Saltarse el desayuno engorda: descubre las mejores opciones

Desayunar o no hacerlo puede ser una elección de cada persona, pero es imprescindible que sea una elección nutritiva y saludable.
Saltarse el desayuno engorda: descubre las mejores opciones
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 27 diciembre, 2022

Cuando se trata de perder peso, la primera comida del día conlleva algo de polémica. ¿Es cierto que saltarse el desayuno engorda o, por el contrario, no hacerlo puede ayudar a comer menos?

La realidad es que la ciencia arroja resultados dispares. Por lo tanto, lo más adecuado es centrarse en el caso de cada persona y adaptar las pautas a sus necesidades y realidad.

Lo que sí tienen por cierto cada vez más expertos es que la calidad del desayuno importa. No todo vale para esta primera comida y su elección puede impactar en la salud y el peso corporal. Conocemos más detalles a continuación.

Importancia del desayuno

Que es el desayuno es la comida más importante del día es una afirmación que suena desde hace muchas décadas. Sin embargo, en los últimos años se ha puesto en cuestión y se ha recalcado que, por lo menos, es tan importante como el resto de comidas del día.

Esto no quiere decir, tampoco, que el desayuno no sea una comida a tener en cuenta. Parece ser que las personas que desayunan tienen unos mejores hábitos y salud general que las que no lo hacen.

De acuerdo con algunos expertos y según datos obtenidos de otras investigaciones, se pueden enumerar varios puntos fuertes de tomar desayuno por la mañana: 

Ahora bien, en todos los casos los datos derivan de observaciones y hacen falta otro tipo de análisis para establecer una relación de causa-efecto con el hecho de desayunar.

Por lo tanto, por el momento es preferible ser prudentes y no hacer afirmaciones generales acerca de los beneficios del desyuano. Puede ser que comer nada más levantarse no sea ideal para todas las personas y no tiene por qué conllevar efectos perjudiciales.


También te puede interesar Desayuno saludable: mitos e ideas


¿Saltarse el desayuno engorda?

Saltarse el desayuno engorda

En referencia al peso corporal y al papel que juega el desayuno en este aspecto, también existe algo de controversia.

Mientras es habitual leer que para perder peso es necesario hacer 5 comidas al día y que saltarse el desayuno engorda; las últimas revisiones de estudios parecen indicar que esto no es del todo cierto.

Los autores de dicho análisis concluyen que no existe evidencia suficiente para afirmar que el consumo del desayuno promueva la pérdida de peso. Asimismo, tampoco es posible decir que saltarse esta comida conduzca a una ganancia de kilos.

La obesidad es un problema multifactorial en el que el desayuno puede jugar su papel. Pero este no es el único determinante, por lo que no se es posible hacer afirmaciones generales para toda la población.

Como pasa con muchos temas relacionados con la nutrición y la dieta, lo más adecuado es adaptar los consejos a cada persona en particular. Entonces, a grandes rasgos, ¿quién no debería saltarse el desayuno?

  • Las personas que se levantan con hambre por la mañana.
  • Aquellos que sienten que no rinden como es debido o notan falta de energía cuando no desayunan.
  • La gente que no come a primera hora por falta de tiempo pero a media mañana acaban consumiendo cualquier pieza de bollería o de opción poco saludable.
  • Las personas que terminan haciendo un almuerzo o una cena más abundante de lo habitual.
  • Las que sufren alguna enfermedad o condición médica en la que la dieta tenga un papel importante en su control o en la aparición de síntomas.

Ayuno intermitente: ¿una opción saludable?

Otro de los motivos que se apuntan en los últimos tiempos para cuestionar la obligatoriedad del desayuno (y la afirmación que saltarse el desayuno engorda) es la efectividad del ayuno intermitente.

Esta es una práctica que consiste en concentrar todas las comidas del día en un período de tiempo que puede ir de 8 a 16 horas. Existen diferentes métodos para llevarlo a cabo, entre los cuales está no desayunar para aumentar la ventana de horas sin ingerir alimentos.

Las razones para realizarlo son diversas como por ejemplo las creencias religiosas. No obstante, en los últimos años empiezan a destacar los motivos de salud entre sus defensores.

En primer lugar, se ha observado que puede tener beneficios en la pérdida de peso a corto plazo. Durante el tiempo que la persona está sin comer el cuerpo puede gastar energía, mediante un proceso llamado cetogénesis, utilizando la grasa almacenada y sin necesidad de glucosa.

Otros datos muestran la posible influencia en más aspectos de salud y el peso corporal:

  • Ayuda en la regulación del ciclo circadiano y las hormonas que rigen la saciedad.
  • Colaboración en reducir la ingesta total diaria y producir un balance energético negativo que ayude a bajar de peso.
  • Reporte de mejoras en la sensibilidad a la insulina y en el perfil lipídico.

Ahora bien, todos los expertos coinciden en que esta es una estrategia más y que puede no ser apta para todas las personas. Asimismo, los beneficios solo se observan si durante la ingesta se comen alimentos saludables y en cantidad acorde al gasto energético.

Claves para un desayuno de calidad

Saltarse el desayuno engorda

Dada la falta de evidencia clara al respecto, el asunto no se limita solo a considerar si es mejor desayunar o no. Pero la calidad de los alimentos a ingerir sí que es un punto clave para poder gozar de todos los beneficios que aporta esta comida.

A continuación veremos cuáles son los alimentos más indicados para integrar en un desayuno saludable.

1. Cereales integrales

La avena es uno de los mejores aliados para incluir en un desayuno saludable. Es un alimento nutritivo que sustituye a la perfección los cereales azucarados mucho menos recomendables.

Asimismo, un buen pan integral es ideal para preparar todo tipo de bocadillos y tostadas. En cuanto al relleno, es mejor espaciar la inclusión de embutidos y optar por otros ingredientes como queso, anchoas, pimiento asado, aguacate, tomate, patés vegetales, frutos secos, etc.

2. Proteína

La proteína es esencial para perder peso, mantener la masa muscular y el gasto energético en reposo.

Un desayuno saludable necesita su porción de este macronutriente que se puede obtener de los siguientes alimentos:

  • Huevo cocido, en tortilla o revuelto.
  • Yogur natural, kefir o queso.
  • Humus.
  • Atún, tofu o pollo cocido que pueda quedar de otras comidas.

3. Una pieza de fruta

Saltarse el desayuno engorda

El desayuno es un buen momento para introducir una fruta fresca y ayudar a cubrir las 3 piezas diarias recomendadas.

Lo mejor es consumir una pieza de fruta natural, sola o mezclada con otros ingredientes. ¿Y cuál es la mejor? Esto queda reservado a las preferencias individuales, y cuanto más variadas mejor: manzanas, peras, plátano, kiwi, piña, fresas, cerezas, papaya, etc.

4. Frutos secos

Un puñado de frutos secos (o una cucharada de crema de frutos secos) enriquece el desayuno con un buen número de nutrientes positivos: ácidos grasos omega 3, proteínas, fibra y algunos minerales.

5. ¿Leche? ¿Té? ¿Café?

Se pueden introducir estas bebidas en el desayuno, que aportan diferentes tipos de nutrientes y estimulantes. También es posible tomar otros tipos de infusiones o bebidas vegetales.

6. Algunos alimentos mejor evitarlos

La composición del desayuno no tiene que seguir un esquema concreto. Existen muchas posibilidades para montar un desayuno saludable. La clave es introducir alimentos como los comentados, preparados según las recetas y la forma que cada uno prefiera.

En cambio sí que es clave evitar productos poco sanos como bollería, cereales azucarados, embutidos, lácteos endulzados o refrescos.



No está claro si saltarse el desayuno engorda

En todo caso esta opción debe adaptarse a la situación de cada personas y es necesario tener en cuenta el resto de comidas del día y el gasto energético total.

Asimismo, sea cual sea la elección en la primera comida de la mañana, lo que sí que está claro es que el desayuno tiene que ser saludable y nutritivo.

Te podría interesar...
10 trucos para conseguir un desayuno ligero
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
10 trucos para conseguir un desayuno ligero

Para hacer un desayuno ligero debes aprender a hacer mejores elecciones alimentarias. Descubre 10 trucos sencillos para mejorarlo desde ahora.



  • Agencia Española de Consumo, Seguridad alimentaria y Nutrición (2018). Expertos en nutrición y gastronomía presentan el informe ‘Estado de situación sobre el desayuno en España’. Documento en línea. URL disponible en: https://www.aesan.gob.es/AECOSAN/web/noticias_y_actualizaciones/noticias/2018/dia_nacional_desayuno.htm
  • Ballesteros Arribas, Juan Manuel, et al. (2007).“La estrategia para la nutrición, actividad física y prevención de la obesidad: estrategia NAOS.” Revista Española de Salud Pública 81: 443-449.
  • Barbera-Saz, C., Bargues-Navarro, G., Bisio-González, M., et al (2020). El ayuno intermitente: ¿la panacea de la alimentación? Actualización en Nutrición, 21(1), 25-32.
  • Better Health Chanel. Breakfast. Victoria State Government Department of Health.
  • Chen J, Cheng J, et al. Associations between breakfast eating habits and health-promoting lifestyle, suboptimal health status in southern China: a population based, cross sectional study. Journal of Translational Medicine. 2014. 12 (348).
  • Fanelli S, Walls C, et al. Skipping breakfast is associated with nutrient gaps and poorer diet quality among adults in the United States. Proceedings of the Nutriton Society. Abril 2021.
  • Guevara R, Urchaga J.D, et al. The quality of breakfast and healthy diet in school-aged adolescents and their association with BMI, weight loss dietas and the practice of physical activity. Nutrients. Agosto 2020. 12 (8): 2994.
  • Karlen, G., et al. (2011). “Consumo de desayuno en estudiantes universitarios: hábito, calidad nutricional y su relación con el índice de masa corporal.” Diaeta 29.137: 23-30
  • Li Zh, Xu L, et al. Effects of regular breakfast habits on metabolic and cardiovascular diseases. Medicine. Noviembre 2021. 100 (44): e27629.
  • Londre R. Intermitent fasting: fad or valid intermittent weight loss solution?Mayo Clinic. Junio 2022.
  • López-Sobaler, A. M., Cuadrado-Soto, E., Peral-Suárez, Á., Aparicio, A., Ortega, R. M., López-Sobaler, A. M., & Ortega, R. M. (2018). Importancia del desayuno en la mejora nutricional y sanitaria de la población. Nutrición Hospitalaria, 35. Disponible en https://pdfs.semanticscholar.org/3104/0f96d81b8cb0465bb359158ebcacf80f76bf.pdf
  • Pérez, C., L. Ribas, and Aranceta J. Serra Ll. (2004). “Recomendaciones para un desayuno saludable.” A: Serra, L. i Aranceta, J. Desayuno y equilibrio alimentario. Estudio Enkid. Barcelona: Masson: 91-97.
  • Segovia, MJ Galiano, and JM Moreno Villares. (2010). “El desayuno en la infancia: más que una buena costumbre/Breakfast in childhood: more than good manners.” Acta pediátrica española 68.8: 403.
  • Sievert K, Hussain S M, Page M J, Wang Y, Hughes H J, Malek M et al. Effect of breakfast on weight and energy intake: systematic review and meta-analysis of randomised controlled trials.
  • Spence Ch. Breakfast: the most important meal of the day? International Journal of Gastronomy and Food Science. Julio 2017. 8: 1-6.
  • WHO (2016). Noncommunicable diseases: Risk factors. Documento en línea. URL disponible en https://www.who.int/data/gho/data/themes/topics/topic-details/GHO/ncd-risk-factors
  • Whycherley Th, Moran L, et al. Effects of energy-restricted high-protein, low-fat compared with standard-protein, low-fat dieta: a meta-analysis of randomized controlled trials. American Journal of Clinical Nutrition. Diciembre 2012. 96 (6): 1281-98.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.