5 savias de plantas y sus propiedades medicinales

Las savias desempeñan un papel importante en el crecimiento de las plantas. Más allá de esto, algunas también tienen cualidades medicinales. ¡Descúbrelas!
5 savias de plantas y sus propiedades medicinales
Franciele Rohor de Souza

Revisado y aprobado por la farmacéutica Franciele Rohor de Souza.

Última actualización: 19 octubre, 2022

Cuando se trata de preparar remedios naturales, es común emplear las raíces, las hojas, los tallos, las flores o los frutos de las plantas. Sin embargo, algunas savias de plantas tienen una composición que puede ser beneficiosa para la salud. 

Debido a su abundante contenido de enzimas, antioxidantes, vitaminas y minerales, estas sustancias ejercen propiedades energéticas, digestivas, antiinflamatorias, laxantes y antisépticas. De hecho, es común encontrarlas en remedios homeopáticos y suplementos.

¿Quieres saber más al respecto? ¡Sigue la lectura!

¿Qué son las savias de las plantas?

Las savias son fluidos acuosos de las plantas que se encargan de transportar los nutrientes del suelo desde las raíces hasta las hojas. Posterior a esto, el agua se elimina a través de un proceso de exudado.

En particular, están presentes en las vacuolas de las células vivas, que son pequeñas cavidades donde se almacenan sales inorgánicas, compuestos nitrogenados, alimentos y otras sustancias claves para el desarrollo de la planta.

Según la especie, se componen de hasta un 98 % de agua. Además, concentran aminoácidos, azúcares, sales minerales, antioxidantes y hormonas. Cabe destacar que este líquido viaja a través de unos tejidos de conducción llamados xilema y floema.

En función de esto, se distinguen dos tipos de savia:

  • Savia bruta: se forma en la raíz y se transporta mediante el xilema hasta las demás partes de la planta.
  • Savia elaborada: se moviliza por el floema desde las hojas hasta la raíz. Es lo que queda de la savia bruta luego del proceso de fotosíntesis.


Savias de plantas y sus propiedades

Aunque las savias tienen como función principal contribuir a la nutrición y al desarrollo de la planta, también desempeñan un papel relevante como alimento para animales y medicina para el humano. ¿Cuáles son las más populares? Veamos.

1. Savia de abedul

La savia de abedul se obtiene de los árboles del género Betula a principios de la primavera. Suele consumirse sola, pero también se emplea en la fabricación de hidromiel, jarabe, cerveza y vino.

Su composición incluye sales minerales, glucosa y fructosa. Principalmente, aporta manganeso, magnesio, calcio y zinc.

Se destaca por sus cualidades antioxidantes, antiinflamatorias y antitumorales, atribuidas en gran medida a su contenido de betulina. Como lo señala una revisión en European Journal of Pharmaceutical Sciences , este compuesto vegetal se transforma en el cuerpo en ácido betulínico, lo que deriva las propiedades farmacológicas.

Entre otras cosas, y coincidiendo con una investigación en Environmental and Experimental Biology, se aprovecha con fines cosméticos debido a sus beneficios para la piel. Se asocia con la estimulación del colágeno, con efectos hidratantes y con la prevención del envejecimiento prematuro.

Consideraciones

No se recomienda el uso o el consumo de savia de abedul en personas con historial de alergia al polen. Además, debido a su alta concentración de manganeso, debe ser evitada por pacientes con insuficiente hepática.

Infusión de abedul.
El abedul es conocido por su infusión. La misma se suele recomendar como diurética.

2. Savia de agave

La savia de agave también se conoce en el mercado como «néctar de agave». Se trata de una savia azucarada que se obtiene mediante el prensado de las hojas de la planta de nombre científico Agave americanamisma de la que se obtiene el tequila.

Esta sustancia se caracteriza por su alta concentración de azúcares. Pese a esto, se cataloga como un alimento de bajo índice glucémico (IG), ya que se compone principalmente de fructosa, mientras que su contenido de glucosa es bajo.

A menudo, se le atribuyen las siguientes propiedades:

  • Laxante.
  • Digestivo.
  • Emoliente.
  • Antiséptico.
  • Antiinflamatorio.
  • Protector cutáneo.

Una investigación compartida en British Journal of Nutrition determinó que los fructanos —una fibra saludable contenida en esta sustancia— ejercen efectos positivos sobre el metabolismo y la insulina. No obstante, cuando la savia se somete al calor, esta fibra suele descomponerse.

Debido a ello, su uso como edulcorante natural ha estado en el ojo del huracán. Y es que mientras que la glucosa puede ser metabolizada por cada célula del cuerpo, la fructosa solo se metaboliza en el hígado. En cantidades excesivas, sobrecarga este órgano y puede derivar en trastornos como el hígado graso.

Consideraciones

Pese a sus posibles propiedades medicinales, el consumo de savia de agave debe ser puntual y moderado. Una ingesta excesiva puede afectar la salud metabólica y, sobre todo, el funcionamiento hepático. Además, en exceso deriva en efectos indeseados como las náuseas, el malestar estomacal y la diarrea.

3. Savia de pino

La savia de pino es un fluido pegajoso que se compone de agua, sales minerales, azúcares y polifenoles. Durante el proceso de fotosíntesis de los pinos se producen hidratos de carbono que se convierten en almidón y luego en azúcar.

Dicha azúcar se combina con los fluidos de la savia, lo que da como resultado una «savia elaborada» que también puede llamarse resina o brea. Su función natural es la de proteger el árbol de pino y contribuir a su sano desarrollo. Además, lo ayuda a conservar energía en las temporadas de calor.

En cuanto a sus aplicaciones medicinales, esta sustancia se aprovecha como coadyuvante en el tratamiento de heridas superficiales, quemaduras y problemas de la piel. Eso sí, no debe aplicarse directamente, sino a través de ungüentos o cremas que lo contengan.

Otros posibles usos abarcan lo siguiente:

  • Venas varicosas.
  • Dolores articulares.
  • Molestias musculares.

Consideraciones

Por lo general, la savia de pino se incluye en productos de uso tópico y suele ser bien tolerada. Aun así, se recomienda hacer primero una prueba de parche para descartar posibles reacciones alérgicas. Esto consiste en aplicar una pequeña cantidad del producto en una zona de la piel y observar la reacción.

Si pasadas algunas horas no hay enrojecimiento, erupciones o irritación, puede emplearse sin problema. No se recomienda durante el embarazo, la lactancia, en niños pequeños o personas con enfermedades renales.

Aceite de pino.
Del pino es conocido un aceite que se emplea en medicina naturista para coadyuvar en el transcurso de los resfríos.

4. Savia de papaya

Cuando la papaya está verde, exuda una savia lechosa, de textura pegajosa, que se caracteriza por su concentración de enzimas como la papaína y la quimiopapaína. A menudo, estas sustancias se asocian con beneficios medicinales.

En una revisión divulgada en International Journal of Food Properties se detalla que esta savia se usa como complemento para calmar la dispepsia, las infecciones parasitarias, la diarrea, las hemorroides y la tos ferina. Asimismo, a nivel externo resulta útil para calmar quemaduras y escaldaduras.

Su forma segura de consumo o uso es mediante suplementos o ungüentos que la tengan entre sus componentes. ¿La razón? Ingerirla directamente de la papaya verde puede causar irritación y daños en el esófago.

Consideraciones

Esta savia no debe ser utilizada por personas con antecedentes de alergia al látex o a la papaína. Se debe evitar su consumo durante el embarazo, la lactancia y en niños pequeños.

5. Savia de arce

La savia de arce se obtiene en gran medida del arce azucarero (Acer saccarum). A partir de esta sustancia se hace el popular «jarabe de arce», que es un producto con múltiples aplicaciones culinarias y medicinales. En concreto, la savia se hierve hasta evaporar su agua, lo que resulta en una melaza espesa y azucarada.

Al igual que otros endulzantes naturales, tiene un índice glucémico más bajo que el azúcar. Por eso, muchos creen que es un buen sustituto. Y aunque es cierto que proporciona minerales, antioxidantes y otros compuestos activos, su contenido de glucosa sigue siendo alto.

Dicho esto, su consumo también ha de ser moderado para prevenir problemas metabólicos. Se estima que 80 mililitros de jarabe de arce contiene 60 gramos de azúcar.



Consideraciones

La savia de arce concentra polifenoles y minerales que se asocian con beneficios para la salud. Sin embargo, el jarabe obtenido de su evaporación es muy alto en azúcar y puede conllevar alteraciones metabólicas a mediano y largo plazo.

Por lo anterior, es necesario romper la idea de que es un buen reemplazo para el azúcar tradicional. Si el objetivo es perder peso o mejorar la salud, lo mejor es no introducirlo en la dieta. Su consumo puntual y moderado es seguro.

Jarabe de arce.
Es un error emplear a menudo el jarabe de arce en lugar del azúcar, confiando en que su aporte es mucho menor. No deja de contener altas concentraciones de glucosa.

¿Conocías estas savias de plantas?

Es probable que hayas escuchado hablar de algunas de estas savias de plantas y de sus aplicaciones. Aunque no son tan populares como las hojas, los tallos o los frutos, desde hace años se evalúa su composición nutricional y sus posibles efectos en la salud.

La forma de consumo segura es a través de suplementos o productos debidamente procesados. Ingerir o aplicar savias directamente de las plantas puede detonar reacciones adversas o síntomas de intoxicación.

Si tienes dudas sobre su uso, no dejes de consultar al médico o al herbolario.
Te podría interesar...
Sirope de arce o maple: propiedades y usos en la cocina
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Sirope de arce o maple: propiedades y usos en la cocina

El sirope de arce es un producto con elevada capacidad endulzante que se puede utilizar en sustitución del azúcar.



  • Svanberg, Ingvar & Sõukand, Renata & Łuczaj, Łukasz & Kalle, Raivo & Zyryanova, Olga & Dénes, Andrea & Papp, Nóra & Nedelcheva, Anely & Šeškauskaitė, Daiva & Kołodziejska, Iwa & Kolosova, Valeria. (2012). Uses of tree saps in northern and eastern parts of Europe. Acta- Societatis Botanicorum Poloniae. 81. 343–357. 10.5586/asbp.2012.036.
  • Strand, E. J., Bihar, E., Gleason, S. M., Han, S., Schreiber, S. W., Renny, M. N., … Whiting, G. L. (2022). Printed Organic Electrochemical Transistors for Detecting Nutrients in Whole Plant Sap. Advanced Electronic Materials, 8(4). https://doi.org/10.1002/aelm.202100853
  • Esteves, Eduardo & Locatelli, Guilherme & Alcon, Neus & Ferrarezi, Rhuanito. (2021). Sap Analysis: A Powerful Tool for Monitoring Plant Nutrition. Horticulturae. 7. 426. 10.3390/horticulturae7110426.
  • Zaguła, Grzegorz. (2017). The Bioactive and Mineral Compounds in Birch Sap Collected in Different Types of Habitats. Baltic Forestry. 23.
  • Muselin F, Dumitrescu E, Berbecea A, Doma AO, Brezovan D, Savici J, Trif A, Cristina RT. The effect of cisplatin administration on certain trace elements homeostasis in rats and the protective effect of silver birch (Betula pendula) sap. J Trace Elem Med Biol. 2018 Dec;50:474-481. doi: 10.1016/j.jtemb.2018.02.002. Epub 2018 Feb 7. PMID: 29429790.
  • Alakurtti S, Mäkelä T, Koskimies S, Yli-Kauhaluoma J. Pharmacological properties of the ubiquitous natural product betulin. Eur J Pharm Sci. 2006 Sep;29(1):1-13. doi: 10.1016/j.ejps.2006.04.006. Epub 2006 Apr 29. PMID: 16716572.
  • Boroduskis, Martins & Kaktiņa, Elza & Blāķe, Ilze & Nakurte, Ilva & Samodova, Diana & Kusiņa, Iveta & Mičule, Santa & Ramata-Stunda, Anna. (2017). Chemical characterization and in vitro evaluation of birch sap and a complex of plant extracts for potential use in cosmetic anti-ageing products. Environmental and Experimental Biology. 15. 29-36. 10.22364/eeb.15.05.
  • José Luis Montañez Soto. (2011). Enzymatic production of high fructose syrup from Agave tequilana fructans and its physicochemical characterization. In AFRICAN JOURNAL OF BIOTECHNOLOGY (Vol. 10, Issue 82). Academic Journals. https://doi.org/10.5897/ajb11.2704
  • Saraiva A, Carrascosa C, Ramos F, Raheem D, Raposo A. Agave Syrup: Chemical Analysis and Nutritional Profile, Applications in the Food Industry and Health Impacts. Int J Environ Res Public Health. 2022 Jun 8;19(12):7022. doi: 10.3390/ijerph19127022. PMID: 35742286; PMCID: PMC9222424.
  • Simbirtsev AS, Konusova VG, McHedlidze GSh, Paramonov BA, Chebotarev VY. Pine resin and biopin ointment: effects of water-soluble fractions on cytokine production by peripheral blood neutrophils. Bull Exp Biol Med. 2002 Aug;134(2):151-5. doi: 10.1023/a:1021184214627. PMID: 12459838.
  • Saeed, F., Arshad, M. U., Pasha, I., Naz, R., Batool, R., Khan, A. A., Nasir, M. A., & Shafique, B. (2014). Nutritional and Phyto-Therapeutic Potential of Papaya (Carica Papaya Linn.): An Overview. In International Journal of Food Properties (Vol. 17, Issue 7, pp. 1637–1653). Informa UK Limited. https://doi.org/10.1080/10942912.2012.709210
  • High-performance liquid chromatography characterization and identification of antioxidant polyphenols in maple syrup. 2008. Abou-Zaid, M.M.; Nozzolillo, C.; Tonon, A.; Coppens, M.D.; Lombardo, D.A. Pharmaceutical Biology 46: 117-125.
  • Pericherla K, Shirazi AN, Rao VK, Tiwari RK, DaSilva N, McCaffrey KT, Beni YA, González-Sarrías A, Seeram NP, Parang K, Kumar A. Synthesis and antiproliferative activities of quebecol and its analogs. Bioorg Med Chem Lett. 2013 Oct 1;23(19):5329-31. doi: 10.1016/j.bmcl.2013.07.058. Epub 2013 Aug 2. PMID: 23953195; PMCID: PMC3816661.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.