¿Qué es la terapia recreativa y cuándo se recomienda?

La terapia recreativa tiene un campo muy vasto de aplicación, desde personas con alguna discapacidad hasta aquellos que sufren de un cuadro de depresión. ¡Conócela!
¿Qué es la terapia recreativa y cuándo se recomienda?
Maria Fatima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fatima Seppi Vinuales el 23 agosto, 2021.

Última actualización: 23 agosto, 2021

La terapia recreativa es una propuesta que implica el abordaje psicológico y de otros aspectos a través del involucramiento de los pacientes en actividades lúdicas. Sus comienzos se remontan al período de posguerra, cuando se buscaba contener y dar alivio a quienes habían estado implicados en la batalla.

Sin embargo, con el tiempo demostró los beneficios de hacer extensiva su aplicación en otros ámbitos y con otro tipo de pacientes. Veamos en detalle de qué se trata.

¿Qué es la terapia recreativa?

La terapia recreativa se refiere al conjunto de intervenciones diseñadas y planificadas que emplean la recreación y el ocio como herramientas para el abordaje de diferentes objetivos terapéuticos. Está orientada a cubrir las necesidades y mejorar la calidad de vida de personas que tienen algún tipo de discapacidad, enfermedad o situación incapacitante. No obstante, también se emplea para acompañar a adultos mayores en un envejecimiento activo y positivo.

Actualmente, su aplicación se encuentra más extendida. Por ejemplo, también se la usa como un modo preventivo para evitar la pérdida de capacidades físicas, en casos de personas que hayan sufrido alguna lesión o pacientes pediátricos. También se recomienda para enfermos con estrés y cuadros de depresión.

La terapia está enfocada desde la promoción de la salud, por lo que no solo contribuye a fomentar el desarrollo de buenos hábitos, sino que también puede prevenir la aparición de enfermedades.

Las actividades empleadas cubren un amplio abanico de opciones, que van desde la pintura, la música y el deporte, hasta todas aquellas que puedan interesar al paciente. Es decir, sus pilares fundamentales son el ocio y la recreación.

La terapia recreativa trabaja sobre la complejidad del caso, orientándose a las mejoras en todos los ámbitos: emocionales, cognitivos, físicos. Puede indicarse tanto a nivel grupal como de manera individual.

Terapia recreativa para niños.
Los pacientes pediátricos pueden aprovechar los beneficios de la terapia recreativa.


¿Cuándo se recomienda?

Se recomienda la terapia recreativa para el abordaje de todas aquellas personas que encuentren alguna dificultad debido a la presencia de una discapacidad o enfermedad limitante. Puede ser la existencia de una lesión, así como también el apoyo para un envejecimiento activo.

De este modo, se apunta a que la persona no solo conecte con propuestas placenteras, sino que también pueda continuar integrada a la comunidad. Incluso, muchas de las actividades permiten un espacio de encuentro entre la persona afectada y su familia. De este modo, los miembros pueden vincularse de una nueva forma.


Te puede interesar: Terapia EMDR: cómo funciona


Beneficios y objetivos

La terapia recreativa ofrece numerosos beneficios a la salud mental, entre los que se pueden mencionar los siguientes:

  • Le permite a la persona conectarse con aquello que sí puede realizar, con el disfrute, con lo positivo y no con las limitaciones o con lo negativo de la enfermedad o de la situación de discapacidad. Esto permite una mayor adherencia al tratamiento.
  • Se trabaja sobre su autonomía y, en consecuencia, con impacto en una mejora de la autoestima.
  • Los pacientes también se vuelven más activos y comprometidos en su proceso de mejora.
  • Permite un abordaje integral de la salud, entendiendo a la misma no solo como los aspectos físicos o mentales, sino como ambos, interactuando en conjunto.
  • Como muchas de las actividades se realizan en grupo o junto a otras personas, se promueve una mayor integración con la sociedad y se fortalece el sentido de lo comunitario.

¿Quién está a cargo de la terapia recreativa?

La terapia recreativa suele llevarse a cabo de la mano de un equipo interdisciplinario de profesionales de la salud, quienes diseñan el abordaje y preparan las actividades. También son quienes monitorizan las mismas. Por ejemplo, la intervención puede haber sido diseñada por un psicólogo, pero participan musicoterapeutas y profesores de educación física.

No obstante, en algunos países existe la figura del terapeuta recreativo, que es quien orienta la planificación y puede valerse de la ayuda de otros profesionales. Por ejemplo, al diseñar una rutina de ejercicio para un adulto mayor, busca la colaboración de un entrenador.

En cualquier caso, es importante comprender que se trata de mucho más que recreación. Al tener una pieza terapéutica fundamental, posee objetivos claros y delimitados.

Más allá del ocio, la participación en la actividad tiene un objetivo, como podría ser la adquisición de determinadas habilidades sociales. Por ello deben intervenir profesionales.

Actividades que se pueden realizar

La terapia recreativa permite la combinación de múltiples actividades. La clave está en que deben resultar interesantes para el paciente; por eso se busca hacerlo partícipe e incluir sus motivaciones y deseos al planificar el programa.

Algunas de las empleadas tienen que ver con la música, el teatro, la actividad física y deportiva, el baile, la pintura y el dibujo, las manualidades y las artesanías. También se incluyen actividades culturales, como visitas a museos.

Clase de baile para una terapia recreativa.
Las clases de baile programadas y con objetivos terapéuticos pueden servir en la terapia recreativa.

El paciente por delante de la técnica en la terapia recreativa

Por sobre cualquier dogmatismo teórico o terapéutico, lo más importante siempre será el paciente y su bienestar. Por eso es necesario elegir aquel abordaje que se adecua a su padecimiento, a sus recursos y condiciones. Cuando esto no sucede, se puede generar frustración.

También es necesario conocer al paciente, explorar cómo se siente, cuáles son sus intereses, sus temores y preocupaciones. Así se podrán trabajar dichos aspectos y lograremos que se sienta a gusto.

Sin dudas, el uso del tiempo de recuperación y del tiempo libre puede contribuir a mejorar el estado de ánimo de las personas implicadas y de quienes forman parte de su entorno. Es una herramienta más de las que disponen los equipos de salud.

Te podría interesar...
¿En qué consiste la terapia cognitiva basada en la atención plena?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿En qué consiste la terapia cognitiva basada en la atención plena?

La terapia cognitiva basada en la atención plena reúne las técnicas del enfoque cognitivo y del mindfulness para reducir las recaídas en la depresi...



  • Martín del Cañizo, M. (2015). Manejo del dolor a través del juego. Revisión Sistemática.
  • Medrano Lanazca, N. G. (2018). Efectividad de la Terapia No Farmacológica en la mejora de síntomas de la demencia y la calidad de vida en pacientes adultos mayores.