Terapia de esquemas, ¿cómo surgió y cuáles son sus características?

La terapia de esquemas establece que cuando existen necesidades tempranas insatisfechas, surgen los esquemas tempranos desadaptativos que nos llevan a actuar de determinadas formas. Conoce más en este artículo.
Terapia de esquemas, ¿cómo surgió y cuáles son sus características?
Maria Fatima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fatima Seppi Vinuales el 18 junio, 2021.

Última actualización: 18 junio, 2021

Existe una frase muy conocida aplicada al trabajo desde la psicología: “domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas otra alma humana”. Aquí resulta muy interesante pensar que la evolución de las teorías en esta disciplina surge a partir de intentar dar alivio a los padecimientos de los pacientes. Este fue el punto de partida para la terapia de esquemas.

La misma se propone como una teoría superadora de las dificultades crónicas y arraigadas de las personas. Surge a partir de la conjunción de elementos de diferentes corrientes.

¿Qué es la terapia de esquemas?

La terapia de esquemas es una psicoterapia integradora que reúne elementos de diferentes escuelas y teorías, como las teorías cognitivo conductuales, la Gestalt, la teoría del apego y los aportes del constructivismo, entre otros.

Esta propuesta terapéutica surge para la atención de pacientes con trastornos de personalidad o en el abordaje de situaciones difíciles, profundas y cronificadas. En principio, está pensada como una terapia breve, de alrededor de 35 sesiones.

La terapia de esquemas sostiene que el modo en que actuamos, pensamos y sentimos se encuentra en relación con sucesos ocurridos en los primeros años de vida. Es decir, durante la infancia.

Características principales de la terapia de esquemas

Si bien sienta sus fundamentos en una diversidad de corrientes teóricas, la terapia de esquemas tiene algunos principios o características clave. Young plantea la existencia de necesidades emocionales en la infancia y que su satisfacción o no tendría impacto en nuestra experiencia. Las necesidades planteadas son las siguientes:

  1. Apego y afecto, autonomía, competencia y sentido de identidad.
  2. Libertad para expresarse.
  3. Espontaneidad y juego.
  4. límites y autocontrol.

Cuando existen necesidades tempranas insatisfechas, surgen los esquemas tempranos desadaptativos. Estos esquemas se perpetúan por distorsiones cognitivas, por patrones vitales y estilos de afrontamientos de esquemas (conductas que pueden ser rendirse, evitar el esquema o su sobrecompensación.

El trabajo en terapia busca avanzar en el cuestionamiento de los esquemas. Young sostuvo que el cambio es difícil, por lo que los esquemas no desaparecen del todo, pero sí se modifican y disminuye su intensidad.

El apego en la terapia de esquemas.
El apego juega un rol importante en los conceptos de la terapia de esquemas.

Fases de la terapia de esquemas

El proceso de curación implica un trabajo en fases. La primera de ellas es de evaluación y educación. Se trata de que el paciente realice una revisión de su vida y de los hechos significativos, para que aprenda a identificar los esquemas disfuncionales.

También se lo instruye en la relación entre dichos esquemas y sus pensamientos y conductas, para lo que se asignan tareas. A partir de esta exploración y conocimiento se establece el camino a seguir.

La segunda fase es la de cambio. El terapeuta orienta la intervención hacia el logro de los objetivos terapéuticos, valiéndose de una combinación de técnicas. Young mencionaba 4 técnicas principales: cognitivas, experienciales, conductuales y para trabajar la relación terapeuta-paciente.

Una tercera fase tiene que ver con la finalización del tratamiento. El paciente cuenta con recursos para hacer frente de un modo más flexible a sus dificultades. Se plantean sesiones de seguimiento, de ser necesario.

Conceptos básicos de la terapia de esquemas

Algunos de los conceptos clave de la terapia de esquema son los esquemas desadaptativos y sus dimensiones, así como las experiencias tempranas. Veamos en detalle.

Esquemas tempranos desadaptativos

Aquí nos encontramos con patrones de pensamiento, conducta y sentimientos profundos y persistentes. Entre sus principales características se destacan que son absolutistas, se consideran verdades a priori, son resistentes al cambio, son generados y activados por experiencias ambientales o hechos concretos en relación con dichos esquemas.

Young definió 18 tipos de esquemas disfuncionales distribuidos en 5 dimensiones:

  1. Abandono/inestabilidad: la creencia de que los demás no se encuentran disponibles para darnos apoyo.
  2. Desconfianza/abuso: la persona cree que será lastimada o que se aprovecharán de ella.
  3. Privación emocional: se refiere a la creencia de que no podremos satisfacer nuestras necesidades emocionales.
  4. Imperfección/vergüenza: tener una visión negativa de uno mismo.
  5. Aislamiento social: se refiere al sentimiento de no ser parte de algo o sentirse diferente.
  6. Dependencia/incompetencia: creencia de que la persona necesita de otros para funcionar.
  7. Vulnerabilidad al daño o la enfermedad.
  8. Enmarañamiento: la situación en la que las personas mantienen relaciones a costa de sí mismos, es decir, con sacrificio.
  9. Fracaso.
  10. Grandiosidad: la persona se cree superior al resto.
  11. Autocontrol insuficiente: dificultades en los límites y en el control de los impulsos.
  12. Subyugación al otro.
  13. Autosacrificio: desatención de las propias necesidades.
  14. Búsqueda de aprobación/reconocimiento.
  15. Negatividad/pesimismo: excesivo foco en los aspectos negativos de la vida.
  16. Control excesivo/inhibición emocional: aparentar que se tiene el control sobre todo.
  17. Normas inalcanzables: se siguen estrictas reglas autoimpuestas para evitar la crítica.
  18. Condena: se debe castigar a las personas que cometen errores. No toleran ni las equivocaciones propias ni las ajenas.
Esquemas mentales que inhiben.
Los esquemas mentales son capaces de limitar nuestro desarrollo y la capacidad de relacionarnos con los otros.

Experiencias vitales tempranas

Los esquemas disfuncionales se desarrollan y se fortalecen según las experiencias vitales tempranas. Algunas de las más significativas son la frustración de las necesidades del niño, la traumatización, la identificación con los esquemas de los otros y un excesivo consentimiento.

Abandonar la rigidez para pensar en términos de posibilidades

La revisión de las experiencias tempranas puede resultar dolorosa y tediosa para los pacientes. Sin embargo, el pasado puede aportarnos datos muy útiles acerca de cómo somos, del modo en que nos comportamos con otras personas y frente a determinadas situaciones.

En este sentido, la terapia de esquemas es una ayuda para identificar aquellos patrones rígidos de nuestra vida. Así, nos permite pensarnos desde otros lugares y con más posibilidades. Comprendemos que somos en construcción y que, por lo tanto, no todo está dicho ni dado, ni es imposible de modificar.

Te podría interesar...
5 heridas emocionales de la infancia que persisten cuando somos adultos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 heridas emocionales de la infancia que persisten cuando somos adultos

Muchos de nuestros temores se originan por heridas emocionales.Algunas se vienen arrastrando desde niños. Veámoslas a continuación...



  • López Pell, Andrés Fernando, & Cid Colom, Jordi, & Obst Camerini, Julio, & Rondón, Juan M., & Alfano, Silvina M., & Cellerino, Cecilia (2011). GUÍAS ESQUEMATIZADAS DE TRATAMIENTO DE LOS TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD PARA PROFESIONALES, DESDE EL MODELO DE YOUNG, KLOSKO Y WHEISHAR (2003). Ciencias Psicológicas, V(1),83-115.[fecha de Consulta 19 de Mayo de 2021]. ISSN: 1688-4094. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=459545427008
  • Ribeiro, Fernanda, & dos Santos, Paola L., & Cazassa, Milton J., & da Silva Oliveira, Margareth (2014). Esquemas Desadaptativos Tempranos y Síntomas Depresivos: Estudio de comparación intergrupal. Revista Argentina de Clínica Psicológica, XXIII(3),15-22.[fecha de Consulta 19 de Mayo de 2021]. ISSN: 0327-6716. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=281943266003