Septiembre amarillo: 4 consejos para identificar señales de alerta del suicidio

Conocer las señales de alerta del suicidio e informarnos sobre este tema de salud pública puede ayudarnos a intervenir a tiempo. Te compartimos algunos consejos para actuar al respecto.
Septiembre amarillo: 4 consejos para identificar señales de alerta del suicidio
Maria Fatima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fatima Seppi Vinuales.

Última actualización: 28 septiembre, 2022

Cada 10 de septiembre, a lo largo del mundo, se concientiza sobre la prevención del suicidio. Conocer sobre el tema es de ayuda para identificar señales de alerta.

Se trata de un tema de salud pública, con un enorme impacto en la comunidad. No es solo una cuestión de la persona que se suicida, sino también del modo en que su entorno se ve afectado.

Sobre el suicidio y las señales previas

La persona que piensa en suicidarse se percibe en una situación «sin salida». Su malestar y dificultad para encontrar la solución le llevan a creer que lo único que queda es morir. Sin embargo, si se produjera algún cambio, preferiría continuar con su vida.

Algunos de los signos son los siguientes:

  • Emociones cambiantes: mal humor, enojo, tristeza, desgano y apatía, desesperanza, pesimismo respecto al futuro. La persona está temerosa y nerviosa.
  • Cambios bruscos en la rutina.
  • Interés (y acceso) a armas o medicación.
  • Consumo de alcohol y drogas.
  • Preguntas recurrentes por la muerte y qué pasa cuando uno se muere.
  • Interés por dejar las cosas en orden, resolver asuntos, deshacerse de pertenencias, llamar a personas para despedirse.
Medicamentos y alcohol para el suicidio.
Muchas personas con ideación suicida incrementan el consumo de alcohol y acceden a medicamentos psicotrópicos antes de concretar el hecho.


4 consejos para identificar señales de alerta de suicidio

El suicidio avisa.

Las personas que piensan en cometer un suicidio dan algunos indicios previos. Lo que sucede es que, muchas veces, el entorno del cual forma parte nota cambios, pero no es capaz de evaluar la gravedad de los mismos. Por eso, vamos a repasar algunos consejos para identificar señales de alerta del suicidio.

1. Barajar la idea del suicidio le produce a una persona múltiples emociones

Estas suelen ser visibles de alguna manera, con la ambivalencia propia. Sienten angustia, culpa, se preocupan por sus familiares, hablan del sentido de la vida, preguntan y se hacen preguntas sobre la felicidad, sobre qué harías si algún día no estuviera presente. Por eso, es importante poner atención a los cambios de rutina.

2. Pregúntate por las circunstancias de la vida de esa persona

Por ejemplo, hay algunas situaciones que pueden ocasionar estrés y malestar, como el bullying escolar, el acoso laboral, ser víctima de violencia, extorsión y chantaje, las dificultades económicas graves. Detectar estos factores de riesgo sirve para intervenir y alertar.

3. Presta atención a lo verbal y no verbal

Un gesto o una postura dicen mucho más que la respuesta automática «estoy bien». Lo que la persona hace y deja de hacer son señales.

4. Pide ayuda a un profesional

Los primeros auxilios psicológicos se pueden dar desde casa. Sin embargo, es importante entender el suicidio en toda su complejidad para un abordaje interdisciplinario e integral. No intentemos hacernos cargo solos de la situación.

¿Cómo puedes ayudar a prevenir el suicidio?

Algunas recomendaciones para ayudar a quien está pasando por esta situación y da señales de alerta de suicidio, son las siguientes:

  • Habilita un espacio para el diálogo, en el que la persona pueda sentirse contenida. Muchas veces, se toma esta decisión porque se siente vergüenza por algo. Es importante que perciban apoyo, escapando de los juicios y las valoraciones morales. Debemos mostrarnos sensibles, evitando que el diálogo se convierta en un espacio de interrogatorio.
  • Validar las emociones. «No puedo creer que te preocupes por esto, no es para tanto». A veces, en el afán de que el otro no se sienta tan contrariado, desconocemos su estado emocional. Así generamos el efecto opuesto. Se trata de empatizar con su sentir, al mismo tiempo que le ayudamos a pensar soluciones. Por ejemplo, es adecuado decir «entiendo que te sientas mal por lo ocurrido, pero sé que podemos buscar una solución».
  • No subestimar las señales. Cuando identificamos los factores de riesgo, debemos tomar en serio la situación. No todos estamos preparados para ayudar, pero sí para pedir ayuda.
  • Compartir actividades y una rutina con la persona que se siente mal. Por ejemplo, hacer ejercicio, organizar visitas, etc.
  • Reducir las situaciones de riesgo en casa. Si vivimos con alguien que presenta signos de alarma de suicidio, podemos tomar medidas, como deshacernos de medicamentos, del alcohol o de armas.
Espacio de conversación para prevenir el suicidio.
Los espacios de diálogo son claves para la empatía. De todos modos, la asistencia profesional es necesaria.


Informarse e involucrarse también es prevenir

Muchas veces, no intervenimos porque procuramos ser discretos y cautos. Otras veces, no lo hacemos por temor a quedar implicados, a que haya consecuencias.

Sin embargo, debemos saber que una simple frase, un gesto, un comentario pueden hacer una diferencia significativa en la vida de quien sufre. Existen múltiples formas de ayudar y estar presentes. Nosotros mismos podemos decidir de qué modo nos sentimos más cómodos a la hora de hacerlo.

Es preciso tener presente que aún circulan mitos y desinformación respecto al suicidio. Entre ellos, que es algo que le sucede a quienes tienen una enfermedad mental. Esto no siempre es cierto. A veces, las personas que están en perfectas condiciones de salud viven situaciones que les provocan gran estrés y no se sienten con recursos para afrontarlas.

Te podría interesar...
Suicidio en el adulto mayor: factores de riesgo y consejos de prevención
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Suicidio en el adulto mayor: factores de riesgo y consejos de prevención

El suicidio en el adulto mayor viene de la mano de la soledad, la depresión y la falta de propósito. Descubre cómo prevenirlo.



  • Sáiz, P. A., & Bobes, J. (2014). Prevención del suicidio en España: una necesidad clínica no resuelta. Rev. psiquiatr. salud ment, 1-4.
  • Chávez-Hernández, A. M., Medina Núñez, M. C., & Macías-García, L. F. (2008). Modelo psicoeducativo para la prevención del suicidio en jóvenes. Salud mental31(3), 197-203.
  • Cervantes, W., & Hernández, E. M. (2008). El suicidio en los adolescentes: Un problema en crecimiento. Duazary5(2), 148-154.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.