¿Sabrías cómo actuar si alguien se está ahogando?

Siempre es conveniente tener unas nociones básicas de primeros auxilios por si nos encontramos con una situación de ahogamiento. Lo principal es mantener la calma y procurar que el afectado pueda respirar.
¿Sabrías cómo actuar si alguien se está ahogando?
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas.

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 26 marzo, 2022

Tener nociones básicas de primeros auxilios resulta muy útil porque te permiten saber actuar ante situaciones de emergencia como podría ser que alguien se estuviera ahogando. Si no sabes los pasos básicos que tendrías que dar si te encuentras en este supuesto, no lo dudes y toma nota de ellos porque quién sabe si quizá en algún momento acabarán siendo de gran utilidad.

Y es que los accidentes en el agua son muy comunes, pero en la desesperación del momento no sabemos cómo reaccionar en el caso de ver que una persona se está ahogando.

El ahogamiento se da por la irrupción brutal de agua en los pulmones. Esta impide la entrada de aire, lo que provoca la asfixia y puede conducir a la muerte.

Primeros pasos si alguien se está ahogando

ahogamiento

Lo primero que debemos hacer es tratar de sacar a la persona del agua sin ponerla en peligro. Habrá que colocar a la víctima sobre una zona que permita apoyarla correctamente. En el caso de que no sepas bien qué hacer, será necesario pedir ayuda a otras personas y llamar a los bomberos, los socorristas o a emergencias.

Una vez aclarado este punto, habrá que comprobar si la víctima respira. Tendrás que verificar si su pecho se infla o no. También puedes sentir su respiración acercando tu mejilla a su boca. Si la persona respira normalmente, ponla en posición lateral para evitar que se asfixie si empieza a vomitar.

Es importante que no intentes extraerle el agua de los pulmones, ni la hagas vomitar. Ve a pedir ayuda antes. Si tuvieras que practicar la respiración boca a boca, debes saber que consiste en hacer pasar a los pulmones de la otra persona el aire fresco contenido en tus vías respiratorias.

La respiración boca a boca es algo que se debe hacer independientemente de la edad de la víctima. Esta técnica solo debe iniciar si la persona que se está ahogando está inconsciente y se determina que no respira. Para hacerla de forma correcta solo deberás seguir estos pasos:

  1. Acostar a la persona afectada boca arriba en el piso o en una superficie sólida.
  2. Inclinar la frente hacia atrás con una mano y descender el mentón con la otra mano para abrir la boca y las vías respiratorias.
  3. Tomar una bocanada profunda de aire y tapar la nariz con los dedos índice y pulgar.
  4. Expulsar el aire inspirado en la boca del paciente durante 2 segundos.
  5.  Retirarse y esperar 5 segundos para repetir el proceso.

De resultar la maniobra exitosa, la persona ahoga deberá empezar a toser el agua inspirada. En este momento, será necesario colocarla de lado para evitar que el líquido regrese a los pulmones.



Primeros auxilios en niños

ahogamiento secundario

Si la víctima fuera un niño y tuvieras que hacerle la respiración boca a boca, tendrás que inclinar la cabeza del niño hacia atrás para que su lengua no bloquee el paso del aire. Luego tendrás que soplarle en la boca, apretando la nariz del niño. De este modo, estarás realizando correctamente la insuflación.

En este sentido, la mejor recomendación pasa por vigilar siempre a los pequeños y que permanezcan bajo la supervisión de un adulto. Además, si le confiamos esta tarea a otro niño o a un adolescente, ambos se podrían distraer con mayor facilidad y es probable que no tengan ni la capacidad física necesaria para el rescate, ni la preparación suficiente para realizar los primeros auxilios.

No obstante, lo mejor será comprobar que el pecho de la víctima se infla ligeramente, sin exceso. La frecuencia debe ser de 15 a 20 insuflaciones por minuto. Si se trata de un bebé, coloca dentro de tu boca la nariz y la boca del bebé y a continuación sopla y sigue los pasos mencionados anteriormente.

Siempre es importante recordar que los pulmones de los niños son más pequeños y tienen una capacidad menor que la de los adultos. En este sentido, es importante espirar el aire lentamente en los pulmones del pequeño y verificar que la expansión torácica no sea exagerada. Todas estas medidas impedirán la aparición de posibles lesiones.

Masaje cardiopulmonar

masaje cardiopulmonar de primeros auxilios

Si tienes que hacer un masaje o una reanimación cardiopulmonar (RCP) tendrás que saber cómo llevarlo a cabo correctamente. Por lo que ten las siguientes indicaciones en cuenta:

  • Consiste en comprimir el corazón para mantener la circulación sanguínea: Se deben alternar la respiración boca a boca y la compresión torácica.
  • Antes de iniciar, debes comprobar que la persona que se está ahogando esté inconsciente, que no respira y que no tiene pulso. Si el paciente respira o tiene pulso no se debe empezar la RCP bajo ninguna circunstancia.
  • Si la víctima tiene menos de un año de edad, el ciclo es de dos insuflaciones y 30 compresiones a un ritmo de 100 compresiones por minuto. Es necesario tener en cuenta que los huesos de los niños son más débiles, por lo que las compresiones solo deberán realizarse con 2 dedos.
  • En el caso de que sea mayor de un año de edad, el ciclo correcto es de 30 compresiones torácicas a un ritmo de 120 compresiones por minuto seguida de 2 insuflaciones. Las compresiones en el adulto deben realizarse entrecruzando ambas manos y dejando caer el peso corporal hasta que el pecho se hunda aproximadamente 5 centímetros.
  • Un ciclo completo consiste en dar 30 compresiones junto con 2 insuflaciones, lo ideal es completar 4 ciclos antes de poder parar la reanimación.
  • Por su parte, si no cuentas con ayuda ni con la condición física adecuada, lo más recomendable es no realizar insuflaciones. Esta actividad puede fatigarte y hacer que las compresiones no sean efectivas.

Lo más importante es que pidas ayuda o que llames a emergencias rápidamente. Si estás acompañado, pide a otra persona que busque ayuda mientras tú practicas los primeros auxilios. Si no hay nadie más, continúa realizando las técnicas de primeros auxilios porque pueden ser vitales para la víctima.

Aunque esta reaccione, hay que acompañarla y estar atento a los síntomas que pueda presentar; la respiración puede detenerse nuevamente y es esencial que no se quede sola en esos momentos.



No olvides comprobar si tiene hipotermia

Atiende la hipotermia del ahogado; si puedes, quítale la ropa mojada y cúbrelo con mantas secas. Si recupera la consciencia por completo, ofrécele una bebida caliente. En ocasiones, este gesto es casi suficiente para que el paciente mejore.

Como puedes ver, los primeros auxilios cuando alguien se está ahogando pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte. Lo más importante en este tipo de situaciones es mantener la calma y actuar de forma tranquila y serena, siguiendo todos los pasos mencionados.

Además, se debe destacar que, si no conoces la técnica adecuada para realizar alguna de las maniobras descritas, debes llamar a emergencia antes de actuar. La realización de compresiones torácicas o de la respiración boca a boca de forma inadecuada puede causar más daños.

Te podría interesar...
Primeros auxilios para venenos y picaduras
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Primeros auxilios para venenos y picaduras

Las picaduras son, en ocasiones, situaciones de riesgo. Por ello, es importante tomar ciertas medidas hasta que lleguen los especialistas.