¿Los suplementos de zinc ayudan contra las enfermedades respiratorias?

Si tienes propensión a contraer enfermedades respiratorias, quizás debieses valorar la posibilidad de incluir un suplemento de zinc en las rutinas. Te contamos si funciona.
¿Los suplementos de zinc ayudan contra las enfermedades respiratorias?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 27 octubre, 2022

Los suplementos de zinc pueden resultar beneficiosos para ayudar en el combate de algunas enfermedades respiratorias. Y es que dicho elemento participa en la diferenciación de las células de la serie blanca, determinantes para garantizar la eficiencia del sistema inmunitario.

Lo ideal es mantener los niveles de zinc en rangos adecuados para prevenir alteraciones. Pero aun cuando se desarrollan las infecciones, tiene sentido su consumo para contribuir a la recuperación.

Son varios los nutrientes que participan en las funciones de defensa del organismo. Destaca también la vitamina C, que se puede encontrar en los cítricos, sobre todo.

El zinc y el sistema inmunitario

En líneas generales, se halla zinc en cantidades elevadas en las carnes y en los frutos secos. Se trata de un micronutriente esencial, por lo que es determinante incluirlo en la dieta para evitar carencias que afecten al normal funcionamiento de la fisiología.

Según un estudio publicado en la revista Nutrients, este elemento participa en muchos procesos de señalización e induce modificaciones epigenéticas que se consideran positivas para la función de defensa del cuerpo humano.

De acuerdo con una investigación publicada en la revista Advances in Nutrition , el zinc actúa como antiviral y presentar un déficit del mismo incrementaría la incidencia de las infecciones. No solo protege al sistema respiratorio, sino que niveles bajos podrían relacionarse con mayor riesgo de contraer el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Por este motivo, se ha consolidado la suplementación con el elemento para la prevención y el tratamiento de patologías causadas por virus.

No obstante, como sucede con otros micronutrientes, existe una dosis óptima. La suplementación puede ser beneficiosa, siempre que no se superen ciertos rangos.

Tal y como comenta un artículo publicado en Journal of Trace Elements in Medicine and Biology , el cuerpo humano contiene entre 2 y 3 gramos de zinc. Superar esta cantidad podría traer efectos adversos. La renovación del mineral diariamente es del 0,1 %, de forma aproximada.

Se propone que la dosis diaria recomendada de zinc se sitúe entre 9 y 11 miligramos, dependiendo del contexto. Las mujeres suelen necesitar un poco menos. Los hombres más porque este elemento participa en la síntesis de testosterona a nivel testicular.

Sea como fuere, los suplementos pueden aportar hasta 15 miligramos del mineral; cantidad que no se considera tóxica para el organismo. Aun así, hay que tener siempre en cuenta las observaciones del fabricante en el etiquetado.

Frutos secos son fuente de zinc.
En los frutos secos se pueden hallar cantidades significativas de zinc para incorporar a la pauta regular de alimentos.


¿Sirven los suplementos de zinc?

Los suplementos de zinc no solo ayudan a prevenir enfermedades respiratorias causadas por virus, sino que son determinantes de cara a reducir la severidad de los síntomas. Así se facilita el tratamiento y se mejora la calidad de vida del paciente.

De hecho, se propone que el uso de dichos productos facilita el control de la infección a partir del día 3. Así, habría una remisión temprana de los signos de la enfermedad.

En algunos casos se ha detectado un 28 % menos de riesgo de presentar síntomas respiratorios tras el uso de suplementos de zinc como mecanismo de prevención. Hasta podría servir un dispensador en forma de aerosol nasal en dosis muy bajas para limitar los riesgos de que la enfermedad progrese.

Al fin y al cabo, este tratamiento, además de seguro, resulta muy poco invasivo. Si es posible, para resfríos comunes, convendrá evitar el consumo de demasiados fármacos. Los mismos no dejan de tener efectos secundarios, además de que interfieren con el normal funcionamiento del hígado. No sucede lo mismo con el zinc.

Los suplementos de micronutrientes son bien tolerados por parte de casi todos los pacientes. Son baratos y la toxicidad es realmente baja.

Ahora bien, esto no quiere decir que sea recomendable consumirlos bajo cualquier contexto y de forma crónica. También pueden presentar ciertas contraindicaciones.

Lo mejor es consultar primero con un profesional.
Suplemento de zinc que una persona toma para enfermedades respiratorias.
Los suplementos suelen ser inocuos. De todas maneras, hay que respetar las dosis máximas establecidas para cada sustancia.


Los suplementos de zinc son seguros y de bajo costo

Los suplementos de zinc resultan adecuados para prevenir y ayudar a controlar las enfermedades respiratorias. Son una alternativa natural viable, de bajo costo y escasos riesgos.

Aparte, el zinc es clave para otros muchos procesos que tienen lugar a diario en el organismo. Por lo tanto, conviene asegurar que los niveles se sitúan en rangos adecuados.

Una parte importante del mantenimiento de un buen estado de salud reside en la nutrición. No solo se evitan patologías no transmisibles, sino también las de tipo infeccioso. Cuando los depósitos de nutrientes están en rangos adecuados, es menos probable que virus y bacterias consigan acceder al torrente sanguíneo.

Te podría interesar...
7 alimentos ricos en zinc y sus beneficios
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 alimentos ricos en zinc y sus beneficios

Conoce cuáles son los 7 alimentos ricos en zinc que puedes incluir en tu dieta y, de esta manera, evitar una deficiencia del mineral.



  • Read SA, Obeid S, Ahlenstiel C, Ahlenstiel G. The Role of Zinc in Antiviral Immunity. Adv Nutr. 2019;10(4):696-710. doi:10.1093/advances/nmz013
  • Wessels I, Maywald M, Rink L. Zinc as a Gatekeeper of Immune Function. Nutrients. 2017;9(12):1286. Published 2017 Nov 25. doi:10.3390/nu9121286
  • Maret W, Sandstead HH. Zinc requirements and the risks and benefits of zinc supplementation. J Trace Elem Med Biol. 2006;20(1):3-18. doi:10.1016/j.jtemb.2006.01.006

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.