Semana 20 de embarazo, ¿qué ha ocurrido en mi cuerpo?

Llegaste a la semana 20 de embarazo y deseas saber qué ocurre en tu cuerpo; quédate que en este artículo lo explicamos.
Semana 20 de embarazo, ¿qué ha ocurrido en mi cuerpo?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 04 agosto, 2021.

Escrito por Ana Núnez, 04 agosto, 2021

Última actualización: 04 agosto, 2021

Si estás en la semana 20 de embarazo, significa que has transitado la mitad de la gestación, pues un embarazo en promedio puede durar entre 38 y 40 semanas para considerarse a término. Esta es la denominación utilizada por los médicos para indicar que el bebé cumplió con todo el ciclo de maduración que necesitaba dentro del útero.

En este período presenciarás uno de los momentos más esperados por la madre y el padre. ¿La razón? Para esta semana está indicado realizar el estudio del segundo trimestre por ultrasonido; ahí, podrán evaluar el desarrollo morfológico del bebé, su posición fetal, su tamaño y su peso aproximado.

En el examen es muy probable que pueda determinarse, con muy poco margen de error, el sexo del bebé, así que ya puedes ir pensando el nombre o definir entre las opciones pensadas.

La importancia de este estudio también radica en la precisión para detectar si hay o no alguna anormalidad en sus huesos o en uno de sus órganos. Sigue leyendo para que conozcas paso a paso lo que ocurre en tu cuerpo.

Aspectos generales hasta la semana 20

¿Es recomendable usar un sostén de maternidad?
La tripa continúa estirándose durante la semana 20 de embarazo, aún queda mucho por delante.

Hasta ahora el embarazo seguramente no te había ocasionado mayores transformaciones en el cuerpo porque sus principales manifestaciones estuvieron enfocadas en los malestares iniciales producto de los cambios hormonales.

Los mareos y la fatiga quedarán atrás, la barriguita hará notoria la vida que estás formando, ya que el útero crecerá cada mes un aproximado de cuatro centímetros. Al fin y al cabo, la semana 20 de embarazo corresponde al quinto mes de la gestación.



Cambios en la madre

Hay dos cambios que quizás estés notando con placer en esta semana y no estás segura de si tienen relación con el embarazo. Se trata del cabello y las uñas: están creciendo más rápido que de costumbre y en el caso del pelo, parece más fuerte y grueso; pues sí, es producto de las hormonas que estás produciendo y aceleran tu circulación. Además sucederá todo lo siguiente:

La piel se estira

Para esta semana 20 de embarazo, el útero debe estar a nivel del ombligo, por lo que la piel se irá estirando cada vez más. Si no has comenzado a usar cremas o aceites para evitar las estrías, es la ocasión de hacerlo de manera cotidiana.

Debes tomar en consideración que a veces a pesar de todos los cuidados, no puedes evitar que la piel ceda un poco; lo importante en tal caso es tratar de mantenerla lo más hidratada posible.

Las mamas están más sensibles

Las mamas que vienen advirtiendo cambios desde el inicio, en esta fase en específico puede que estén más sensibles porque las glándulas mamarias se preparan para alimentar al bebé. Esto hace que los ductos mamarios aumenten de tamaño y gracias a la hormona progesterona, comienza a fabricarse en ellas el calostro, que será la primera leche que tomará el bebé.

Aumento del apetito

Una vez que pasan los malestares iniciales del primer trimestre, el cuerpo parece que quiere remontar el tiempo perdido. Lo notarás porque tu apetito se verá incrementado y será imprescindible sumar al menos dos meriendas diarias.

Acá es importante que atiendas la nutrición para que esté dentro del margen de una alimentación balanceada y ajustada a los requerimientos del embarazo. Un acompañamiento especializado es una buena opción para llevar de cerca un seguimiento que complemente el control con el obstetra.

Otros cambios en el cuerpo

Observarás cambios en la pigmentación de la piel debido a las variaciones hormonales;esto hará que algunas zonas del cuerpo o la cara, como las pecas, puedan tomar un tono más oscuro que suele desaparecer tras el parto.

También puedes sentir palpitaciones porque el flujo sanguíneo se acelera ante la demanda de crecimiento y desarrollo del bebé. Y es normal que aumenten las idas al baño, sobre todo durante la noche porque el útero puede ejercer más presión sobre el vientre.

Desarrollo del bebé

Mujer con embarazo múltiple haciéndose un ultrasonido.
La ecografía de las 20 semanas analiza la morfología del bebé y suele confirmar el sexo.

El bebé ha completado la formación de sus órganos y tiene un aspecto bastante similar al que tendrá al nacer. En la ecografía lo podrás ver chupándose el dedo, sus hemisferios cerebrales, las cámaras del corazón, los riñones e, incluso, los órganos sexuales.

Peso y talla

Según los estudios que se encargan de establecer estadísticas, en promedio el feto va a pesar entre 240 y 450 gramos y a medir entre 14 y 18 centímetros. Aún tiene mucho espacio para crecer, por lo que puede moverse como pez en el agua y en esta etapa mamá percibe con claridad sus pataditas cuando él hace acrobacias.

Estructura morfológica

Su estructura morfológica se encuentra completa, los órganos ya están desarrollados y continuarán madurando hasta el día del nacimiento, e incluso después en el caso del cerebro. En efecto, la vesícula biliar inicia su funcionamiento y ayuda a digerir los nutrientes. A ello se suma la activación de las papilas gustativas y el reflejo de succión.

Otras características

La capa protectora que recubre su piel se compone por el lanugo, un cabello fino y claro y una sustancia blanca y resbaladiza llamada vérnix caseosa. Llegada la hora esta facilitará su salida en el alumbramiento. Además, los folículos pilosos se alargan, las glándulas sudoríparas comienzan su formación y empiezan a crecer las uñas.

Cuidados recomendados en la semana 20 de embarazo

Los cuidados en esta semana 20 de embarazo son válidos para considerar en los cuatro meses restantes. Están enfocados a conjugar de forma equilibrada la alimentación, el ejercicio suave, la consulta de control prenatal y los complementos vitamínicos, para ello:

  • Vigila el peso sin caer en una persecución obsesiva, pero pendiente de no excederte. Como hemos dicho antes, en esta semana podrás apreciar con mayor claridad cómo va en aumento tu apetito. Recuerda que la máxima será no pasar hambre y alimentarte de forma saludable, buscando opciones naturales que aporten nutrientes de calidad tanto para ti como para el bebé.
  • Crea una rutina de ejercicios adecuada que incluya estiramientos suaves y movimientos que estimulen la circulación. Si no estás habituada a entrenamientos previos a la gestación, sería recomendable buscar asesoría si decides realizarlo en casa. También hay centros orientados a ejercicios prenatales; si decides asistir a uno, podrías compartir la experiencia con otras embarazadas.
  • Cuida la salud. Realízate los análisis de sangre de control que indique tu médico, no saltes ninguno aun si estuvo todo perfecto en el ultrasonido y te sientes bien. En este trimestre en particular puede ser necesario estar atentos al funcionamiento de la tiroides por si se deben establecer correctivos que garanticen la salud del bebé y la tuya.
  • No olvides continuar tomando los complementos vitamínicos. Estos junto a la alimentación garantizarán que llegues al final con una hemoglobina adecuada y te evitará el cansancio propio que acarrea la anemia. No olvides que todos tus requerimientos calóricos y energéticos van en función de dos.


¿Cuándo ver al médico?

Si no es tu obstetra el encargado de hacerte el estudio morfogenético del segundo trimestre, debes asistir a consulta en cuanto lo tengas. Así, en la visita de control evaluará los resultados y orientará sobre lo que sigue.

También debes recurrir a tu especialista ante cualquier señal que te inquiete o intuyas que está fuera de lo normal. Por ejemplo, un sangrado inusual, mucho cansancio, un dolor abdominal o lumbar persistente.

La semana 20 de embarazo está colmada de emociones

Ya sabes si se trata de niño o niña y se han asegurado de que todo marcha bien; además, tienes la oportunidad de lucir la ropa de maternidad que tanta ilusión le hace a una futura madre.

Y para que no crezca esa barriguita de más, mantente alejada hasta donde puedas del azúcar, de las harinas refinadas y la bollería industrial. Si lo logras, es muy probable que tu aumento de peso se mantenga en el promedio saludable que ronda los quinientos gramos o una libra a la semana.

El embarazo es, sin dudas, un período extraordinario de la vida que atesorarás para siempre en la memoria. Disfrútalo de la mejor manera, no permitas que nada ni nadie te estrese; sigue las indicaciones de tu obstetra al pie de la letra y verás que todo valdrá la pena.

Te podría interesar...
Posiciones fetales durante el parto
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Posiciones fetales durante el parto

Las posiciones fetales que adquirirán los bebés durante el último mes son determinantes para pronosticar el desenlace del trabajo de parto.