¿Cuánto tarda en curarse una tendinitis?

Curarse de una tendinitis no es imposible, sin embargo, la situación se puede complicar si no se adoptan las medidas adecuadas para desinflamar el tendón. Un rol clave es el reposo y la rehabilitación.
¿Cuánto tarda en curarse una tendinitis?
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto.

Última actualización: 21 octubre, 2022

Curarse una tendinitis puede llevar un tiempo considerable. Esta enfermedad es una  inflamación del tendón que causa hinchazón y dolor, por lo que necesita un proceso de recuperación que, quizás, requiera rehabilitación. Los síntomas que provoca suelen ser muy molestos y afectan la calidad de vida de quien los padece. Lo peor es que en algunos casos se hace crónica y repetitiva.

Se estima que entre el 60 y el 70 % de las personas han experimentado tendinitis alguna vez en su vida. La causa principal es el sobreuso de los tendones, por lo que los atletas y los deportistas son los más expuestos. Aunque afecta a cualquier tendón, es más frecuente en los hombros, los codos, las muñecas, las rodillas y los talones.

Síntomas de la tendinitis

Los tendones son estructuras fibrosas que unen el músculo con el hueso. Su principal función es la de enlazar, contribuir al movimiento y dotar de flexibilidad. La tendinitis es un proceso inflamatorio agudo que provoca cambios estructurales en el tendón.

El principal síntoma de una tendinitis es el dolor que tiende a empeorar con el movimiento, sin embargo, las características del mismo dependerán de la región afectada. Además, las personas pueden referir alguna de las siguientes manifestaciones clínicas:

  • Dificultad para realizar ciertos movimientos.
  • Crujidos articulares.
  • Inflamación de la zona afectada, algunas veces con calor y enrojecimiento.
  • Abultamiento en el tendón.

Causas de la tendinitis

La tendinitis aparece por sobrecarga muscular o por una lesión. Sin embargo, la edad influye, ya que a medida que se envejece los tendones pierden elasticidad, y a veces se degeneran. También hay algunas patologías que provocan este tipo de inflamación, como la artritis y la diabetes.

En muchos casos, este problema obedece a prácticas deportivas o actividades físicas realizadas de forma inadecuada. Si unos músculos se fortalecen más que otros, esto lleva a que se debiliten los tendones. Los trabajos que exigen movimientos repetitivos también incrementan el riesgo de inflamación.

Tendinitis en la mano
El sobreuso en el trabajo de oficina ocasiona tendinitis en las muñecas


Los tipos de tendinitis más frecuentes

No siempre esta patología se presenta de igual manera. Del mismo modo, cada sitio de presentación tiene sus características que la hacen específica con signos y síntomas particulares. Los tipos de tendinitis más frecuentes son los siguientes:

  • Talón: afecta en concreto al tendón de Aquiles, que conecta la parte posterior de la pierna con el hueso calcáneo. Cualquier persona puede padecerlo y provoca un fuerte dolor al ponerse de puntillas o caminar.
  • Mano: su principal característica es el dolor intenso que surge al abrir y cerrar la mano. Es propia de quienes llevan a cabo ciertas actividades de miembros superiores como la escalada.
  • De muñeca: se experimenta como un dolor en las manos o las muñecas que suele irradiarse al antebrazo. En la actualidad, aparece con mucha frecuencia por el uso continuo de teclados y ratones.
  • Codo: aparece en quienes deben hacer mucha fuerza con los brazos como los tenistas. Se manifiesta como dolor intenso en la cara anterior o posterior del codo.
  • Hombro: lleva a que se sienta dolor al mover los brazos. Es muy común en las personas mayores de 40 años y en quienes practican mucho ejercicio que comprometa esta zona.



Medidas generales para curar una tendinitis

Si bien el tratamiento específico dependerá de cada caso en particular, existen ciertas medidas generales que todas las personas puede aplicar para curarse rápidamente una tendinitis. Las recomendaciones se deben seguir al menos 3 días para controlar los síntomas y son las siguientes:

  • Descanso: se trata de la medida más importante. Lo ideal es evitar hacer las actividades que generaron la lesión y disminuir el movimiento del músculo afectado.
  • Frío: colocar hielo en la zona afectada durante 20 minutos cada 3 horas ayudaría a disminuir la inflamación. Recuerda colocar una tela entre el hielo y la piel para evitar quemaduras.
  • Compresión: otra de las recomendaciones para curarse una tendinitis es comprimir la región. Un vendaje compresivo sería ideal ya que ayuda a reducir el movimiento de la zona.
  • Elevación: la extremidad afectada deberá mantenerse elevada al momento de acostarse para reducir tanto la inflamación como el dolor.

¿Cuánto tarda en curarse una tendinitis?

No se puede decir con exactitud cuánto tiempo tarda en curarse una tendinitis. Esto depende de la zona afectada, de la severidad que tenga esta anomalía y de los cuidados que se apliquen para superarla. En ningún caso se recupera de forma espontánea.

Una tendinitis leve, por lo general se supera en un lapso de dos a tres días, siguiendo los consejos médicos. La recomendación más habitual es mantener en quietud la zona afectada y ponerse hielo durante 20 minutos cada tres horas. A veces se recetan analgésicos si el dolor es difícil de soportar, así como la elevación del miembro afectado cuando se esté acostado.

¿Cuándo acudir al médico?

Ante dolores e inflamaciones muy intensas, sin remisión en los tres días siguientes o con presencia de un chasquido en la articulación, es importante acudir al médico. Es posible que se requiera de unas inyecciones llamadas infiltraciones o que haya surgido alguna complicación que lleve a evaluar la opción quirúrgica.

La severidad de la tendinitis podría llevar a que se tarde varias semanas, e incluso meses, en sanar. Un factor determinante son los cuidados que se apliquen. El reposo de la zona afectada es fundamental, pero también es conveniente hacer movimientos suaves para que el tendón no se torne muy rígido.

¿Cómo prevenir la tendinitis?

Como ya lo hemos mencionado, la tendinitis aparece por la realización de movimientos repetitivos en el trabajo o por ejercicios de alta intensidad. Por fortuna, existen algunas recomendaciones que se pueden seguir para evitar la aparición de este problema, dentro de las cuales se incluyen las siguientes:

  • Calentar los músculos antes de hacer ejercicios.
  • Realizar ejercicios de estiramiento de forma frecuente.
  • Usar calzado cómodo al ejercitarse.
  • Tomar descansos al momento de hacer ejercicios.
  • Cambiar de posición constantemente al momento de trabajar.
  • Colocar el teclado y la pantalla del ordenador en una posición cómoda.
  • Adoptar una postura adecuada al sentarse.
  • Hacer ejercicios con la técnica adecuada.

Curarse la tendinitis es una tarea larga

Es muy importante curar la tendinitis de manera completa, ya que de no hacerlo es posible que aparezcan problemas a largo plazo. Si la inflamación persiste por mucho tiempo, existe el riesgo de nuevas lesiones, e incluso puede sobrevenir una rotura del tendón.

Tras la recuperación, será necesario tomar las medidas del caso para evitar que el tendón se inflame de nuevo. Dentro de las recomendaciones más usuales están las de hacer calentamiento antes de realizar alguna actividad deportiva y ejercitar todos los músculos para incrementar la fortaleza y la flexibilidad.

Es bueno evitar los movimientos repetitivos que puedan sobrecargar los músculos . Si se llevan a cabo ese tipo de acciones, bien sea por práctica física o por trabajo, lo aconsejable es introducir pausas de descanso y recuperación.

Te podría interesar...
Consejos para aliviar la tendinitis
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Consejos para aliviar la tendinitis

¿Sueles tener dolores en las articulaciones? La inflamación interna provoca un malestar persistente. Aliviar la tendinitis de forma natural es posi...



  • MosteiroF, Domínguez R. Efectos del entrenamiento con sobrecargas isoinerciales sobre la función muscular. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. 2017; (68).
  • Oñate A. Tendinitis y Tenosinovitis de Muñeca y Mano. Revista Iberoamericana de Cirugía de la Mano. 2010; 38(02): 185-189.
  • Martínez M, Peña A. Tratamiento de tendinitis y bursitis calcificadas subacromiodeltoideas con ondas de choque. Rehabilitación (Madr., Ed. impr.) 2005: 2-7.
  • Pascual C, Moreno V, Rodríguez J. Epidemiología de las lesiones deportivas. Fisioterapia. 2008; 30(1): 40-48.
  • Pagán E, Poveda M, Peral B, Lozano C. A quién afecta realmente el codo de tenista: Revisión. Cuestiones de fisioterapia: revista universitaria de información e investigación en Fisioterapia. 2012; 41(3): 207-214.
  • Marzoa, I. Ferreiro, et al. Tratamiento rehabilitador del hombro doloroso. Rehabilitación. 2015; 39(3): 113-120.
  • Sanabria N, Osorio A. Biomecánica del hombro y bases fisiológicas de los ejercicios de Codman. Ces medicina. 2013; 27(2): 205-218.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.