Tercer trimestre de embarazo: todo lo que debemos saber

En el tercer trimestre de embarazo la atención se enfoca principalmente en el parto. Lo más conveniente es informarse bien al respecto y disfrutar de forma relajada de este extraordinario momento de la vida.
Tercer trimestre de embarazo: todo lo que debemos saber
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 10 julio, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 10 julio, 2021

Última actualización: 10 julio, 2021

El tercer trimestre de embarazo marca el comienzo de la recta final. Lo usual es que toda la atención esté enfocada en el parto que está cerca. Es una etapa en la que la madre y el bebé siguen aumentando de tamaño y peso, lo cual puede llegar a ser incómodo.

Durante los tres meses anteriores el bebé ha completado su desarrollo básico. También, en la mayoría de los casos, han ido desapareciendo algunos síntomas incómodos como las náuseas matutinas. Con el tercer trimestre de embarazo vienen cambios lentos, pero importantes.

En el papel, el tercer trimestre del embarazo va desde la semana 28 hasta la semana 40. Sin embargo, al llegar a la semana 39 se considera que el embarazo está a término. Asimismo, no es raro que la etapa se extienda hasta la semana 42.

Cambios en el séptimo mes

Epilepsia y embarazo: todo lo que necesitas saber
Durante el tercer trimestre de embarazo, el bebé gana peso y crece en talla.

Durante el séptimo mes hay varios cambios notables. En esta etapa es importante informarse bien acerca de los signos de un parto prematuro para que la madre esté lista a tomar acciones dado el caso. ¿Qué ocurre durante esta parte del tercer trimestre de embarazo? Lo veremos enseguida.

Semana 28

El evento más importante de la semana 28 es que el bebé ya puede abrir los ojos e, incluso, distingue los cambios de luminosidad en el ambiente. Las pestañas ya están formadas. El sistema nervioso central puede controlar el ritmo de la respiración y la temperatura del bebé.

Semana 29

Durante la semana 29, que corresponde al tercer trimestre de embarazo, no hay grandes cambios. Sin embargo, en este punto se hacen más definidas algunas de las habilidades que el bebé había desarrollado antes: estirarse, patear y hacer movimientos de sujeción.

Semana 30

Comienzan a formarse los glóbulos rojos en la médula ósea del bebé. En el segundo trimestre había desarrollado una fina capa de vello, llamada «lanugo», que le cubría el cuerpo. Ahora ese vello comienza a desprenderse. Algunos bebés nacen con algunos parches de este en hombros, orejas y espalda, pero la mayoría no. El pelo normal de la cabeza comienza a crecer.

Semana 31

Con la semana 31 termina el séptimo mes de la gestación. El cerebro madura y crece con rapidez. Tiene el control pleno sobre la temperatura corporal. Por lo tanto, el bebé ya no depende del líquido amniótico para tales efectos. El desarrollo avanza.

Cambios en el octavo mes

El segundo mes del tercer trimestre de embarazo no es una etapa de grandes cambios. El bebé continúa su proceso, crece y aumenta de peso. Cada vez está más listo para llegar al momento final: su nacimiento. Veamos lo que ocurre, semana a semana.

Semana 32

En la semana 32 no hay cambios significativos. Sigue cayendo el vello que ha cubierto la piel del bebé, o «lanugo». Las uñas de los pies se distinguen con claridad. Continua el crecimiento y el aumento de peso. Si la madre diese a luz en este momento, el bebé tendría buenas probabilidades de sobrevivir.

Semana 33

El cambio más visible en esta semana se produce en los ojos. Ahora las pupilas pueden expandirse o contraerse de acuerdo con los cambios de luz. Los huesos cada vez son más compactos, aunque en el cráneo siguen siendo blandos y flexibles. Los pulmones ya están casi formados del todo.

Semana 34

Esta es una semana importante, ya que, por lo general, es el momento en que el bebé comienza a girar su cuerpo en preparación para el parto. Queda con la cabeza abajo. Si esto no ocurre, es posible que el médico dé instrucciones para intentar colocarlo en la posición correcta o que recomiende prepararse para una cesárea.

Semana 35

Las uñas de las manos y de los pies ya llegan hasta la punta de los dedos. Asimismo, la piel del pequeño se ha vuelto menos rugosa y más suave. Los brazos y las piernas comienzan a adquirir una apariencia regordeta. Tiene menos espacio en el útero y es posible que sus movimientos disminuyan y sean más fuertes y bruscos.

Cambios en el noveno mes

El último mes del tercer trimestre de embarazo marca el final de la gestación. Los cambios ahora van a ser mucho más lentos. Ha llegado el momento del parto y por fin los padres podrán darle la bienvenida a su pequeño.

Semana 36

El bebé ha ido acumulando grasa en su cuerpo y, por eso, ahora sus mejillas se verán regordetas. Los músculos de su rostro se han hecho más fuertes, ya que los necesitará para succionar la leche cuando nazca. Se mueve menos, pero todavía se sienten sus meneos, estiramientos y rotaciones.

Semana 37

El bebé crece de forma significativa. Se estima que aumenta unos 12 gramos de peso por día. Ya ha desarrollado mucha más coordinación y es por eso que presenta un agarre firme con sus manos. Asimismo, lo usual es que si hay una luz brillante él gire su cabeza hacia ella dentro del útero.

Semana 38

En esta parte del tercer trimestre de embarazo el tamaño de la cabeza del bebé es más proporcionado en relación con el resto del cuerpo. Ha perdido casi todo el «lanugo» de su piel. Si es varón, los testículos ya han descendido al escroto; si es niña, ya tiene formados por completo sus genitales. Su crecimiento se hace un poco más lento.

Semana 39

En esta semana se considera que el embarazo ya ha llegado a término. El bebé continúa creciendo, y seguirá haciéndolo por los próximos años, pero ya está listo para nacer. Del «lanugo» queda muy poco y de la grasa que cubría su cuerpo, o «vérnix», resta solo lo necesario para mantener su temperatura cuando llegue al mundo exterior.

Semana 40

Es momento de que el bebé nazca, pero también hay muchas madres que deben esperar un par de semanas más. El proceso de parto también varía mucho de una mujer a otra. El bebé experimenta unas increíbles transformaciones al momento de nacer.

Los huesos de la cabeza se comprimen para que pueda pasar por el canal de parto. Cuando sale de allí, el médico retira la mucosidad de su nariz y su boca. Luego, vendrá el ansiado primer llanto. En ese momento los pulmones del bebé se expanden y cambian de repente para recibir el oxígeno.

Lo usual es que pongan al bebé sobre el vientre de la madre, mientras le cortan el cordón umbilical. Luego, es momento de darle un beso y con él la bienvenida al mundo.

Cambios en la madre durante el tercer trimestre de embarazo

El embarazo, esa unión mágica con un ser que amamos pero aún no conocemos
El aumento de peso trae consigo algunas molestias como el incremento de la necesidad de orinar y los problemas para dormir.

Durante el tercer trimestre de embarazo el gran tamaño que ha alcanzado el bebé puede causarle incomodidades a la madre para dormir. También es posible que haya dificultad para respirar profundamente. Sin embargo, hay madres que no sienten ninguna molestia.

Los principales cambios para la madre en esta etapa son los siguientes:

  • Aumento en la frecuencia de la micción.
  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Hinchazón en las manos, los tobillos y el rostro por la retención de líquidos.
  • A veces hay disminución de la presión arterial.
  • El cabello se siente más grueso.
  • A veces crece vello en los brazos, las piernas y el rostro porque las hormonas estimulan los folículos pilosos.
  • Contracciones de Braxton-Hicks, o «parto falso», de forma más regular.
  • A veces se incrementan los calambres en las piernas.
  • Es posible que aparezcan estrías en los pechos, los muslos y las nalgas.
  • Es frecuente que gotee calostro de los pezones.
  • Piel seca y picor, en especial en el abdomen.
  • Disminución de la libido o del deseo sexual.
  • Las áreas oscuras de la piel del rostro pueden verse aún más pigmentadas.
  • Es posible que se mantengan el estreñimiento y la acidez.
  • Aumenta la secreción vaginal con moco.
  • A veces persiste el dolor de espalda e, incluso, puede aumentar, al igual que las hemorroides.
  • Las venas varicosas pueden causar molestias o agravarse.

Consejos generales en el tercer trimestre de embarazo

Durante el tercer trimestre de embarazo habrá una consulta prenatal cada dos semanas hasta la semana 36. De ahí en adelante, la consulta va a ser semanal. También se hará una prueba para comprobar si hay infección por estreptococos del grupo B.

Es más que recomendable tomar clases de preparación para el parto, idealmente con la pareja. Es muy importante informarse bien y despejar todas las dudas que subsistan al respecto. En particular, es relevante familiarizarse con los signos de parto.

Se debe mantener una dieta saludable y hacer ejercicio suave o dar un paseo todos los días. También es tiempo de preparar todo para la llegada del bebé. Esto incluye comprar su ropa e implementos básicos, preparar su cuna, etc.

Lo más habitual es que el baby shower se haga en el tercer trimestre de embarazo. Es un momento para disfrutar y compartir la alegría por la llegada de un nuevo hijo. Conviene descansar y permanecer tranquila y relajada.

El descanso es fundamental durante el tercer trimestre de embarazo

El tercer trimestre del embarazo es un tiempo para descansar tanto como sea posible y dormir a pierna suelta. Es muy buena idea dar paseos al aire libre con frecuencia. El contacto con la naturaleza es relajante y hace mucho bien.

El parto suele suscitar temores, en especial en las madres primerizas. Una buena información y conversar sobre el tema con otras madres ayuda mucho a disipar temores. Comienza una etapa maravillosa y hay que disfrutarla.

Te podría interesar...
¿Cuáles son los ciclos del embarazo?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuáles son los ciclos del embarazo?

Los ciclos del embarazo comprenden los 9 meses en los cuales el embrión evoluciona hasta su completo desarrollo. Conoce cuáles son en este artículo...



  • Cajal, C. L. R. Y., & Martínez, R. O. (2001). Respuesta de la pupila fetal en las anomalías del sistema nervioso. Progresos de Obstetricia y Ginecología, 44(8), 333-339.
  • Rincón, E. V., Villasmil, E. R., Cepeda, D. T., Montilla, J. M., Villasmil, N. R., Ramírez, A. F., & Tapia, M. R. (2017). Disminución de los movimientos fetales y resultante perinatal en embarazos a término. Avances en Biomedicina, 6(2), 98-104.
  • González-Vargas, D. J., Vásquez-Garibay, E. M., Romero-Velarde, E., Rolón-Díaz, J. C., Troyo-Sanromán, R., & de Jesús Hidalgo-Ornelas, J. (2014). Composición corporal y perfil de lípidos en mujeres en el tercer trimestre del embarazo. Ginecología y Obstetricia de México, 82(12), 807-815.