Terapia de integración del ciclo vital para sanar tu niño interior

A través de la terapia de integración vital se busca ayudar al paciente a rescribir su historia y a dar otro significado a los traumas del pasado. ¿En qué consiste?
Terapia de integración del ciclo vital para sanar tu niño interior
Maria Fatima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fatima Seppi Vinuales.

Última actualización: 05 julio, 2022

¿Por qué repetimos una y otra vez las mismas conductas, aunque sepamos que nos hacen mal? ¿Por qué siempre terminamos en las mismas relaciones? No existen respuestas únicas a estas preguntas, pero lo cierto es que son un eje central para la psicología. Una de las formas de abordarlo es la propuesta de la terapia de integración del ciclo vital. Te contamos en detalle de qué se trata.

Sobre la infancia y su influencia en el desarrollo

La infancia es un momento clave en la vida de todas las personas. En dicha etapa nos encontramos en un estado de dependencia casi total, que vamos abandonando —paradójicamente de la mano de otros— a lo largo del tiempo.

Aprendemos a conocernos, a desarrollar nuestras capacidades, a crear recursos. Por eso, lo que recibimos de nuestro entorno nos influencia y atraviesa de un modo tan particular.

Sin embargo, a veces las condiciones son adversas y la infancia transcurre en un entorno complejo; carencia de afecto, situaciones de vulnerabilidad, negligencia, ausencia de adultos referentes, accidentes o situaciones traumáticas.

Para afrontar y resolver estos problemas, es posible implementar la terapia de integración del ciclo vital. Se trata de una medida terapéutica que ha demostrado ayudar a sanar el cuerpo y la mente sin retraumatizar o agudizar el sufrimiento derivado del pasado. Veamos.

Sobre la infancia y su influencia en el desarrollo
Los traumas vividos en la infancia pueden derivar trastornos psicológicos en la edad adulta. Por eso, es importante abordarlos.


Terapia de integración del ciclo vital: ¿en qué consiste?

La terapia de integración vital es una técnica que se emplea para guiar al paciente hacia recuerdos del pasado que pueden estar sosteniendo y manteniendo el problema actual. Así, se trata de orientarlo a proponer una lectura alternativa a dicha situación, resignificándola. Fue propuesta por Peggy Page en el año 2002.

Toma aportes desde diferentes teorías; entre ellas, los avances de la neurociencia. Es así como plantea que trabajar con los recuerdos permitirá modificar las conexiones neuronales disfuncionales que se establecieron ante una situación de trauma.

Uno de los objetivos de este tipo de terapia se refiere a la integración neuronal. Es decir, lograr que la persona «haga parte de sí» aquella experiencia dolorosa y que le genera malestar, en lugar de emplear defensas y toda su energía para tratar de evitar dicha situación.

En esta línea, trabaja muy de cerca con las emociones, con la posibilidad de reconocerlas y hacerse cargo de ellas, en especial cuando se manifiestan ante ciertas escenas. Por eso mismo, también es una terapia que concede al paciente un rol activo, protagónico y esencial para resolver su conflicto.

Las personas pueden adoptar una postura y tomar decisiones; hay que ayudarlas a reconocer sus recursos. A su vez, se busca que el paciente pueda dejar las conductas defensivas, aquellas desarrolladas frente a su vivencia del pasado. De esta manera, puede elegir qué herramientas o qué decisiones tomar.

Por último, la autora de esta técnica destaca que la misma no es retraumatizante. Cuando esto sucede, las conexiones neuronales en torno al suceso se fortalecen. Por el contrario, el uso de dicha terapia permite desarrollar resiliencia sobre la situación que genera malestar.

¿Cómo funciona la terapia de integración del ciclo vital?

La implementación de la terapia de integración del ciclo vital puede mejorar de forma significativa la calidad de vida y la salud mental de aquellas personas que sufren por un hecho traumático de la infancia. Pero, ¿cómo se logra esto? Veamos de manera simplificada cómo funciona.

Racconto de los recuerdos

Es decir, se trata de la reconstrucción de los hechos, de apelar a los acontecimientos y recuerdos del pasado. Implica la construcción de una línea del tiempo sobre la propia vida. Por ejemplo, se puede pedir a la persona que mencione algunos acontecimientos significativos por cada año.

Para lograr estos objetivos, se emplea la técnica de «protocolo de nacimiento». Con ella, se pide al consultante que se imagine a sí mismo sosteniendo a un bebé en brazos. Se le indica que se imagine que le habla, que lo mece y que le hace cariños.

De este modo, se apunta a que experimente sentimientos de cuidado. Además, pretende fortalecer el reconocimiento y el amor propio para incrementar la autoestima. 

Afrontamiento y creación de nuevos recursos

La primera respuesta que fuimos capaces de dar frente a una situación dolorosa fue de defensa, de reacción a una amenaza. La misma quedó cristalizada y la repetimos de modo continuo. Sin embargo, un martillo sirve para sacar un clavo, no para pintar ni dibujar.

Con esto queremos decir que debemos ser capaces de buscar respuestas adecuadas a las situaciones y no quedarnos aferrados solo a una. Así, empobrecemos nuestro mundo emocional y nos estancamos en el modo defensivo.

La idea de aplicar la técnica de integración vital tiene que ver con ser capaces de integrar la experiencia, mirarla desde otro lugar y poder cambiar por respuestas más funcionales y en sintonía con nuestro bienestar. Reescribimos nuestra memoria con otros sentidos, otros relatos.

A través de la imaginación y visualización, se aplica la técnica llamada «reparación de escenas del pasado». Con esto, el terapeuta le indica al consultante que acompañe al niño en aquella situación difícil, que lo guíe y que sea su apoyo.

De esta forma, si en la escena aparecía un adulto gritando al niño por haber roto un juguete nuevo, ahora aparecerá de otra manera; puede preguntarle qué pasó, enseñarle a ser más cuidadoso, etcétera.

¿Cómo funciona la terapia de integración del ciclo vital?
La terapia de integración del ciclo vital tiene como objetivo ayudar a sanar al niño interior.

¿En qué casos se puede usar la terapia de integración del ciclo vital?

La terapia de integración del ciclo vital es un recurso que puede aplicarse en una amplia variedad de trastornos psicológicos. Los más frecuentes son los siguientes:

  • Trastornos de ansiedad.
  • Estrés postraumático.
  • Trastornos de la conducta alimentaria.
  • Problemas somáticos.
  • Trastornos disociativos.
  • Trastornos del apego.


Mirar el pasado, desde el presente

La terapia de integración del ciclo vital nos permite pensar a las personas de manera completa y compleja, con una historia y una trayectoria que forman parte de su esencia. El paciente no sale «de la nada»; pretende trabajar y reprocesar los recuerdos para darles otro significado.

Es una oportunidad de empoderarse y volverse protagonistas  —ahora sí y de una vez por todas— de una situación que ha generado daños. Es una forma de «reescribir» el día a día.

Te podría interesar...
12 signos que indican que estás reprimiendo tus emociones
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
12 signos que indican que estás reprimiendo tus emociones

Tener respuestas uniformes o estar todo el tiempo ocupado son algunas de las señales que indican que estás reprimiendo tus emociones.



  • Ruiz, E. D., & Valdivieso, C. U. (2002). Psicología del ciclo vital: hacia una visión comprehensiva de la vida humana. Revista Latinoamericana de psicología1(1), 17-27.
  • Siegel, Daniel J. 1999. La Mente en Desarrollo: Cómo interactúan las Relaciones y el Cerebro para modelar nuestro ser. Bilbao, Desclee de Brower, 2007.
  • Rensch C, Kwee J, Rossen L, McDonald M. Lifespan Integration Therapy with Trauma-Exposed Children: a Hermeneutic Single Case Efficacy Study. J Child Adolesc Trauma. 2021 May 29;14(3):401-413. doi: 10.1007/s40653-021-00359-9. PMID: 34471457; PMCID: PMC8357884.
  • Vera Poseck, Beatriz, & Carbelo Baquero, Begoña, & Vecina Jiménez, María Luisa (2006). La experiencia traumática desde la psicología positiva: resiliencia y crecimiento postraumático. Papeles del Psicólogo, 27(1),40-49.[fecha de Consulta 2 de Julio de 2022]. ISSN: 0214-7823. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=77827106