Sol y cáncer de piel, ¿qué relación hay?

Raquel Lemos Rodríguez·
07 Marzo, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte al
28 Noviembre, 2018
Los expertos indican que "la radiación ultravioleta es la primera causa de cáncer de piel" y que la fotoprotección nunca está de más. Mucho menos al salir de casa.

Sol y cáncer de piel es un binomio muy común a día de hoy a pesar de las advertencias que han realizados los expertos, instituciones y organismos de salud.

Aunque es necesario tomar sol y así beneficiarnos de sus aportes -empezando por la vitamina D-, es necesario que aprendamos a cuidar y proteger la piel de manera adecuada. Esto no solo implica aprender a limpiarla, hidratarla y exfoliarla como corresponde, sino aplicarle protector solar a diario, incluso en días nublados.

El cáncer se ha convertido en la gran enfermedad del siglo XXI y si bien han habido avances terapéuticos importantes que permiten brindar una mejor atención a los pacientes, lo cierto es que hasta ahora, no hay nada mejor que la prevención. 

Sol y cáncer de piel, una combinación explosiva

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León recuerda que el sol puede causar:

“envejecimiento prematuro de la piel, la formación de arrugas y manchas antiestéticas, quemaduras de la piel, disminución de las defensas, cataratas en los ojos o incluso puede dar origen a la formación de cáncer de piel”.

Hay que aprender a cuidar la piel y proporcionarle una fotoprotección adecuada, no solo para prevenir el envejecimiento prematuro, sino también patologías tan graves como el cáncer de piel.

Sobre esto, hay que tener en cuenta que el sol no solo nos afecta durante el verano, cuando vamos a la playa o a la piscina. El sol está presente durante todo el año, aún cuando no brille y caliente con la misma intensidad de los meses estivales. Además, se puede reflejar en diversas superficies (el agua, la arena, la nieve) y así ganar mayor intensidad, lo que puede traducirse en quemaduras aún en invierno, por ejemplo.

Hay horas en las que resulta indispensable evitarlo, especialmente entre 12:00 y las 16:00. Por esto mismo es que se recomienda tomarlo por la mañana, antes del mediodía, y siempre con protección.

Descubre: ¿Cómo es la evolución del cáncer de piel?

El protector solar es imprescindible

Hoy día podemos encontrarnos con una amplia variedad de marcas de protector solar que ofrecen productos especialmente diseñados para cada tipo de piel y ambiente. Para elegir el más adecuado, además de leer las etiquetas de los productos o consultar con el famarcéutico, siempre es posible consultar con el dermatólogo.

En líneas generales, debemos elegir de acuerdo a:

Dependiendo de qué actividad vayamos a realizar y la duración de la misma, el protector deberá ser uno u otro. Así, el protector que vayamos a usar a diario no podrá ser el mismo que utilicemos para ir a la playa o la piscina.

Los expertos en dermatología recomiendan usar protector solar a diario, cada vez que vayamos a salir de casa, incluso en invierno

Vigilar los lunares, otra medida importante para prevenir y detectar a tiempo

Persona con muchos lunares.

Las personas con piel sensible, trastornos de la piel o simplemente muchas pecas y lunares, deben extremar la precaución según las indicaciones de su dermatólogo, ya que tienen mayores posibilidades de sufrir quemaduras y desarrollar cáncer de piel.

Si un lunar ha crecido un poco, en ocasiones pica, tiene bordes irregulares… hay que ir a chequearse con el médico. Esto podría ayudar a descartar problemas, o bien tratarlos a tiempo y con ello aumentar las probabilidades de que el tratamiento tenga un éxito total.

Ojo, aún cuando no se tengan demasiados lunares, no exista una patología crónica de la piel ni se sufra de sensibilidad, es importante cuidarse. Como ya mencionamos, el sol y el cáncer de piel no dejan de ser una combinación común en la actualidad.

Lee: Recomendaciones para evitar el cáncer de piel

Aprovechar ciertos complementos para reforzar la protección

Mujer echándose protector solar en la cara: hábitos para proteger la piel frente al cáncer
Suntan lotion. Woman applying sunscreen solar cream on face. Beautiful happy cute girl puts suntan cream from plastic container bottle on her nose and cheecks. Skincare concept. Female in straw hat and bikini on beach.

Para proteger la piel del sol y cáncer de piel no solo debemos hacerlo con protector solar. Utilizar determinados complementos -como sombreros o sombrillas en la playa- es conveniente, sobre todo para las personas con la piel sensible, demasiado pálida o con muchos lunares.

Está bien que queramos ponernos morenos para lucir un aspecto sano y atractivo. No obstante, el cuidado y la salud de la piel deben ser siempre una prioridad. Por ello, hay que aprender a aprovechar el sol tomando las medidas de precaución adecuadas y complementando esto con buenos hábitos de vida.

El moreno nos sentará mejor si nos cuidamos.

  • González, M., & Castro, I. (2010). El sol: ¿enemigo de nuestra piel? Medisan.
  • Smithers, D. W. (1941). Cancer of the skin. Postgraduate Medical Journal. https://doi.org/10.1136/pgmj.17.188.112
  • American Cancer Society. (2015). Cancer de piel tipo melanoma. American Cancer Society.
  • Merino, M. (2005). Prevención del cáncer de piel y consejo de protección solar. Revista Pediatría de Atención Primaria.