¿Cuáles son los síntomas de un ataque cerebral?

Es importante detectar el ACV a tiempo para no sufrir daños cerebrales importantes. Si se trata de una a tres horas después de comenzar los síntomas, las secuelas pueden ser mínimas.
¿Cuáles son los síntomas de un ataque cerebral?
Nelton Abdon Ramos Rojas

Escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas.

Última actualización: 16 mayo, 2022

Un ataque cerebral (o accidente cerebrovascular) es una urgencia médica que, de no atenderse a tiempo, podría provocar la muerte del paciente. Por ello, es sumamente importante conocer sus síntomas y solicitar ayuda médica apenas se detecten.

Si bien es cierto que pueden prevenirse mediante la práctica de buenos hábitos de vida, es importante tener en cuenta lo siguiente que vamos a comentar a continuación.

¿Qué es un ataque cerebral?

Un ataque cerebral o accidente cerebrovascular (ACV) ocurre cuando una zona del cerebro deja de recibir sangre, debido a un problema en un vaso sanguíneo dentro del cráneo. Al poco tiempo de haberse interrumpido el flujo de sangre y el suministro de oxígeno y nutrientes, las neuronas de esa zona comienzan a morir en cuestión de minutos.

Los expertos del Manual MSD indican que “la mayoría de los accidentes cerebrovasculares son isquémicos (generalmente debido a la obstrucción de una arteria), pero algunos son hemorrágicos (debido a la ruptura de una arteria)”.

Mientras más pronto el paciente reciba ayuda médica, menos consecuencias puede llegar a padecer. Por otra parte, el tratamiento temprano puede aumentar las posibilidades de lograr una buena recuperación.

El tratamiento temprano es fundamental para evitar que el paciente sufra daños severos en el cerebro, discapacidad permanente o la muerte.

Tipos de ACV

Tipos de ataque cerebral

Accidente cerebrovascular isquémico. Sucede cuando el flujo sanguíneo en el cerebro es restringido por una reducción del calibre de la arteria o por la presencia de una masa que obstruye la luz del vaso. El 80 % de los ACV corresponden a este tipo, según estudios. Las principales formas de bloqueo son las siguientes:

  • Placas ateroscleróticas, formadas por depósitos de grasa y colesterol.
  • Coágulos sanguíneos.
  • Émbolos.

Accidente cerebrovascular hemorrágico. Sucede cuando un vaso sanguíneo del cerebro se rompe, causando una hemorragia. El 20 % de los ACV corresponden a esta clase.

Principales factores de riesgo asociados

La edad es uno de los factores de riesgo asociados al ACV, ya que mientras más años tenga el paciente, el riesgo será mayor. Por supuesto, este no viene a ser el único factor a tener en cuenta. También hay que considerar lo siguiente:

  • Diabetes.
  • Obesidad.
  • Tabaquismo.
  • Alcoholismo.
  • Sedentarismo.
  • Hipertensión arterial.
  • Malos hábitos alimentarios. 
  • Enfermedades cardiacas.
  • Antecedentes familiares. 
  • Niveles altos de colesterol en la sangre.
Glucosa-diabetes

Principales síntomas de ataque cerebral

Los síntomas de una ACV se presentan rápidamente y perduran por varias horas. Es importante reconocer los siguientes síntomas:

  • Confusión repentina.
  • Pérdida del equilibrio y mareos.
  • Falta de coordinación.
  • Dificultad para ver (por uno o ambos ojos).
  • Dolor de cabeza (intenso, súbito y sin causa conocida). 
  • Entumecimiento repentino de una parte del rostro, brazo o pierna. 
  • Dificultad para entender y responder a preguntas sencillas como: ¿Qué día es hoy?, o ¿Cuál es tu nombre?
  • Pérdida del conocimiento.
  • Cansancio excesivo sin causa apártente.

Según la guía del National Institute of Neurological disorders and stroke: “aunque los ataques cerebrales son una enfermedad del cerebro, pueden afectar todo el cuerpo. Los efectos de un ataque cerebral pueden variar desde leves hasta severos, y pueden incluir parálisis, problemas de raciocinio, del habla, problemas de visión, y problemas en la coordinación motora”.

De igual forma, estos síntomas también pueden ser indicativos de una forma de ACV denominada ataque isquémico transitorio. En general, el mismo no causa daños permanentes en el cerebro y los síntomas duran menos de 24 horas. Los profesionales de salud son los únicos capacitados para diferenciar y tratar de forma adecuada cada uno de estos eventos.



¿Cómo actuar ante estos síntomas?

Chica hablando por teléfono.

Cabe destacar que algunas veces el paciente que está sufriendo un ACV no se da cuenta de que algo está ocurriendo.  Esto sucede porque el ataque cerebral puede afectar el entendimiento y la consciencia.

Aunque los síntomas sean leves y desaparezcan con el tiempo, de todos modos se debe consultar al médico de urgencia, pues podría tratarse de un ataque isquémico transitorio o “microaccidente vascular”. Este también debe ser tratado con rapidez para prevenir males mayores.

Así que recuerda: si observas los síntomas mencionados en cualquier persona, asegúrate de que reciba tratamiento médico inmediato. Podrías salvarle la vida. En definitiva, apenas se manifieste uno o varios de estos síntomas, se debe llamar una ambulancia, de inmediato. ¡Cada minuto cuenta!

¿Cómo se diagnostica y trata un ataque cerebral?

El primer paso es la evaluación rápida y precisa de los síntomas del paciente, así como la valoración del nivel de conciencia y el estado de la coordinación, la movilidad, el habla y la visión.

Ante la sospecha de un ataque cerebral se deben realizar estudios de imagen para determinar si el mismo es isquémico o hemorrágico. Las pruebas de elección son la tomografía computarizada (TAC) y la resonancia magnética (RMN). De igual forma, se pueden solicitar los siguientes análisis:

Una vez identificado el ataque cerebral, el principal objetivo terapéutico será salvaguardar la vida de la persona restaurando el flujo cerebral y reduciendo la presión intracraneal. En caso de que el ACV sea causado por un coágulo, se administraran anticoagulantes que ayuden a eliminar la obstrucción vascular.



Si la persona recibe tratamiento médico pronto, es muy probable que sobreviva y tenga mayores posibilidades de disfrutar de una buena calidad de vida. La rehabilitación posterior al ACV es de utilidad para recuperar las habilidad pérdidas producto del daño cerebral.

Si el médico te ha comentado que tienes propensión a sufrir un ataque cerebral, debes seguir sus indicaciones e informarte mejor acerca de las medidas de prevención respectivas.

Te podría interesar...
Cómo tener un cerebro sano y fuerte
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo tener un cerebro sano y fuerte

Mantener un cerebro sano y fuerte es algo que nos debe preocupar, especialmente cuando nos hacemos mayores. Descubre cómo lograrlo.



  • Hemphill J, Greenberg S, Anderson C, Becker K, et al. Guidelines for the Management of Spontaneous Intracerebral Hemorrhage. Stroke. 2015;46(7):2032-2060.
  • Capriotti T, Murphy T. Ischemic Stroke. Home Healthcare Now. 2016;34(5):259-266.
  • Adams H, Adams R, Brott T, del Zoppo G, et al. Guidelines for the Early Management of Patients With Ischemic Stroke. Stroke. 2003;34(4):1056-1083.
  • Gutiérrez-Zúñiga R, Fuentes B, Díez-Tejedor E. Ictus isquémico. Infarto cerebral y ataque isquémico transitorio. Medicine - Programa de Formación Médica Continuada Acreditado. 2019;12(70):4085-4096.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.