Síndrome de confusión del pezón: causas y soluciones

El síndrome de confusión del pezón se presenta cuando se introduce el biberón muy rápido. No es fácil de revertir e incluso hay ocasiones en las que no se logra.
Síndrome de confusión del pezón: causas y soluciones
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 30 agosto, 2022

El síndrome de confusión del pezón es una condición que se presenta en los bebés que no logran succionar de forma correcta en la lactancia materna. Se sienten más cómodos haciéndolo desde el biberón.

Lo más habitual es que el problema aparezca en bebés que han sido amamantados con pezones artificiales poco después de su nacimiento. Esto lleva a que los pequeños se sientan perdidos y desconcertados cuando toman leche del pecho de la madre.

El síndrome de confusión del pezón es más frecuente en los niños prematuros. Representa un problema, en tanto es muy importante que tomen leche materna por todos los beneficios que ello aporta a su crecimiento y desarrollo.

¿Qué es el síndrome de confusión del pezón?

El síndrome de confusión del pezón es una condición en la cual el bebé tiene problemas para alimentarse del pecho de su madre de forma directa. Lo habitual es que esto lo lleve a maltratar y producir dolor en el pezón materno. Al mismo tiempo, el bebé parece preferir el biberón.

Un bebé que presenta el síndrome de confusión del pezón se muestra inquieto al momento de recibir el pecho. Algunos llegan a rechazarlo e incluso se tornan incómodos desde que la madre los pone en postura de mamar. Lloran y colocan las manos delante del pecho.

Se les ve dificultad para empezar a tomar la leche materna. Es como si no encontraran la forma de acomodarse.

Se mueven mucho y provocan tirones en el pezón de la madre con nerviosismo. De hecho, a veces se vuelven agresivos cuando se les acerca el pecho. Lo usual es que prefieran el biberón.

Leche de fórmula en biberón.
Los bebés que recibieron lactancia artificial desde los primeros días tienen más tendencia a luego rechazar el pezón materno.

Causas

Suele creerse que tomar leche de un biberón es muy similar a hacerlo del pecho de la madre. Sin embargo, son dos procesos muy diferentes.

La succión de una y otra fuente exige movimientos distintos de la lengua del bebé, así como de la musculatura de su boca. De otro lado, la cantidad de leche que se obtiene del biberón es mucho mayor que la que se obtiene del pecho de la madre.

De ahí que el síndrome de confusión del pezón sea más común en los niños que reciben leche materna y biberón de forma simultánea. En especial, si esto ocurre poco después del nacimiento.

Lo que hay en el bebé es una confusión. En algunos aspectos, es más fácil succionar del biberón y esto les proporciona más cantidad de leche. Así las cosas, cuando toman de la madre, deben hacer movimientos diferentes y obtienen menos alimento.



Efectos del síndrome de confusión del pezón

El síndrome de confusión del pezón puede afectar la lactancia de muchas formas. Además de que causa lesiones a la madre, también es posible que ponga en riesgo la continuidad misma de la lactancia.

Dificultades de prensión

El biberón tiene un pezón que sobresale y para el bebé es más fácil prenderse de este. El pezón de la madre puede tener otras características y esto se convierte en una dificultad para que el pequeño se prenda al pecho.

Dificultades de succión

Para tomar la leche materna, el bebé debe abrir bien su boca, con el objetivo de adaptarse al seno. Esto no ocurre en los biberones.

Si el pequeño replica en el seno la forma de succionar que tiene en el biberón, es posible que le provoque dolor a la madre. Además de un suministro más bajo de leche, pues no hay una compresión adecuada de los conductos lácteos.

Rechazo del pecho

A veces, la dificultad del bebé para mamar del pecho es tan grande, que termina rechazando esta forma de alimentación. Incluso se dan casos en los que llegan a presentar la llamada huelga de lactancia, en la cual hay rechazo total al pecho materno.


También podría interesarte Situaciones en las que no puedes amamantar


¿Cómo solucionar el síndrome de confusión del pezón?

Cuando un bebé tiene el síndrome de confusión del pezón, lo más indicado es reducir esa confusión y retirarle el biberón. Lo indicado es hacerlo de forma paulatina y darle esa leche suplementaria en otro tipo de recipientes.

El objetivo es que el bebé aprenda de nuevo a tomar leche desde el pecho de la madre y que desaprenda la succión a través del biberón. Algunas de las opciones a las que se puede acudir son las siguientes.

Alimentación con jeringa

Es apta para los bebés prematuros o de pocas semanas. Lo aconsejable es utilizar una jeringa con buena capacidad y que se pueda manipular con una sola mano.

Solo hay que verter la leche sobre la lengua del bebé, sin introducir la jeringa.

También se puede introducir un dedo contra el paladar del bebé. Cuando el pequeño comience a succionar, permitir que la leche se deslice por el dedo.

Cuchara o recipiente-cuchara

Esta técnica también ayuda a corregir el síndrome de confusión del pezón. La leche se le puede dar en cuchara.

Sin embargo, el aprendizaje suele ser lento y es habitual que los niños escupan la leche por falta de coordinación. Con algo de paciencia se logra.

También hay recipientes-cuchara, que son similares a un biberón. Estos son un cilindro que contiene una válvula y un dispositivo de silicona que actúa a modo de cuchara.

Dejar el biberón en el síndrome de confusión del pezón.
Retirar progresivamente el biberón contribuirá a que el bebé vuelva a preferir la succión del pezón.

Tazas o vasos

Una taza o un vaso también son opciones adecuadas. Lo indicado es emplear un recipiente pequeño, apoyándolo contra el labio inferior del niño.

Algunos bebés llevan la leche a su boca con la lengua y otros succionan. En el mercado hay tazas y vasos especiales.

Relactador

El relactador es un recipiente con una o dos sondas que se conectan al pezón de la madre. En este se recoge la leche materna. La madre debe colocárselo alrededor del cuello.

Cuando el bebé succiona, sale tanto la leche del pecho como la recolectada en el recipiente. De este modo, el pequeño obtendrá suficiente alimento.

El biberón no tiene indicación en la mayoría de los bebés

Para evitar el síndrome de confusión del pezón, lo más indicado es no darle leche en biberón si el niño es apto para la lactancia materna. La mayoría de los pequeños no poseen contraindicación para el pecho de su madre y no requieren lactancia artificial.

Cuando el bebé presenta síndrome de confusión del pezón, es posible que sea necesario esperar varias semanas, o incluso un par de meses, antes de que esta revierta. Hay que ser pacientes.

Te podría interesar...
¿Qué hacer si mi bebé rechaza el pecho?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué hacer si mi bebé rechaza el pecho?

Esta es una de las preocupaciones de muchas madres: ¿qué hacer si el bebé rechaza el pecho? En este artículo descubrirás algunas soluciones.



  • Agrelo, F., Lobo, B., Chesta, M., Berra, S., & Sabulsky, J. (1999). Crecimiento de niños amamantados y alimentados con biberón hasta los 2 años de vida: estudio CLACYD, 1993-1995. Revista Panamericana de Salud Pública, 6, 44-52.
  • Sánchez, L. M., González, E. D., Florensa, S. G. T., & Marti, J. G. (2000, January). Uso del chupete: beneficios y riesgos. In Anales de Pediatría (Vol. 53, No. 6, pp. 580-585). Elsevier Doyma.
  • Urquizo Aréstegui, R. (2014). Lactancia materna exclusiva:¿ siempre?. Revista Peruana de Ginecología y Obstetricia60(2), 171-176.
  • Brahm, P., & Valdés, V. (2017). Beneficios de la lactancia materna y riesgos de no amamantar. Revista chilena de pediatría88(1), 07-14.