¿Qué es el síndrome de Capgras y cómo puede ser superado?

¿Imaginas cómo sería que alguien suplantara la identidad de una persona cercana o incluso la tuya? Esta situación tan angustiante es la que experimentan los pacientes con síndrome de Capgras.
¿Qué es el síndrome de Capgras y cómo puede ser superado?
Montse Armero

Escrito y verificado por la psicóloga Montse Armero el 01 mayo, 2021.

Última actualización: 01 mayo, 2021

El síndrome de Capgras es un trastorno neuropsiquiátrico en el que la persona considera que alguien cercano ha sido suplantado por un doble. Fue descrito por primera vez por el psiquiatra francés Joseph Capgras, en 1923, y también es conocido con el nombre de ilusión de Sosias o síndrome de los dobles.

Es poco frecuente y no conocemos la causa. La mayoría de los casos aparecen en personas que sufren algún tipo de demencia o que padecen algún desorden psicótico, como la esquizofrenia.

Tiene tendencia a manifestarse más en mujeres que en hombres, en personas de mediana edad o avanzada y en aquellas que ya han padecido otros trastornos mentales antes. Veamos cuáles son sus principales características y tratamientos.

¿Cuáles son los síntomas?

Las personas que padecen el síndrome de Capgras pueden cambiar su percepción de forma repentina, de un día para el otro. Además, este trastorno se manifiesta de forma aguda, transitoria o crónica.

Algunos de los síntomas que se pueden presentar son los siguientes:

  • Creer firmemente que la otra persona —en general los más allegados, como padres, hijos o pareja— no es ella y un impostor la ha suplantado. En algunas ocasiones, también pueden pensar que sus mascotas o incluso objetos inanimados son impostores.
  • Mantener la idea de suplantación, aunque haya pruebas objetivas que demuestren lo contrario.
  • Sentir ansiedad y angustia ante la situación.
  • Manifestar el delirio de forma intermitente, sobre todo en casos de demencia.
  • Sufrir una ideación paranoide.
  • Padecer paramnesia duplicativa, otro trastorno delirante en el que se piensa que el lugar donde está ha sido duplicado.
Esquizofrenia en un paciente con síndrome de Capgras.
El síndrome es más común en pacientes con otros trastornos psiquiátricos, como la esquizofrenia.

¿Qué puede causar el síndrome de Capgras?

A día de hoy no existe consenso entre la comunidad científica para determinar una única causa de este trastorno. Algunos consideran que el síndrome de Capgras tiene su origen principal en una disfunción cerebral o una lesión. Otros creen que se trata de cambios cognitivos y unos terceros piensan que es más un problema de procesamiento de la información o un error de percepción.

Pese a ello, la práctica clínica ha permitido detallar en qué situaciones se manifiesta con mayor frecuencia. Se ha observado en personas con accidentes vasculares, tumores cerebrales y lesiones craneoencefálicas. También aparece en trastornos como la esquizofrenia paranoide, los trastornos delirantes, el trastorno bipolar y la depresión psicótica.

Además, el síndrome de Capgras está presente en demencias, como el alzhéimer, la demencia con cuerpos de Lewy y el párkinson. Se han manifestado en casos puntuales de personas con epilepsia, hipotiroidismo, diabetes y deficiencia grave de vitamina B12.

Por último, algunas personas pueden desarrollar este síndrome después de períodos prolongados de abuso de alcohol o sustancias psicoactivas.

Tratamiento disponible

En la actualidad no existe ningún tratamiento específico para tratar el síndrome de Capgras. El abordaje más adecuado dependerá de la condición que genere este problema:

  • La cirugía puede ser la elección más adecuada en determinados casos, aunque realizar tratamientos tan invasivos para reducir los síntomas pocas veces es la primera opción.
  • En casos de demencia puede administrarse donepezil, galantamina o rivastigmina para disminuir los síntomas.
  • Los antipsicóticos como el aripiprazol, la olanzapina o la pimozida pueden ayudar a aminorar las ideas delirantes y la agitación.
  • Los antidepresivos ISRS también son una opción de tratamiento para algunos pacientes.
  • La terapia cognitivo conductual puede resultar muy beneficiosa, tanto para el paciente como para sus familiares más cercanos.

¿Cómo puede verse el síndrome de Capgras?

El síndrome de Capgras fue acuñado, como hemos mencionado, por el psiquiatra Joseph Capgras hace casi un siglo. Ello fue debido a su primera paciente con este trastorno, la parisina Madame M.

Esta mujer padecía una psicosis crónica y estaba institucionalizada en el hospital psiquiátrico Maison Blanche cuando Capgras la conoció. Sus síntomas eran megalomaníacos (fantasía delirante de poder o grandeza) y paranoicos.

Sin embargo, lo que llamó la atención de Capgras fue la convicción de la mujer de que su marido y su hija no eran ellos, sino sus dobles. Además, aseguraba que había varios duplicados de ella misma. Esto llevó a Capgras a analizar su caso con detenimiento y a publicar el primer estudio sobre este síndrome.

Desde entonces se han documentado numerosos casos. Entre ellos podemos citar el de una anciana con alzhéimer moderado que reconocía a todos sus allegados, excepto a su marido. De él decía que “se parece a él, pero no es él”.

El síndrome de Capgras también puede manifestarse en personas jóvenes. Tal es el caso de Marcelino, un joven de 27 años con esquizofrenia que consideraba a su familia unos impostores. Aunque se parecían y actuaban como ellos, sus voces eran diferentes según su percepción.

Ictus cerebral que lleva a síndrome de Capgras.
Algunos cuadros del síndrome se han vinculado al padecimiento previo de accidentes cerebrovasculares.

El síndrome de Capgras afecta al paciente y a la familia

Tal y como podemos imaginar, el síndrome de Capgras puede crear un gran malestar tanto en el paciente que lo sufre como en sus familiares más cercanos. No olvidemos que la percepción es un delirio, es decir, no es real aunque lo perciba como cierto.

Así, intentar convencerlo de que su idea no tiene sentido o es imposible, no va a funcionar. El razonamiento lógico no es una buena estrategia para combatir síntomas psicóticos.

Por el contrario, es importante que la familia y los cuidadores muestren una gran dosis de paciencia, compasión y empatía hacia la persona que lo sufre. Es muy probable que ante tal situación sienta miedo y angustia.

En conclusión, lo más importante es que si sospechamos de que alguien de nuestro entorno presenta este trastorno, consultemos con un especialista sanitario. De ese modo, el paciente podrá iniciar un tratamiento adecuado y la familia contará con instrucciones concisas sobre cómo actuar.

Te podría interesar...
Alucinaciones nocturnas en ancianos: ¿por qué ocurren y cómo afrontarlas?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Alucinaciones nocturnas en ancianos: ¿por qué ocurren y cómo afrontarlas?

Las alucinaciones nocturnas en ancianos son relativamente comunes y pueden, o no, indicar patología. Descubre sus causas y cómo abordarlas.



  • American Psychiatric Association (2018). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5), 5ª Ed. Madrid: Editorial Médica Panamericana.
  • Capgras, J. y Reboul-Lachaud, J. (1994). L'Illusion des "sosies" dans un délire systématisé chronique. History of Psychiatry, 5(7), 119-133. [fecha de consulta 29 de abril de 2021]. Disponible en doi: https://doi.org/10.1177%2F0957154X9400501709
  • Chavez, H., Warthon, D. y Demarini, M.E. (1989). El síndrome de Capgras: Revisión general a propósito de tres casos clínicos. Anales de Salud Mental, 5, 93-101. [fecha de consulta 29 de abril de 2021]. Disponible en: http://repebis.upch.edu.pe/articulos/ansm/v5n1_2/a8.pdf
  • Donoso S., Archibaldo, & Behrens P., María Isabel. (2005). Capgras syndrome in Alzheimer's disease: Two cases. Revista chilena de neuro-psiquiatría, 43(2), 137-142. [fecha de consulta 29 de abril de 2021]. Disponible en doi: https://dx.doi.org/10.4067/S0717-92272005000200007