¿Se pueden prevenir algunos tumores?

Es fundamental realizar actividad física, mantener una alimentación sana y acudir a revisiones médicas periódicas, ya que un diagnóstico precoz influye en gran medida en el éxito del tratamiento.
¿Se pueden prevenir algunos tumores?
José Gerardo Rosciano Paganelli

Revisado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 26 Diciembre, 2018.

Escrito por Aydee Castaño, 19 Enero, 2014

Última actualización: 06 Octubre, 2020

A pesar de los avances que se han realizado con el paso de los años, aún queda mucho por saber sobre el cáncer. Por ello, muchas personas se preguntan si es posible prevenir algunos tumores y, en caso de que sí, cómo.

Expertos como los de la sección de Prevención y Diagnóstico precoz de la Sociedad Española de Oncología Médica indican que “dado el importante papel que diversos factores externos tienen en el desarrollo del cáncer, parece claro que estrategias encaminadas a potenciar la prevención del cáncer pueden ayudar a reducir estas cifras de incidencias y mortalidad“. Además, aclaran que al decir “prevención” se refieren fundamentalmente a dos cosas:

  • Evitar ciertos factores (prevención primaria)
  • Obtener un diagnóstico precoz (prevención secundaria)

En vista de lo anterior se puede decir que, adoptar y mantener hábitos de vida saludables no solo resulta beneficioso para sentirse bien y sumar bienestar a diario, sino también para prevenir el desarrollo de muchas enfermedades, incluyendo el cáncer.

Veamos más al respecto a continuación.

Prevenir tumores es un deseo común en la actualidad

Chequeo médico anual

En vista de las muchas interrogantes que existen en torno al cáncer y el desarrollo de tumores malignos, muchas personas se preocupan por su salud y desean una respuesta sobre cómo pueden prevenirlo.

Como veníamos comentando anteriormente, la prevención consiste en adoptar y mantener un estilo de vida saludable, pero también en hacerse chequeos médicos periódicos para así poder obtener un diagnóstico precoz y aumentar las probabilidades de éxito del tratamiento.

Es importante tener claro que la prevención es de eficacia real, pero limitada, es decir, no elimina el riesgo de padecer cáncer, pero sí lo reduce. Por ello, no debe descartarse en ningún momento. Los expertos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) han compartido mayor información al respecto en el siguiente documento, donde además detallan qué medidas son las más convenientes.

A su vez, “los científicos de los CDC y otros expertos exploraron formas de reducir el riesgo de cancer a diferentes edades” y pueden consultarse en el siguiente enlace.

Por otra parte, es indispensable tener en cuenta que, a la par que se adopta y mantiene un estilo de vida saludable, hay que dejar de lado cuestiones como el consumo de alcohol y tabaco, el consumo de drogas y otros excesos.

Mantener unos hábitos de vida saludables en lo que respecta a alimentación y ejercicio, pero luego cometer excesos con el alcohol y otras cuestiones es contraproducente. Es muy común pensar que los buenos hábitos “contrarrestan los malos”, pero realmente esto no funciona así. No por hacer más ejercicio se evita que los dos o tres litros de alcohol sean menos tóxicos. 

La coherencia en el estilo de vida es imprescindible

Trucos alimenticios para reducir el dolor de rodilla

Hay personas piensan que el cáncer no se puede prevenir ni es posible evitarlo puesto que es heredado o que quizás es provocado por factores externos, del medio ambiente. Al pensar de ese modo, no se hacen ningún chequeo médico ni tampoco adoptan un estilo de vida coherente porque suponen que no les servirá de nada (según afirma la información brindada por la sede de Control de Cáncer de la Organización Mundial de la Salud).

También hay quienes piensan que no hay ningún problema en combinar hábitos beneficiosos con hábitos nocivos, sin tener en cuenta de que esto no solo es contradictorio sino también muy perjudicial para ellos.

La prevención es clave, pero la coherencia en el día a día lo es aún más, pues sin ella no es posible obtener verdaderos beneficios. 

No es posible pretender prevenir la formación de tumores cancerígenos haciendo ejercicio a diario, pero paralelamente llevando una dieta de cualquier manera y descuidando otros aspectos importantes en el dí a adía.

Para prevenir algunos tumores es primordial mantener la coherencia EN TODO, así como asistir a los controles médicos de rutina y hacerse los exámenes que el médico recomiende. Mediante estos se puede hacer un diagnóstico temprano y comenzar un tratamiento inmediato.



  • Chang, S., & Cameron, C. (2012). Addressing the future burden of cancer and its impact on the oncology workforce: where is cancer prevention and control? Journal of Cancer Education : The Official Journal of the American Association for Cancer Education, 27(2 Suppl), S118-27. https://doi.org/10.1007/s13187-012-0342-3
  • Senkomago, V., Joseph, R., Sierra, M., Van Dyne, E., Endeshaw, M., Duran, D., … Saraiya, M. (2018). CDC Activities to Enhance Training in Cancer Prevention and Control in Field Epidemiology Training Programs in Low- and Middle-Income Countries. Journal of Global Oncology, 4(4), 1–9. https://doi.org/10.1200/JGO.18.00042
  • Ory, M. G., Anderson, L. A., Friedman, D. B., Pulczinski, J. C., Eugene, N., & Satariano, W. A. (2014). Cancer prevention among adults aged 45-64 years: setting the stage. American Journal of Preventive Medicine, 46(3 Suppl 1), S1-6. https://doi.org/10.1016/j.amepre.2013.10.027
  • Cortés, J., Esteva, M., Gioseffi, H., Pardo, J., & Torrecabota, J. (2016). La prevención del cáncer. Qué sabemos que debemos hacer. Asociación Española Contra El Cáncer, 12. Retrieved from https://www.aecc.es/Comunicacion/publicaciones/Documents/Prevencion-Cast.pdf G�lvez, M., Alonso, J. M., Bellas, B., G�mez, A., Gonz�lez, J., Mel�s, E., & Marzo, M. (1997). Prevenci�n del c�ncer. Atenci�n Primaria, 20(2), 101–121.