5 síntomas de un déficit en ácidos grasos esenciales omega 3 y 6 que debes conocer

El omega 3 y omega 6 son dos ácidos grasos esenciales que nuestro cuerpo no produce, pero que necesita para realizar determinadas funciones. En caso de un déficit de los mismos, notaremos las consecuencias.
5 síntomas de un déficit en ácidos grasos esenciales omega 3 y 6 que debes conocer
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 07 julio, 2022

Los ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6 son imprescindibles en toda dieta saludable. Los llamamos así porque el organismo no los puede sintetizar y porque son componentes básicos de las estructuras de nuestras células.

Puede que, hasta el momento, nunca te hayas parado a pensar en ello. Sin embargo, y por curioso que parezca, son muchas las personas que suelen evitarlos porque no dejan de ser grasas.

El déficit de ácidos grasos omega 3 y omega 6 puede generar múltiples síntomas, los cuales suelen pasar desapercibidos. Por ello, resulta fundamental conocerlos y a continuacion te los detallamos.

Generalidades sobre los ácidos grasos

Antes de hablar sobre los síntomas del déficit de ácidos grasos esenciales, primero hablaremos sobre las generalidades de estos compuestos.  En primer lugar, son las grasas que podemos encontrar en alimentos como los siguientes:

  • Los aguacates.
  • El pescado.
  • Los cacahuetes.
  • Los huevos.
  • Las aceitunas.

Tememos consumirlos porque “nos suben de peso”, cuando en realidad, nuestro organismo necesita el aporte regular de estas grasas consideradas buenas. Y es que, antes de almacenarse, facilitan múltiples funciones, procesos, metabolismos y mediaciones vitales para nuestra salud.

Hoy en nuestro espacio te proponemos lo siguiente: incrementa tus dosis en ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6. Tú lo notarás y tu cuerpo te lo agradecerá. 

¿Dónde se encuentran los ácidos grasos omega 3 y omega 6?

Fuentes de ácidos grasos omega 3

Sabemos que, a día de hoy ,ya tenemos muchos productos enriquecidos de modo artificial con omega 3 y omega 6. Disponemos de batidos, leches o mantequillas a las que se le añaden estos componentes.



Es de ayuda, no podemos negarlo. Sin embargo, puesto que nuestro organismo no los produce, lo ideal es irnos a fuentes naturales. Es decir, a consumir ese salmón, esas nueces, esas semillas de lino o ese brócoli.

  • El ácido linoleico (LA u omega 6) es el ácido graso de cadena larga más representativo. Está presente sobre todo en todo tipo de semillas, frutos secos y aceite como el de girasol.
  • Por su parte, los ácidos grasos omega 3 se hallan, según este estudio realizado por la Universidad de Chile, en el pescado azul, el marisco, las legumbres, el aceite de oliva, las nueces o las almendras.
  • Tanto los ácidos grasos omega 6 y omega 3 son componentes estructurales de las membranas celulares y sirven como precursores para infinidad de procesos orgánicos.
  • Además, son una fuente muy importante de energía.

Síntomas de la deficiencia en ácidos grasos omega 3 y omega 6

La deficiencia de ácidos grasos omega 3 y omega 6 es muy rara, ya que la ingesta tiene que ser realmente baja para que aparezcan las manifestaciones. Sin embargo, se presenta con frecuencia en las personas con una dieta muy estricta y en lactantes que toman leche de fórmula baja en grasas.

1. Piel seca

Uno de los signos clínicos de la deficiencia de ácidos grasos esenciales más característico es, sin duda, la piel seca, según sugiere este estudio de la Universidad de Manchester. Este hecho es muy común en los niños cuando son pequeños, en caso de que no se alimenten como deben.

Muchas veces los problemas de la piel son el resultado directo de no consumir bastante omega 3 y omega 6. Son esas épocas en que somos más sensibles a las infecciones y a la mala cicatrización de heridas.

Los lactantes con deficiencia de estos compuestos tienden a desarrollar una dermatitis descamativa generalizada. Esta dermatitis aumenta la pérdida de líquidos a traves de la piel, lo que puede llevar a una deshidratación grave.

2. Nacimientos prematuros

A pesar de que no queda claro cuáles son con exactitud las causas por las que están aumentando las tasas de prematuridad en los bebés, factores como la edad de la madre, el tabaco, el estrés y unos niveles bajos en omega 3 y omega 6 podrían ser varios de sus desencadenantes. Así lo afirma este estudio realizado por la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Este tipo de grasas favorecen el correcto desarrollo del feto durante la gestación. Son como esa “gasolina” de excepcional calidad que genera la correcta función de las células y de esos “ensamblajes” tan necesarios para que un bebé llegue a término.

Si la alimentación es clave en un embarazo saludable, elementos como la vitamina D, el calcio y los ácidos grasos esenciales son los aliados indiscutibles.

3. Problemas del corazón

Según este estudio realizado por el Hôpital du Sacré-Cœur de Montréal, consumir alimentos ricos en omega 3 y omega 6 nos ayuda a crear un efecto cardioprotector increíble. Nos ofrecen  energía y nos ayudan a  disminuir el colesterol total así como los triglicéridos.

Por su parte, los ácidos grasos omega 3 reducen el riesgo de sufrir trombosis. Asimismo, reducen el crecimiento de la placa aterosclerótica y  nos ayudan a regular la inflamación.

En este sentido, su deficiencia podría aumentar la probabilidad de sufrir todas las alteracions ya descritas. Es importante tenerlo en cuenta y procurar consumir esas fuentes más naturales de este tipo de grasas.



4. Cansancio extremo

Nunca olvides lo siguiente: ninguna dieta de adelgazamiento no puede ni debe excluir por completo el consumo de grasas. Especialmente, las grasas procedentes de los ácidos grasos omega 3 y omega 6.

Entre otros problemas, lo que notaremos es una falta muy aguda de energía. Muchas de nuestras calorías deben venir de los lípidos, es imprescindible pues que estén cada día en nuestros platos en las cantidades justas y adecuadas.

Tendrás más energía.

5. Mayor probabilidad de desarrollar enfermedades inflamatorias

Artrosis pulgar

Con enfermedades inflamatorias nos referimos, por ejemplo, a la artritis reumatoide.

Los alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 tienen como principal virtud aliviar las articulaciones inflamadas, así como la rigidez matutina. De esta forma lo expone esta investigación realizada por el Saint Luke’s Mid America Heart Institute.

Reducen la hinchazón y el dolor, actuando como eficaces antiinflamatorios naturales. No obstante, recuerda: es importante consumirlos a diario. Los beneficios están siempre en la constancia.

Otros síntomas del déficit de omega 3 y omega 6

Las manifestaciones más graves de esta deficiencia se observan en los niños pequeños y lactantes. Ellos pueden cursar con un retraso en el crecimiento y el desarrollo, ya que el cuerpo no tiene compuestos necesarios para cumplir las funciones básicas.

Por su parte, algunos problemas en la memoria y el aprendizaje también se relacionan con el déficit de los ácidos grasos esenciales. Los niños con la deficiencia pueden ser olvidadizos y distraídos, así como presentar deficiencias en la escuela con respecto a sus compañeros.

Consumir ácidos grasos esenciales es fundamental para la salud

Para concluir, sabemos que has oído hablar en numerosas ocasiones de estos dos componentes: el omega 3 y omega 6. Es importante recordar que no es solo una moda en materia de alimentación: hablamos de bienestar y de calidad de vida.

Por ello, no dudes en aumentar tus dosis de esos alimentos ricos en este tipo de grasas saludables. No obstante, ten presente que todo debe siempre consumirse con equilibrio y no en exceso.

Te podría interesar...
Trucos para comer tus alimentos favoritos sin dejar de perder peso
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Trucos para comer tus alimentos favoritos sin dejar de perder peso

Puedes mantener tus comidas favoritas dentro de tu dieta para perder peso. Lo que debes cambiar son las porciones que sierves.



  • Desnoyers M, Gilbert K, Rousseau G. Cardioprotective Effects of Omega-3 Polyunsaturated Fatty Acids: Dichotomy between Experimental and Clinical Studies. Mar Drugs. 2018 Jul 10;16(7):234.
  • Kendall AC, Kiezel-Tsugunova M, Brownbridge LC, Harwood JL, Nicolaou A. Lipid functions in skin: Differential effects of n-3 polyunsaturated fatty acids on cutaneous ceramides, in a human skin organ culture model. Biochim Biophys Acta Biomembr. 2017 Sep;1859(9 Pt B):1679-1689.
  • DiNicolantonio JJ, O'Keefe JH. Importance of maintaining a low omega-6/omega-3 ratio for reducing inflammation. Open Heart. 2018 Nov 26;5(2):e000946.
  • Balta I, Stef L, Pet I, Iancu T, Stef D, Corcionivoschi N. Essential Fatty Acids as Biomedicines in Cardiac Health. Biomedicines. 2021 Oct 14;9(10):1466.
  • Spector AA, Kim HY. Discovery of essential fatty acids. J Lipid Res. 2015 Jan;56(1):11-21.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.