Sugerencias para evitar la retención de líquidos

Aydee Castaño·
06 Marzo, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
10 Septiembre, 2019
La retención de líquidos puede estar provocada por hábitos alimenticios deficientes. En sí misma, no es una afección grave, pero debemos estar atentos porque podría ser indicio de alguna otra dolencia.

Es conveniente conocer algunas pautas para evitar la retención de líquidos, ya que esta puede representar un síntoma muy molesto para muchos pacientes, independientemente de la edad, el sexo y otros factores. A continuación, veremos algunas pautas importantes para su prevención.

De acuerdo con una publicación de la Fundación Española del Corazón, algunos ejemplos de circunstancias desencadenantes de la retención de líquidos son los problemas circulatorios, la insuficiencia cardiaca congestiva y enfermedades renales o hepáticas.

No obstante, hay un tipo de retención de líquidos denominado edema cíclico idiopático en el que no se conoce la causa exacta de esta acumulación. En todo caso, poner el foco en la prevención parece la mejor medida.

¿Qué problemas causa la retención de líquidos?

Edema o retención de líquidos

Si de repente te has encontrado con un inexplicable aumento de peso, que se nota principalmente en el engrosamiento de las piernas y manos, y además sientes mucha debilidad y padeces calambres en el cuerpo, esto puede interpretarse como los primeros síntomas de una posible retención de líquidos.

Aunque esta no sea una condición de salud que represente alguna consecuencia grave, sí hay que prestarle atención porque puede ser uno de los signos que nos anuncien el padecimiento de alguna enfermedad que amerita ser revisada. Ejemplos de ello pueden ser la hipertensión o una cardiopatía.

Sugerencias para evitar la retención de líquidos

Como dijimos anteriormente, evitar la retención de líquidos no siempre resulta sencillo, ya sea porque no se conocen sus causas o porque esta sea causada por cambios hormonales, como se detalla en un artículo de Mayo Clinic.

No obstante, hay ciertos hábitos y factores que inciden notablemente en su aparición. Los enumeramos a continuación.

1. Alimentación

Batidos caseros para la retención de líquidos.

La retención de líquidos puede ser ocasionada en gran medida por los malos hábitos alimenticios. Las dos fuentes citadas con anterioridad detallan que, para evitar la retención de líquidos, es recomendable:

  • Evitar consumir sal, ya que esta sustancia favorece la retención de líquidos. Puedes reemplazarla en la preparación de alimentos por hierbas aromáticas y otras especias.
  • Darle preferencia al consumo de frutas y verduras frescas.
  • Evitar otros comestibles industriales, tales como el kétchup, la mostaza, la salsa de soja, la mayonesa, los caldos, la bollería, las golosinas, los snacks, los alimentos precocinados y las comidas rápidas.
  • Darle preferencia al consumo de pescados, carnes magras y frescas ante la carne roja.
  • Evitar los embutidos, la charcutería, los patés, las salchichas, entre otros, así como el consumo de pescados ahumados y salados.

En definitiva, una dieta baja en sodio puede ayudar mucho a evitar la retención de líquidos. Sin embargo, han de ponerse en práctica otros hábitos de vida saludables para que sea posible apreciar mejoras.

Te puede interesar: Edema: 6 consejos para combatirlo con la dieta

2. Hidratación

En cuanto a la hidratación, los expertos recomiendan mantenerse bien hidratado, consumiendo una cantidad de líquido suficiente al día. Antes que la bebidas industriales —aguas saborizadas, zumos, refrescos y afines— es preferible beber simplemente agua o bien infusiones herbales, sin azúcar ni edulcorantes añadidos.

Otra buena opción puede ser introducirle un par de rodajas de limón o naranja a una jarra de agua de un litro. En definitiva, la acción diurética tanto del agua como de estas frutas puede ayudar a prevenir el edema, tal y como detalla una publicación del Texas Heart Institute. Esta fuente también detalla los fármacos que cumplen esta función, los cuales deben ser siempre recetados por un médico.

Lee también: Las 4 infusiones más diuréticas

3. Ejercicio físico y descanso

Debes programar algunas actividades físicas que te ayuden a mejorar la circulación. En lo posible, la Organización Mundial de la Salud recomienda hacer ejercicio como mínimo por 150 minutos semanales. Puedes incluir caminatas, dar un paseo en bicicleta o incluso ir a bailar, sea en una clase o en tu propia casa.

La contracara de la actividad física es igual de importante. Se debe hacer todo lo posible para tener un buen descanso, ya que este es muy importante para reducir el estrés y así evitar la retención de líquidos.

Estos dos problemas están relacionados porque, según un estudio publicado en Science, el estrés aumenta la retención de líquidos en hombres propensos a padecer hipertensión. Si bien no hay estudios que lo confirmen todavía, este efecto perjudicial podría extenderse también a otros grupos de personas.

4. Otras recomendaciones

Más allá de que los citados hasta el momento constituyen factores claves para prevenir este problema, también podemos agregar algunos más a la lista.

Por ejemplo, es conveniente tomar té y algunas infusiones de hierbas que tengan efectos diuréticos, como la infusión de diente de león, cuyos potenciales efectos fueron probados parcialmente por un estudio publicado por la revista Journal of Alternative and Complementary Medicine.

Asimismo, un estudio publicado en la revista South African Medical Journal explica que la postura también ocuparía un rol esencial. No se recomienda permanecer durante mucho tiempo sentados; si por razones de trabajo debes hacerlo, puedes pararte regularmente para estirar las piernas y dar una pequeña caminata por la oficina.

Como último consejo, aunque no por eso menos importante, vale remarcar que no es aconsejable utilizar prendas de vestir demasiado apretadas. El motivo es que estas pueden reducir la circulación y, de este modo, promover la retención de líquidos.

En síntesis, si además de tener en cuenta estas claves evitas el consumo de bebidas gaseosas, café y harinas refinadas, de seguro te vas a sentir y a ver mucho mejor. ¡Cambia tu estilo de vida y verás los resultados de inmediato!

  • KC Light, JP Koepke, PA Obrist, PW Willis. 1983. Psychological stress induces sodium and fluid retention in men at high risk for hypertension. Science. https://science.sciencemag.org/content/220/4595/429
  • Clare, B. A., Conroy, R. S., & Spelman, K. (2009). The diuretic effect in human subjects of an extract of Taraxacum officinale folium over a single day. Journal of alternative and complementary medicine (New York, N.Y.), 15(8), 929–934. https://doi.org/10.1089/acm.2008.0152
  • Streeten D. H. (1975). The role of posture in idiopathic oedema. South African medical journal = Suid-Afrikaanse tydskrif vir geneeskunde, 49(13), 462–464.
  • Soluciona la retención de líquidos. Fundación Española del Corazón. https://fundaciondelcorazon.com/blog-impulso-vital/2649-soluciona-la-retencion-de-liquidos.html
  • Retención de líquidos: Alivia este síntoma premenstrual. Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/womens-health/in-depth/water-retention/art-20044983
  • Diuréticos. Texas Heart Institute. https://www.texasheart.org/heart-health/heart-information-center/topics/diureticos/