Test de Apgar del recién nacido: qué es y para qué sirve

Antes de que fuera diseñado el test de Apgar había muchos recién nacidos que morían. Esto se debía a que, aún sin estar enfermos, tenían ciertas dificultades durante el parto, o al momento de nacer que se detectaban de forma tardía.
Test de Apgar del recién nacido: qué es y para qué sirve
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 09 julio, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 09 julio, 2021

Última actualización: 09 julio, 2021

El test de Apgar es la primera de las valoraciones que se le hace a un bebé al momento de nacer. Esta y otras pruebas permiten establecer si está bien o presenta algún problema que deba atenderse.

El test de Apgar fue creado por Virginia Apgar, una anestesióloga estadounidense, en 1953. Pronto se convirtió en una herramienta indispensable, pues ayudó a reducir la mortalidad neonatal. También sentó las bases para la neonatología moderna.

En la actualidad, todos los recién nacidos deben ser sometidos al test de Apgar. Este se lleva a cabo un minuto después del nacimiento y se repite cinco minutos más tarde. De allí resulta un puntaje que permite saber si el bebé está bien o no.

¿En qué consiste el test de Apgar?

Bebé siendo auscultado
Tras el parto, se realiza el Test de Apgar para determinar el estado de salud del recién nacido.

El test de Apgar es una valoración que se le hace a los recién nacidos. El objetivo es detectar posibles problemas de una forma rápida y sin molestias para el bebé. Lo que se busca con este examen es atender al instante al recién nacido, si lo requiere.

En particular, el test de Apgar se realiza para determinar si el bebé tiene problemas cardiacos o necesita de ayuda para respirar con normalidad. Se hace por primera vez a un minuto del nacimiento para comprobar si salió bien del proceso de parto.

La prueba se repite cinco minutos después para verificar que se esté adaptando bien al nuevo ambiente en el que ahora está. En algunas ocasiones, si hay dudas, se realiza una tercera prueba 10 minutos después del alumbramiento.

Lo usual es que los primeros resultados arrojen cifras bajas, mientras que en los segundos aparecen ya normales. Esto es más habitual en los casos de un parto complicado, una cesárea o un nacimiento prematuro.

¿Qué se mide durante la prueba?

El test de Apgar mide cinco variables. Cada una de ellas recibe una puntuación de 0 a 2 puntos, que luego se suman. Por lo tanto, la máxima puntuación que puede recibir un bebé es de 10, aunque esto es muy poco común.

Aunque la palabra «Apgar» es el nombre de la médica que elaboró el test, también se ha convertido en un acrónimo para facilitar la práctica de la prueba. Así las cosas, cada letra hace referencia a una de las variables que se examinan, como se ve enseguida:

  • A: Actividad / Tono muscular
  • P: Pulso / Frecuencia cardiaca
  • G: Respuesta refleja (Grimace en inglés)
  • A: Aspecto (color de la piel)
  • R: Respiración

A cada variable se le asigna una puntuación, de acuerdo con los siguientes criterios:

A: Actividad / tono muscular

  • 0 puntos: flojo o flácido.
  • 1 punto: si las extremidades están flexionadas.
  • 2 puntos: cuando hay movimiento activo.

P: Pulso / frecuencia cardíaca

  • 0 puntos: No hay.
  • 1 punto: hay menos de 100 latidos por minuto.
  • 2 puntos: hay más de 100 latidos por minuto.

G: Respuesta refleja

  • 0 puntos: no hay.
  • 1 punto: hay movimiento facial y respuesta con estimulación.
  • 2 puntos: el bebé tose o estornuda, llora y retrae el pie si hay estimulación.

A: Apariencia

  • 0 puntos: la piel se ve azul, gris azulado o pálida en todo el cuerpo.
  • 1 punto: el aspecto es rosado, pero las extremidades son azules.
  • 2 puntos: el bebé está sonrosado en todo el cuerpo.

R: Respiración

  • 0 puntos: no hay.
  • 1 punto: el llanto es débil e irregular.
  • 2 puntos: el llanto es regular y potente.

¿Cómo se interpretan los resultados?

Bebé en el pediatra
La prueba se realiza dos veces: tras el nacimiento y pasados 5 minutos.

El test de Apgar solo sirve para establecer el estado de salud del bebé al momento de nacer, pero no determina cómo será su salud de ahí en adelante. Como se indicó antes, el puntaje se establece en cada ítem y luego se hace una suma.

Para la prueba que se hace a un minuto de nacimiento, lo usual es que la puntuación total sea de 7 a 9. Lo más habitual es que la puntuación suba cuando se hace la prueba a los cinco minutos. En todo caso, una puntuación superior a 7 se considera normal.

Si la puntuación está en un rango de 5 a 7 en el primer minuto es posible que requiera de algunas maniobras de enfermería para que se estabilice. No significa que el bebé esté enfermo, sino que quizá necesita de ayuda para estabilizarse.

Si la puntuación es de 4, aún es probable que el bebé esté bien, pero necesite de reanimación. Esto es relativamente frecuente en los partos complicados. Cuando el puntaje es inferior a 4, significa que hay problemas y requiere atención médica de urgencias.

¿Qué puede significar un resultado anormal?

En la mayoría de los casos, una puntuación baja en el test de Apgar es consecuencia de un parto difícil, una cesárea o de residuos de líquido en las vías respiratorias del bebé. Dependiendo del caso, el pequeño puede requerir de alguna de las siguientes medidas:

  • Administración de oxígeno.
  • Limpieza de las vías respiratorias.
  • Estimulación física para que el latido del corazón sea más adecuado.

Es muy importante hacer hincapié en que un resultado anormal en el test de Apgar no significa que el niño haya nacido enfermo o que vaya a tener problemas de salud más adelante. Esta prueba no puede predecir nada hacia el futuro.

El test de Apgar valora el estado de salud general del bebé

El test de Apgar es solo una de las pruebas que se le practica al bebé al momento de nacer. No está diseñada para establecer el estado de salud general del recién nacido, sino para detectar rápidamente cualquier situación que requiera de atención inmediata.

La mayoría de los bebés que puntúan bajo en el test de Apgar responden muy bien a las maniobras o procedimientos que se les aplican. Por lo tanto, esta prueba se debe asumir como un indicador parcial y relativo.

Te podría interesar...
La necesidad de los controles médicos en tu bebé
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
La necesidad de los controles médicos en tu bebé

Los controles médicos en tu bebé comienzas el día de su nacimiento hasta que se hace adulto. Aquí te dejamos las evaluaciones básicas y su importan...



  • Alfredo y Quero García-Alix, J. (2012). Tono y fuerza muscular. Generalidades: Evaluación neurológica del recién nacido. Ediciones Díaz de Santos.
  • Alvarado, G., Martínez, I., Solís, M., Plaza, M., Gómez, D., Mandujano, M., & Sánchez, C. (2009). Los reflejos primitivos en el diagnóstico clínico de neonatos y lactantes. Revista de Ciencias Clínicas, 9(1), 15-26.
  • Hübner, M. E., & Juárez, M. E. (2002). Test de Apgar: Después de medio siglo ¿sigue vigente? Revista médica de Chile, 130(8), 925-930.
  • Congreso de Pediatría 2019. Dra María Teresa Sepúlveda. Tono Muscular del Recién Nacido. https://www.sap.org.ar/docs/congresos_2019/Neonatolog%C3%ADa/Jueves/Sepulveda_Amiel_Tison.pdf
  • Arq. Bras. Cardiol. 96 (6) Jun 2011. Variabilidad de la frecuencia cardíaca en neonatos prematuros y de término. https://www.scielo.br/j/abc/a/vCXyrhPxvzTwnxVRZcNYwbR/?lang=es