¿Qué es el sellado de dientes y para qué se realiza?

Te contamos en qué consiste el sellado de dientes y para qué se realiza. Entérate aquí de qué se trata este procedimiento odontológico.
¿Qué es el sellado de dientes y para qué se realiza?
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 25 abril, 2022

El sellado de dientes es una medida preventiva contra las caries. Junto con la colocación de flúor, son procedimientos simples que realiza el odontólogo para disminuir el riesgo de padecer esta enfermedad.

Las superficies dentarias presentan irregularidades que muchas veces no pueden ser alcanzadas por el cepillo dentario. Al no poder limpiarse de manera adecuada, estas áreas retienen bacterias y restos de alimentos. Así aumenta el riesgo de que en estos sitios comiencen a desarrollarse las caries.

La colocación de selladores sobre las fosas, los surcos y las fisuras de las piezas dentarias actúa como una barrera protectora. Y así disminuye el riesgo de que enfermen.

Sigue leyendo y entérate más sobre el sellado de dientes. Te contamos en qué consiste, para qué se realiza y cómo es el procedimiento.

¿Qué es el sellado de dientes?

Como adelantábamos, las piezas dentarias poseen irregularidades en su superficie. Esto es más notorio en los molares que recién erupcionan. Pues la falta de uso hace que las fisuras, las fosas y los surcos de la cara oclusal sean profundos y difíciles de limpiar.

El sellado de dientes consiste en colocar un delgado recubrimiento de un material especial sobre estas zonas irregulares. Al rellenar estas imperfecciones, disminuye la retención de bacterias y los restos de alimentos en la zona. Y favorece la limpieza del elemento dentario.

En general, se colocan sobre la superficie masticatoria de molares y premolares definitivos. Pues es la zona en la que se desarrollan la mayoría de las caries en dientes posteriores. Aunque en algunos casos el procedimiento se puede aplicar en otras áreas donde se acumula placa con facilidad o en piezas temporarias si el riesgo de caries es muy alto.

El procedimiento es indoloro, muy rápido y cómodo para el paciente. Y al tratarse de una intervención mínimamente invasiva, no es necesario utilizar anestesia ni tallar el elemento dentario.

Existen distintos materiales que se pueden usar para sellar. La mayoría de las veces se eligen resinas fluidas que endurecen con una luz especial y son transparentes, blancas o del mismo color que el diente. Aunque algunos profesionales prefieren usar ionómeros vítreos.

¿Para qué se realiza el sellado de dientes?

El sellado de dientes se realiza para prevenir las caries, sobre todo las que se localizan en las caras oclusales de las piezas permanentes posteriores. Según la bibliografía, un año después de sellar de los dientes en niños, la incidencia de esta enfermedad oral disminuye un 80 %.

Y según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los selladores dentales protegen contra el 80 % de las caries durante 2 años. Y lo continúan haciendo en un 50 % hasta por 4 años.

La caries dental es una de las patologías más frecuentes de todo el mundo y puede afectar a personas de cualquier edad. Se trata de la desmineralización del esmalte y la dentina por la acción de los ácidos producidos por las bacterias de la boca al metabolizar los azúcares de la dieta.

Las zonas donde las bacterias se acumulan y proliferan son las más susceptibles de desarrollar la enfermedad. Las caras masticatorias de las muelas que poseen regiones rugosas con surcos y fisuras profundos y donde el cepillo no logra acceder son un claro ejemplo.

Por eso, al colocar selladores dentales sobre estas áreas que retienen bacterias, se cambia esa anatomía oclusal irregular. El material con el que se rellenan las zonas profundas actúa como una barrera protectora y permite la limpieza.

El sellado de dientes evita que los restos de comida, la placa bacteriana y los ácidos que desencadenan las caries se acumulen y permanezcan en los dientes. Es así que previene el desarrollo de las caries. De esta manera, el paciente se ahorra la incomodidad, el tiempo y el dinero que requieren los tratamientos para resolver la enfermedad cuando se presenta.

Caries por no usar selladores dentales.
La prevención de la caries es la principal indicación de uso de los selladores.


¿Cuándo están indicados los selladores dentales?

La indicación de un sellador siempre estará a cargo del odontólogo. El profesional determina la necesidad de aplicar esta medida preventiva según el riesgo de caries del paciente.

Considera la anatomía dentaria, las enfermedades sistémicas, la historia de caries y los hábitos alimenticios y de higiene que predisponen o no a sufrir la patología. A partir de esto puede decidir si es conveniente realizar el sellado y en cuántas piezas.

En general, se recomienda sellar las muelas permanentes tan pronto terminan de erupcionar. Y en pacientes con alto riesgo de caries se incluyen también los premolares. Por lo tanto, es una medida que se utiliza de forma habitual en niños y adolescentes.

En pacientes que tengan malposiciones dentarias o elementos con accidentes anatómicos que favorezcan el acúmulo de placa bacteriana también es conveniente considerar este procedimiento. Asimismo, son una medida preventiva útil para niños con discapacidades o patologías sistémicas de base.

De todas maneras, debes saber que a la hora de realizar el sellado de dientes hay algunas condiciones que se deben cumplir y son las siguientes:

  • Solo se pueden colocar selladores en elementos dentarios sanos o con caries que apenas estén iniciando.
  • El elemento dentario a sellar debe completar su erupción para poder recibir el tratamiento. De lo contrario, se debe esperar a que termine de salir y deje de estar cubierto por la encía.
  • No se colocan selladores sobre empastes. Si la pieza dentaria ya está arreglada, no se la sella.

Beneficios de los selladores dentales

La prevención de la caries es el principal beneficio del sellado de dientes. Pero tiene otras ventajas:

  • Se pueden usar en niños, adolescentes y adultos: lo más habitual es colocarlos durante la infancia y la adolescencia, cuando las muelas terminan de salir. Pero también se pueden colocar en adultos si el odontólogo lo considera acertado.
  • Son útiles en cualquier superficie que retiene placa bacteriana: aunque se colocan con mayor frecuencia sobre fosas, surcos y fisuras de las caras oclusales de molares y premolares, se pueden utilizar en cualquier defecto dentario difícil de limpiar.
  • Técnica sencilla: colocar los selladores solo requiere que el paciente permanezca un momento con la boca abierta. Pues no duele, no requiere anestesia, se realiza de manera rápida y en una sola sesión.
  • Se colocan en edades tempranas: al ser un procedimiento sin anestesia, rápido, indoloro y cómodo, se lo puede usar tan pronto las muelas definitivas erupcionan. Esto ocurre alrededor de los 6 años para las primeras y a los 12 para las segundas.
  • Son estéticos: las resinas que se usan para el sellado de dientes son transparentes, blancas o con un color similar al diente, por lo que pasan desapercibidas.


¿Cómo se realiza el sellado de dientes?

Como ya te contamos, la técnica para colocar los selladores dentales es rápida, sencilla y cómoda. Una vez que el dentista decide aplicar esta medida preventiva comienza limpiando las superficies dentarias con una pasta especial y brochas giratorias. Luego enjuaga con agua y seca el diente.

Posteriormente, es necesario acondicionar la superficie dentaria con un gel ácido que genera una superficie rugosa con poros microscópicos que favorecen la adhesión del material. Se deja actuar esta sustancia unos segundos, luego se lava y se seca.

Ahora sí, el dentista coloca la resina fluida sobre las superficies profundas del elemento dentario. El material irá escurriendo y rellenando los surcos, las fosas y las fisuras de la pieza.

Para que el material endurezca se debe fotopolimerizar. Para esto se aplica una luz halógena especial durante unos segundos.

Y una vez endurecido, se prueba la mordida del paciente. Esto permite verificar que se ocluya con normalidad y no haya interferencias. En caso de que sea necesario, se desgasta el exceso de material.

Y así, en una sola visita el sellado está listo y el paciente puede utilizar su muela protegida con normalidad. Serán necesarios controles periódicos para evaluar que los selladores sigan estando en su sitio, en buenas condiciones o si es necesario renovarlos.

Los selladores permanecen en la boca por largos períodos de tiempo; algunos entre 5 y 10 años. Aunque esto depende de la correcta técnica de colocación y del mantenimiento posterior.

Si en algún momento el paciente percibe incomodidad para morder o que el material se ha salido, lo ideal es acudir al dentista. Pues es posible volver a realizar el procedimiento en el mismo elemento dentario para que siga protegido.

Selladores dentales en una niña.
Los selladores son ideales en la niñez y en la adolescencia.

Mantenimiento de los selladores

Ya te contamos que una vez realizados los selladores dentales es conveniente evaluarlos de manera periódica y controlar que no se salgan o desgasten. Las visitas odontológicas cada 6 meses permiten verificar que todo marche bien.

Además, es aconsejable complementar el tratamiento con el uso de fluoruros. Pues este elemento fortalece el esmalte dentario y así también previene las caries. El dentista determinará la manera más conveniente de incorporar el mineral según las necesidades del paciente.

Pero para mantener esta medida preventiva y evitar las caries es necesario sostener los hábitos de cuidado bucal en el hogar. El correcto cepillado de dientes, el uso de dentífricos fluorados, la utilización del hilo dental y una alimentación variada y saludable son fundamentales para conservar la salud oral.

Complementando el sellado de dientes con los cuidados bucales habituales, evitar las caries y tener una dentadura saludable es posible.

Te podría interesar...
Caries dental en niños: ¿cómo prevenirla?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Caries dental en niños: ¿cómo prevenirla?

La caries dental en niños es una afección muy frecuente en la infancia. Pero con prácticas simples se puede prevenir. Entérate aquí.



  • Moreno Díaz, K. E., & Huilca Villagómez, M. S. (2019). Prevalencia de caries en los primeros molares permanentes en escolares de 6 a 12 años (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Reyes Romagosa, D. E., Baños Toirac, I. J., Sánchez Iturriaga, M. E., & Rodríguez Martínez, B. M. (2013). Caries dental aguda del primer molar permanente en niños de 12 años. Revista cubana de estomatología50(3), 292-301.
  • Sealants, R. B. (2018). Dental sealants Part 3: Which material? Efficiency and effectiveness. European journal of paediatric dentistry19, 247.
  • Kühnisch, J., Bedir, A., Lo, Y. F., Kessler, A., Lang, T., Mansmann, U., ... & Hickel, R. (2020). Meta-analysis of the longevity of commonly used pit and fissure sealant materials. Dental Materials36(5), e158-e168.
  • Donna Fabre, M. G., Fernandez, A. L., & Peña, J. (2014). Evaluación de selladores de fosas y fisuras realizados con resina y con ionómeros vítreos. Revista de la Facultad de Odontología8(1).
  • Padrón, M. D. L. Á. G., Guzmán, M. S., Hernández, D., & González, E. (2002). Los Sellantes de Fosas y Fisuras: Una alternativa de tratamiento" Preventivo o Terapéutico" Revicion de la literatura. Acta odontológica venezolana40(2), 33-34.
  • Behroozian, A., Aghazadeh, Z., Sadrabad, Z. K., Aghazadeh, M., Alizadeh, V., Esmaili, Z., & Ashraf, M. P. (2021). Evaluation of the success rate of pit and fissure sealants on first molars, 12 months follow‐up study. International Journal of Dental Hygiene.
  • Mondragón Rivas, D. Y. (2021). Estado de los sellantes de fosas y fisuras colocados en piezas dentales de pacientes atendidos en la clínica de odontopediatría II UNAN-León en el periodo del II semestre 2019 (Doctoral dissertation).
  • Cvikl, B., Moritz, A., & Bekes, K. (2018). Pit and fissure sealants—a comprehensive review. Dentistry journal6(2), 18.
  • Naaman, R., El-Housseiny, A. A., & Alamoudi, N. (2017). The use of pit and fissure sealants—A literature review. Dentistry journal5(4), 34.
  • Plaza Vera, D. V. (2011). SELLADORES DE FOSAS Y FISURAS (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).