidos en el cuerpo equivocado o en una sociedad equivocada? Revista Punto Género, (5), ág-109.
  • Castilla-Peón, M. F. (2018). Manejo médico de personas transgénero en la niñez y la adolescencia. Boletín médico del Hospital Infantil de México75(1), 7-14.
  • de Celis Sierra, M. (2019). Menores transgénero en el Reino Unido: Polémica por la investigación sobre bloqueadores puberales. Clínica Contemporánea10(3), e25.
  • Díaz Leandro, J. (2018). Aproximación de la opinión social sobre la educación sexual, roles de género y transexualidad en la etapa infantil.