Sigmoidoscopia flexible: ¿de qué se trata?

La sigmoidoscopia flexible es poco invasiva, siendo especialmente útil para el diagnóstico temprano del cáncer colorrectal. Aquí te enseñamos más.
Sigmoidoscopia flexible: ¿de qué se trata?
Mariel Mendoza

Escrito y verificado por la médica Mariel Mendoza.

Última actualización: 15 febrero, 2022

La sigmoidoscopia flexible es un procedimiento médico poco invasivo mediante el cual se introduce un endoscopio con cámara a través del recto. Esto permite observar la parte final del colon.

De esta forma se estudian patologías del ano, el recto y la porción final del intestino grueso. Es de especial importancia en el diagnóstico temprano del cáncer colorrectal y en la identificación de pólipos intestinales.

La sigmoidoscopia puede ser rígida o flexible, dependiendo de la sonda empleada. En la actualidad se utiliza la sigmoidoscopia flexible con mayor frecuencia, ya que permite acodarse a la forma del intestino grueso.

La diferencia fundamental con una colonoscopia es que la sigmoidoscopia es menos invasiva.

¿Por qué se realiza una sigmoidoscopia flexible?

La sigmoidoscopia flexible permite visualizar el ano, el recto y el colon sigmoides. Es de utilidad en el diagnóstico de patologías gastrointestinales, para definir el origen de las hemorragias digestivas inferiores, para el diagnóstico temprano del cáncer colorrectal y la identificación de masas (pólipos o tumores).

En el diagnóstico temprano de cáncer colorrectal cobra relevancia entre personas con factores de riesgo y en mayores de 50 años. Para este último grupo se plantea su realización periódica cada 5 años, aunque se puede preferir la colonoscopia.



¿Por qué la colonoscopia antes que la sigmoidoscopia en la prevención?

Por lo general, en el diagnóstico temprano del cáncer colorrectal se prefiere la colonoscopia, debido a que permite la visualización del intestino grueso en su totalidad. Sin embargo, en ocasiones se puede optar la sigmoidoscopia, considerando las siguientes ventajas:

  • La preparación es menor.
  • No requiere de anestésicos.
  • El procedimiento es más corto.
  • Las complicaciones por daño directo al colon son menos habituales.
Cáncer de colon.
El cáncer de colon es una patología oncológica frecuente. Su detección temprana mejora el pronóstico.

¿De qué forma se realiza la sigmoidoscopia flexible?

La sigmoidoscopia flexible es un procedimiento poco invasivo que se realiza de forma ambulatoria. No suele requerir sedación y dura menos de 1 hora.

Se inicia al colocar a la persona acostada en la camilla sobre su lado izquierdo con las piernas flexionadas. Luego se realiza una inspección de la región perianal y se continúa con el tacto rectal.

Posteriormente se introduce la sonda endoscópica, que en su punta tiene una cámara y una fuente de luz, por lo que permite evidenciar lesiones erosivas, pólipos, tumores y focos de sangrado, entre otros. Además, funciona como tratamiento, al permitir resecar lesiones, tomar biopsias o cauterizar focos de sangrado. La recuperación es inmediata.

¿Qué riesgos tiene?

Por la estimulación intestinal puede causar dolor, distensión abdominal, cólicos y sensación de gases que desaparecen a las horas. En ocasiones puede haber sangrado, en especial si hubo extirpación de un pólipo o se obtuvo una muestra de biopsia. 

Las complicaciones más graves y raras son las siguientes:

  • Daño directo del tejido colónico.
  • Perforación accidental del intestino.

¿Cómo debe ser la preparación?

En primer lugar, se debe alertar al médico si se está embarazada, si se tiene alguna condición en los pulmones o en el corazón, si se es alérgico o hay alguna enfermedad que afecte la coagulación de la sangre. Además, se debe indicar si se toma algún medicamento.

Por otro lado, no se requiere el lavado intestinal completo, pero se recomienda antes de la sigmoidoscopia flexible el vaciamiento de la parte final del intestino grueso. Esto puede hacerse con el uso de un enema o supositorios de glicerina. Se recomienda colocarlos entre 2 a 4 horas antes del procedimiento.

Sin embargo, sí hay que abstenerse de consumir sólidos o líquidos durante las 6 horas previas. En caso de tomar medicamentos para la hipertensión arterial, la glándula tiroides o la regulación de la glucosa, se recomienda espaciarlos hasta 2 horas antes del inicio del estudio.

¿Para qué se utiliza la rectosigmoidoscopia?
El método de examen con la sigmoidoscopia es menos invasivo y no suele requerir sedación, en comparación con la colonoscopia.


Su principal utilidad es preventiva

La mayor utilidad del estudio es el despistaje del cáncer colorrectal. Sobre todo en casos de antecedentes de poliposis familiar. Si los hubiese, el primer paso es son las pruebas genéticas. Posteriormente, se hacen evaluaciones periódicas para despistaje.

Se considera que la sigmoidoscopia flexible es de especial importancia en el diagnóstico y el tratamiento de patologías del colon. Aun así, su limitación es que no evalúa la totalidad del intestino, lo que deja por fuera al 30 % de los cánceres de la zona.

Te podría interesar...
Rectosigmoidoscopia: ¿qué es y para qué sirve?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Rectosigmoidoscopia: ¿qué es y para qué sirve?

La rectosigmoidoscopia es un procedimiento poco invasivo y seguro, que permite el estudio del ano, recto y colon sigmoides. Aprende más sobre.