Septiembre amarillo: causas y prevención del suicidio infantil

El suicidio infantil es devastador, pero puede prevenirse si atendemos a las señales y actuamos a tiempo. Descubre las principales causas y medidas a seguir.
Septiembre amarillo: causas y prevención del suicidio infantil
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 20 septiembre, 2022

Si el suicidio es un tema tabú, silenciado y poco atendido, el suicidio infantil lo es aún más. Aún nos resulta descabellado pensar que un niño, quien se encuentra en la “etapa más feliz de la vida”, pueda experimentar un problema de tal magnitud que lo lleve a quitarse la vida. Sin embargo, esta es una dolorosa realidad que afecta a muchas familias alrededor del mundo.

El suicidio está entre las primeras causas de muerte en la población adolescente.

Si bien la tasa de suicidio en niños es mucho más reducida, esta se ha incrementado en los últimos tiempos. Cada día, muchos menores de edad consideran terminar con su vida, realizan intentos o consuman el acto suicida. Por fortuna, la prevención es posible.

¿Por qué septiembre es amarillo?

Desde el año 2003, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció el 10 de septiembre como el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. Así, Septiembre amarillo es una campaña de concienciación destinada a recordar a la población que una gran cantidad de casos de suicidio pueden prevenirse. Ahora bien, ¿por qué amarillo?

El por qué de este color como símbolo de la prevención del suicidio parte de la historia de Mike Emme. Mike era un adolescente estadounidense que, a sus 17 años, decidió terminar con su vida en un momento de gran sufrimiento. El joven era aficionado a la restauración de coches. En cierto momento, compró y restauró un Ford Mustang 1968, pintándolo de amarillo brillante.

Después de su funeral, familiares y amigos iniciaron una campaña para evitar que otros jóvenes corriesen la misma suerte. Así, comenzaron a distribuir más de 500 cintas de color amarillo con el mensaje “Por favor, no te suicides, busca ayuda”.

A raíz de este hecho, surgió el Yellow ribbon como programa para la prevención del suicidio. La iniciativa aún está en marcha.

Causas del suicidio infantil

En definitiva, aunque nos parezca improbable y aterrador, el suicidio infantil es real. Podemos pensar que no hay motivo para que un niño desee suicidarse, pero hay diversas causas y factores de riesgo.

Tener una condición clínica

Los niños que presentan síntomas depresivos o padecen algún trastorno psicológico están en mayor riesgo. La ansiedad, la baja autoestima, el sentimiento de culpa o la dificultad para lidiar con sus emociones son también factores de riesgo.

Niño con depresión y riesgo de suicidio.
Los cuadros depresivos en niños encierran la posibilidad de un intento de suicidio en el futuro próximo.

Disfunción familiar

El entorno familiar tiene un gran impacto, pudiendo constituir un factor protector (si es positivo y nutritivo) o una fuente de riesgo. Los núcleos familiares disfuncionales, en los que existe agresividad y negligencia, o en los que el niño no recibe el amor y el soporte necesarios, son muy perjudiciales. Más aún si en el seno de la familia el niño sufre abusos de cualquier índole.

Acoso escolar

El bullying es una problemática muy frecuente y que causa un gran estrés emocional en los niños. El rechazo, el aislamiento, las humillaciones y burlas recibidas por los compañeros pueden sumir al menor en un estado de desesperación tal, que el suicidio parezca la única salida viable.



Eventos estresantes

La vivencia de ciertos eventos estresantes también contribuye a la aparición de la ideación suicida. Estar en duelo por la pérdida de un ser querido, afrontar el divorcio de los padres o sufrir fracaso escolar afectan en exceso. En especial, si al niño no se le enseña a gestionar sus emociones o no cuenta con apoyo.

Antecedentes de intento de suicidio

Por otra parte, la existencia de intentos previos de suicidio, así como el suicidio consumado por otros familiares, pueden incrementar el riesgo.

¿Cómo prevenir el suicidio infantil?

El suicidio infantil devasta familias enteras. Aunque no siempre es posible evitarlo, sí puede prevenirse de forma efectiva en muchos casos. Las siguientes son algunas recomendaciones al respecto.

Ofrecer una crianza de calidad

Como hemos dicho, el entorno familiar es fundamental. Ofrecer una crianza democrática y respetuosa, basada en el afecto, el apoyo y los límites es una gran forma de prevenir.



Mantener una comunicación regular y fluida

Al hilo de lo anterior, es importante que la comunicación entre el niño y los padres sea fluida y se produzca de forma regular. Esto no solo permitirá que el menor se sienta escuchado, comprendido y acompañado, sino que también hará más sencillo que los progenitores sepan cómo se siente, qué piensa, qué le preocupa y necesita.

Validar las emociones de los niños

Con frecuencia, caemos en el error de minimizar las emociones de los niños, no nos tomamos en serio su malestar o pensamos que es solo una racha. Decirles que no lloren, que no exageren, que su problema no es para tanto, solo los hace sentir más solos en su dolor.

Por el contrario, permitirles expresarse abiertamente, entenderles, mostrar empatía y ayudarles a gestionar esas emociones marca la diferencia.

Prestar atención a las señales

Este es, sin duda, uno de los puntos clave para prevenir el suicidio infantil. Es común que se presenten varios signos y señales que nos pongan en alerta de que algo está ocurriendo con los niños.

Algunos de los principales son los siguientes:

  • Comienza a aislarse de su entorno.
  • Se muestra apático, triste o irritable gran parte del tiempo.
  • Tiene dificultades emocionales, miedos o sentimientos que le desbordan y con los que no sabe lidiar.
  • Sus conductas han cambiado. Ahora se muestra más agresivo o inatento o comienza a correr riesgos innecesarios.
  • Presenta alteraciones en el sueño o en el apetito.
  • Descuida su higiene y apariencia y ha perdido el interés por actividades que antes disfrutaba.
  • Muestra interés por la muerte o envía mensajes preocupantes a través de internet.
Niño da señales de intento de suicidio.
Descubrir las señales que manifiestan los niños nos permite actuar con prontitud.

Buscar ayuda profesional para prevenir el suicidio infantil

Es crucial buscar ayuda profesional para que el niño pueda ser acompañado y guiado en este momento de sufrimiento. Ante las primeras señales de alerta es conveniente actuar y pedir orientación y apoyo de expertos. El suicidio infantil puede prevenirse.

Te podría interesar...
Importancia y consejos para hablar sobre el suicidio
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Importancia y consejos para hablar sobre el suicidio

Hablar sobre el suicidio permite a quienes sufren sentirse escuchados y acompañados. Te contamos por qué es tan importante y cómo hacerlo.



  • Córdoba, R. N. (2016). Suicidio en niños y adolescentes. Biomédica36(3), 341-342.
  • Mosquera, L. (2016). Conducta suicida en la infancia: Una revisión crítica. Revista de Psicología Clínica con niños y adolescentes3(1), 9-18.