Ser madre a los 40: ¿Es posible?

Ser madre después de los 40 años es una decisión que entraña algunos riesgos. No obstante, también tiene su parte positiva y es algo muy común en nuestros días.
Ser madre a los 40: ¿Es posible?
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas.

Escrito por Yamila Papa Pintor

Última actualización: 24 octubre, 2022

Cada vez son más las mujeres que deciden ser madre a los 40, e incluso después. Hay muchas razones por las cuales esta tendencia se ha establecido, aunque la estabilidad económica, profesional y emocional es quizá el mayor aliciente para esperar hasta esta edad. Tener un bebé a los 40 años es posible, aunque se deben tener en cuenta algunos consideraciones.

Los embarazos tardíos se han incrementado en casi todas las sociedades. Además de los motivos reseñados, y como señalan los expertos, los avances en la tecnología de fertilización han hecho posible que millones de mujeres puedan quedar embarazadas después de los 35 años de edad (la frontera de edad recomendada). Reflexionamos al respecto.

Ser madre a los 40: esperar a cumplir otras metas

Antiguamente, el objetivo de una mujer era casarse y tener hijos. Los cambios en las dinámicas sociales han replanteado este objetivo, el cual ha girado más al plano personal y profesional. Así, convertirse en madre durante la tercera década de vida, entre los veinte y los treinta, ha dejado de ser una imposición social.

Por otro lado, muchas parejas prefieren viajar a varias partes del planeta antes de concebir un bebé. Otra variable que se debe sumar a esta fórmula es la edad en la cual las mujeres o las parejas adquieren independencia y solvencia económica. Como señalan los especialistas, esta edad se ha prolongado; lo que ha llevado a su vez a prolongar el objetivo de ser madre.

De igual modo, se estima que hasta el 25 % de los embarazos después de los 40 años no son planificados. No es un para nada una estadística menor, esto al margen de aquellas mujeres o parejas que sí planifican un embarazo en este espectro de edad.

En general, y de acuerdo con la evidencia, ser madre después de los 35 años se asocia con partos a término saludables. Por supuesto, esta afirmación está sujeta a matices. Por todos es bien sabido que los embarazos tardíos se asocian con mayores riesgos durante la gestación y el parto. Luego de estas reflexiones analizamos sus beneficios, desventajas y qué esperar al respecto.



Beneficios de ser madre a los 40

¿Cuáles son las etapas del embarazo?

Los avances en la medicina han permitido a muchas mujeres lograr su sueño de ser madres incluso si no tienen pareja. Esto induce a un aumento de embarazos tardíos. Sumado a un cambio en las dinámicas sociales y en el estilo de vida en general.

Una mujer de 40 años cuenta con una mayor madurez tanto a nivel emocional como económico. Esta es una de las ventajas en relación a las madres jóvenes.

  • Estas mujeres tienen hijos cuando y porque lo desean y así lo han decidido (al margen de los embarazos no planificados).
  • También cuentan con un mayor nivel de formación. Se cuidan más en las comidas, tienen empleos seguros y están más preparadas para amamantar.
  • Se ha sugerido que las mujeres que tienen hijos después de los 35 años manifiestan una reducción del deterioro cognitivo a largo plazo.
  • A esta edad las futuras madres pueden tener ciertos ahorros o inversiones que le aseguran al niño una infancia sin problemas. Esto puede mejorar e incluso alargar su vida.
  • De igual modo, existe evidencia de que las madres que tienen su último hijo a una edad tardía viven más tiempo.
  • Los expertos han encontrado que la maternidad avanzada se relaciona de forma positiva con mejores resultados académicos de los niños y mayores tasas de graduación.

Por otro lado, y siguiendo a la evidencia, ser madre a los 40 años se asocia con un mayor bienestar subjetivo y una dinámica familiar más amena y amorosa. Hay muchos motivos para ello, aunque de manera general se explica porque la madre y el padre han tenido un espacio para su desarrollo personal y profesional. Así, la llegada de un bebé a temprana edad no ha truncado algunos objetivos de vida.

Desventajas y de ser madre a los 40

Por supuesto, existen algunas cuestiones que merecen la pena recordar si se desea ser madre a los 40 años. En primer lugar, las posibilidades de quedar embarazada se reducen drásticamente. La cantidad y calidad de los óvulos descienden unos 15 años antes de comenzar la menopausia.

La infertilidad es más habitual y también más probable tener que recurrir a tratamientos médicos para quedar encinta. Si la pareja es de la misma edad que la mujer o mayor quizá sea aún más difícil concebir.

También hay que saber que los porcentajes de sufrir un aborto o de que el parto se lleve a cabo por cesárea son mayores. Por otro lado, la diabetes y la hipertensión durante el embarazo son un problema muy común en las madres tardías. Estos deben ser controladas de manera exhaustiva (los doctores las consideran pacientes de riesgo).



Riesgos de ser madre a los 40

Llegada esta edad es posible que la madre padezca alguna enfermedad crónica que se unirá a los cambios propios del embarazo, los cuales suponen un gasto mayor de las reservas corporales. En consecuencia, es probable que se afecte el pronóstico y los resultados de la gestación. Otras complicaciones son las siguientes:

  • Se sabe que existe un mayor riesgo de hemorragia posparto después de los 40 años.
  • Los expertos advierten que existe un mayor riesgo de mortalidad perinatal, de muerte fetal intrauterina y de muerte neonatal.
  • De igual modo, la evidencia señala que existe un mayor riesgo de muerte materna; en especial frente a partos nulíparos.
  • Es bien conocido por los científicos que la gestación tardía se asocia con mayores probabilidades de embarazo ectópico.

Ten en cuenta que el riesgo de desarrollar estas complicaciones también está presentes en los partos a cualquier edad. Lo que sucede en este caso es que ser madre después de los 40 se asocia con un incremento en las probabilidades. La atención prenatal puede reducir significativamente dichas complicaciones.

¿Qué sucede con el hijo?

Mamá acariciando bebé en la cabeza.

Hasta ahora nos hemos referido a los beneficios y desventajas para las madres que deciden quedar embarazadas después de los 40 años. Ahora debemos enfocarnos en lo que sucede con el bebé.

Uno de los principales miedos es la aparición de anomalías cromosómicas. Por ejemplo: el síndrome de Down (afecta a 1 de cada 100 embarazos tardíos). Por otro lado, se ha asociado con un menor peso al nacer.

Es posible que estos pequeños sean los primeros y los únicos descendientes para muchas mujeres. Crecer sin hermanos o en familias donde los primos o amigos son mayores reduce el contacto con niños de su edad. No obstante, también aumenta la madurez del pequeño.

¿Qué esperar de un embarazo después de los 40 años de edad?

Ser madre a los 40 años tiene sus luces y sus sombras. Por fortuna, el avance en la tecnología y la facilidad de acceso a la atención médica puede ayudar a paliar muchas de las desventajas y riesgos asociados. La clave en este punto radica en la planificación, una planificación que se hará de la mano de los especialistas.

Ciertamente, consultar con diferentes médicos especialistas permitirá valorar los pros y contras de un caso en particular. También, valorar las opciones en caso de que no se pueda concebir de forma natural después de los 40 años. En caso de lograr un embarazo exitoso, la educación y atención prenatal es fundamental.

En síntesis, sí es posible ser madre a los 40 años. Todas las dudas, inquietudes y recomendaciones las hará el médico de acuerdo con tu salud, estado de fertilidad y otras variables. Si estás buscando un embarazo consulta con un especialista cualificado, y si ya lo estás haz lo propio. El seguimiento del embarazo es imprescindible para un resultado a término beneficioso.

Te podría interesar...
7 enfermedades más comunes en el embarazo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 enfermedades más comunes en el embarazo

Las mujeres cuidamos la salud cuando esperamos un bebé. Sin embargo, es probable padecer alguna de estas 7 enfermedades más comunes en el embarazo.



  • Ahrendt, H. J., & Bühling, K. J. (2006). Reproduktionsmedizin und Endokrinologie. Journal of Reproductive Medicine and Endocrinology. 2006; 1(3): 194-201.
  • Barclay, K., & Myrskylä, M. Advanced maternal age and offspring outcomes: Reproductive aging and counterbalancing period trends. Population and development review. 2016; 69-94.
  • Dietl A, Cupisti S, Beckmann MW, Schwab M, Zollner U. Pregnancy and Obstetrical Outcomes in Women Over 40 Years of Age. Geburtshilfe Frauenheilkd. 2015 Aug;75(8):827-832.
  • Donoso, E., Carvajal, J. A., Vera, C., & Poblete, J. A. (2014). La edad de la mujer como factor de riesgo de mortalidad materna, fetal, neonatal e infantil. Revista médica de Chile, 142(2), 168-174.
  • García Alonso, I., & Alemán Mederos, M. M. (2010). Riesgos del embarazo en la edad avanzada. Revista Cubana de Obstetricia y Ginecología, 36(4), 481-489. 
  • Jacobsson B, Ladfors L, Milsom I. Advanced maternal age and adverse perinatal outcome. Obstet Gynecol. 2004 Oct;104(4):727-33.
  • Karim, R., Dang, H., Henderson, V. W., Hodis, H. N., St. John, J., Brinton, R. D., & Mack, W. J. Effect of reproductive history and exogenous hormone use on cognitive function in mid‐and late life. Journal of the American Geriatrics Society. 2016; 64(12): 2448-2456.
  • Marques B, Palha F, Moreira E, Valente S, Abrantes M, Saldanha J. Ser Mãe Depois dos 35 Anos: Será Diferente? [Being a Mother After 35 Years: Will it be Different?]. Acta Med Port. 2017 Sep 29;30(9):615-622. Portuguese.
  • Meyer DF. Psychosocial needs of first-time mothers over 40. J Women Aging. 2020 Nov-Dec;32(6):636-657.
  • Myrskylä M, Barclay K, Goisis A. Advantages of later motherhood. Gynakologe. 2017;50(10):767-772.
  • Ranji GG, Usha Rani G, Varshini S. Ectopic Pregnancy: Risk Factors, Clinical Presentation and Management. J Obstet Gynaecol India. 2018 Dec;68(6):487-492.
  • Sun F, Sebastiani P, Schupf N, Bae H, Andersen SL, McIntosh A, Abel H, Elo IT, Perls TT. Extended maternal age at birth of last child and women's longevity in the Long Life Family Study. Menopause. 2015 Jan;22(1):26-31.
  • Sheen JJ, Wright JD, Goffman D, Kern-Goldberger AR, Booker W, Siddiq Z, D'Alton ME, Friedman AM. Maternal age and risk for adverse outcomes. Am J Obstet Gynecol. 2018 Oct;219(4):390.e1-390.e15.
  • Vincent-Rohfritsch A, Le Ray C, Anselem O, Cabrol D, Goffinet F. Grossesse à 43 ans et plus: risques maternels et périnataux [Pregnancy in women aged 43 years or older: maternal and perinatal risks]. J Gynecol Obstet Biol Reprod (Paris). 2012 Sep;41(5):468-75. French.
  • Ziadeh SM. Maternal and perinatal outcome in nulliparous women aged 35 and older. Gynecol Obstet Invest. 2002;54(1):6-10.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.